jueves, 8 de diciembre de 2022

Out 27: Piratas montan el último barco

Dos excelentes actuaciones de los lanzadores Javier Vázquez y Héctor Mendoza guiaron a los Piratas de Isla de la Juventud a un triunfo 5-3 sobre los tigres de Ciego de Ávila...

Joel García León en Tribuna de La Habana 11/04/2015
0 comentarios

Dos excelentes actuaciones de los lanzadores Javier Vázquez y Héctor Mendoza guiaron a los Piratas de Isla de la Juventud a un triunfo 5-3 sobre los tigres de Ciego de Ávila y de esta manera consiguieron un empate sensacional a tres triunfos en el play off final de la 54 Serie Nacional de Béisbol, el cual concluirá este sábado en el estadio José Ramón Cepero.

Los pineros arrancaron delante frente a un Alaín Sánchez que se complicó demasiado en la primera entrada, tras el hit de Julio Pablo Martínez, base robada y un polémico boleto intencional a Luis Felipe Rivera que dejó la escena lista para cañonazo de Rigoberto Gómez –regresado a la alineación- y doblete de Jorge Luis Barcelán.

Como si fuera poco y quisieran demostrar que venían decididos a extender la final a un séptimo juego, dos carreras más anclaron en la pizarra en el segundo, tras imparables consecutivos de Alfredo Rodríguez, Julio Pablo y Dainier Gálvez y par de fly de sacrificios de Michel Enríquez y Luis Felipe.

Los tigres avileños amenazaron en el propio capítulo inicial al aprovechar el descontrol del abridor Darién Núñez – tiró 13 bolas en 19 envíos-; pero un doble play de leyenda salvó la situación y el relevista Javier Vázquez comenzó a tejer una actuación que nunca olvidará, pues apenas dejó en dos hits –el primero un jonrón de Yeniet Pérez en el tercero- a la fuerte artillería rival, algo que no había ocurrido en esta final.

Cumplida su labor y tras un boleto a Yorbis Borroto en el séptimo, la alta dirección de los Piratas no lo dudó dos veces para traer a su hombre grande para cerrar, Héctor Mendoza, quien liquidó la amenaza con par de ponches y recibió luego en el noveno el respaldo de sus compañeros con la bien conocida “puntilla”, tras boleto a Luis Felipe, wild pitch de Vladimir García e indiscutible de Rigoberto Gómez.

Vencido los 30 lanzamientos que lo dejaban sin opciones de ser usado en el juego final, Mendoza salió del volcán en que se convirtió el noveno inning con escón de ponches, el último de ellos ante Osvaldo Vázquez con dos hombres en circulación, tras el hit impulsor de dos carreras de Yoelvis Fiss, quien salió así de un largo slump en los últimos cinco juegos.

El festejo entonces por parte de los visitantes no se hizo esperar, aunque su corrido de bases volvió a mostrar muchas fallas, su capitán Michel Enríquez solo pudo remolcar una carrera a pesar de venir siempre con hombres en posición anotadora y otra vez fue desafortunada la apertura de un abridor.

En el caso de los tigres de Roger Machado, la merma ofensiva en todo el partido, las jugadas increíbles como el toque de bola con Osvaldo Lavandera en el segundo inning con dos hombres en base sin out; y los doce hombres dejados en circulación parecieron sentenciarlos a un séptimo desafío, donde volverán a verse las caras en el box Yoalkys Cruz por los Piratas y Yander Guevara por los anfitriones.

Aunque la expectativa y las emociones serán altas, más allá incluso de los dos territorios que están discutiendo el título, la ventaja anímica parecen tenerla ahora los pineros, en tanto la historia muestra que la mayoría de los ganadores del sexto desafío resultan a la postre los campeones.

Durante la conferencia de prensa al término del partido, a la cual no asistió el mentor avileño por sentirse indispuesto, su representante Mario Vega reconoció parte de los errores e insatisfacciones del encuentro, al tiempo que ratificó que saldrán este sábado por su segunda corona como mismo lo hizo la generación que lo logró en la edición 51.

Por su parte, José Luis Rodríguez Pantoja, valoró el desempeño de los muchachos como un escalón más en las aspiraciones de ser campeones. “Ya no es un sueño, es posible y así vamos a buscarlo mañana”.


Joel García León


Deja tu comentario

Condición de protección de datos