jueves, 25 de abril de 2024

Osleni Guerrero: “Tengo la misión de perfeccionar mi juego”

Osleni Guerrero acaba de proclamarse subcampeón del Torneo Panamericano de Bádminton 2012, con sede en Lima, Perú. En el día de su cumpleaños número 24 y en ocasión de su destacada actuación conversó con Cubahora...

Lilian Cid Escalona en Exclusivo 19/10/2012
0 comentarios
Osleni Guerrero 00001
Badmintonista Osleni Guerrero, mejor de Cuba de todos los tiempos.

Osleni Guerrero acaba de proclamarse subcampeón del Torneo Panamericano de Bádminton 2012, con sede en Lima, Perú. El capitalino, que fuera segundo en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, actualmente ocupa el lugar 120 en el ranking mundial, con un total de 13 250 puntos; ubicación que lo consolida como el cubano mejor “rankeado” de todos los tiempos. En el día de su cumpleaños número 24 y en ocasión de su destacada actuación conversó con Cubahora:

“Comencé en la instalación deportiva municipal Ponce Carrasco en Centro Habana, bajo las órdenes del profesor Luis Alberto Lara, que en ese tiempo era el entrenador deportivo de mi especialidad. Él fue quien me descubrió y me captó cuando cursaba la escuela primaria en el centro Rafael Ángel Carini.

“Ahí se enmarca mi debut, al que siempre le atribuyo gran importancia, pues tuve la oportunidad de entrenar siempre con atletas de categorías superiores y eso me ayudó a desarrollarme una mentalidad competitiva”.

—Desde las categorías inferiores se te catalogó como una “promesa” del bádminton en Latinoamérica. ¿Cómo influyó eso en tu desarrollo?

Fue importante porque, el ser consciente de que me veían con perspectivas me animó a salir adelante y mantenerme enfocado en mis objetivos sin pensar en los factores que incidían negativamente en ello. Tuve que superar varios años de preparación defectuosa, y luchar contra obstáculos que me limitaban tanto de entrenar a plenitud como de estabilizar mi preparación para los eventos.

—Subcampeón panamericano en Guadalajara y primer medallista de Cuba en este deporte en el área. ¿Cuán importante fue ese resultado?

Estuve en la edición de los Juegos de Río 2007 y tomé la experiencia con la seguridad de que podía tener un mejor rendimiento. Me propuse que en 2011 podría estar entre los medallistas y para eso trabajé. El conseguir el subtítulo fue un momento de alegría y de mucha emoción. Me siento orgulloso, sé que puedo decir que fui el primer cubano medallista panamericano en mi deporte y eso es muy importante para mí. Además, me llenó de satisfacción en lo personal porque cumplí la promesa que le había hecho a mi madre, un resultado en un evento importante es lo que siempre le quise dedicar.

—¿Qué papel ha jugado la Federación Panamericana en el desarrollo de tu carrera?

La Federación Panamericana, radicada en Perú, ha jugado un papel decisivo en mi carrera. El objetivo fundamental de esta organización en el área es desarrollar atletas con vista a obtener resultados que puedan poner en alto al continente en eventos de primer nivel, tales como los mundiales y los juegos olímpicos. Yo he sido parte de ese programa y este ha potenciado mucho mi formación, porque me ha propiciado el entrenar fuerte y superarme constantemente al estar en contacto con atletas de mucho talento. A su vez, la Federación cubana lleva mucho mérito porque ha trabajado durante muchos años para lograr resultados importantes y en cuanto a mi caso particular siempre he contado con todo el apoyo por parte de ellos.

—¿Cómo describes tu juego?

Las potencialidades de mi juego se centran en tres direcciones: fuerza, rapidez y resistencia. Esos son los elementos fundamentales que han hecho que mi capacidad física sea un eslabón importante ante los contrarios

—¿A cuál de estos factores le sacas más provecho en un partido?

A la resistencia. Acá en nuestro continente son pocos los atletas que se caracterizan por tener una elevada capacidad física y eso me ayuda a aprovecharlo como una ventaja. Es diferente con jugadores asiáticos y europeos, porque tienen otro tipo de preparación y su nivel de juego es mucho más fuerte y exigente.

—¿Qué sensación te llevas del Panamericano que acabas de jugar?

Fue una buena experiencia para mi carrera, un torneo donde el nivel fue estable y los jugadores estuvieron a la altura que se espera para el evento más importante de área. Mi desempeño en este campeonato fue válido y pienso que jugué a un buen nivel, sobre todo estoy satisfecho porque mejoré varios elementos técnicos en los que me debía superar. Me brindó también la oportunidad de ver y conocer a los contrarios.

El guatemalteco Kevin Gordon se ha vuelto tu gran rival; cediste ante él en la final de los Juegos Panamericanos y ahora en el Torneo Panamericano. ¿Hay algo en su juego que no logras descifrar?

Reconozco que Kevin es un buen jugador, ha alcanzado un gran nivel que le ha permitido estar en dos Olimpiadas y en varios campeonatos mundiales. Se me hace difícil, tiene mucha experiencia que le ha dejado el asistir a torneos de clase mundial, yo no he tenido las mismas oportunidades en ese sentido. De todas maneras, aunque no me enfoco en un jugador en específico sino en el rival que me toca según la competición, con Kevin tenemos una especie de guerra particular, una batalla de muchos años en la que él lleva ventajas pero que no está terminada en lo absoluto.

Propósitos y objetivos para este final de 2012 y la temporada siguiente.

—Tengo planificado terminar con los eventos programados y cosechar todos los triunfos posibles con vista a mejorar en el ranking mundial. La próxima temporada será para mí otro año de trabajo, superarme y trabajar en limar las deficiencias que he tenido en esta temporada para que los resultados sean satisfactorios. Avanzar hacia el perfeccionamiento de mi juego es lo más importante en estos momentos.


Compartir

Lilian Cid Escalona

Me gusta contar historias.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos