viernes, 9 de diciembre de 2022

Orlando Ortega y Yarisley Silva abren temporada con lugar en el podio

Cuba sumó dos lugares en el podio tras la primera incursión de sus tres atletas en las competiciones del calendario invernal de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF por sus siglas en inglés)...

Lilian Cid Escalona en Exclusivo 04/02/2012
0 comentarios
Yarisley Silva rusia
Silva hará su segunda salida a la pista el 5 de febrero en la República Checa.

Orlando Ortega y Yarisley Silva merecieron los aplausos al ubicarse primero y tercera, en sus respectivas especialidades. El tercer mosquetero de la delegación cubana a estas lides, y campeón mundial juvenil de 2012 Yordan O´Farrill quedaba fuera de posibilidades al no concluir su carrera en el heat semifinal 1 del Encuentro Internacional Cubierto de Karlsruhe (International Hallen Meeting Karlsruhe).

En dicho escenario, Orlando Ortega se adjudicó el primer lugar de los 60mV con crono de 7.60s, superando al norteamericano Omo Osaghae y al alemán Erik Balnuweit que le escoltaron con idéntico registro de 7.65s.

En la ronda semifinal, el olímpico cubano fijó en 7.54s su marca personal y cabe resaltar que el referido tiempo es el mejor que se consigue en lo que va de temporada en esta distancia.

La pertiguista Yarisley Silva tuvo su primera incursión en Moscú, con un resultado de 4.65m que le valió para situarse en el tercer lugar en la lid conocida como “Invierno Ruso”.

Yarisley hizo su primera salida con 4.46m (2), altura que venció en la segunda tentativa. Después sobrepasó 4.56 (3), 4.61 (2) y los 4.65 (1); intentó en un par de ocasiones el 4.70 antes de renunciar en ir a jugarse su última bala en los 4.75, pero no fructificó.

El lugar más alto en el podio correspondió a la revelación de la pasada temporada Holly Bleasdale, quien concretó 4.75m, al tiempo que la brasileña Fabiana Murer se quedaba con el segundo puesto, con igual registro que la cubana. Murer tomó la delantera a la altura de los 4.61, donde no cometió errores.

Es cierto que ambos resultados, tanto el de Ortega como el de Silva, vistos por sí solos no valen como para que podamos salir ahí fuera a lanzar voladores ya que se deben registrar —y en la pértiga ya se suceden- marcas superiores pero si tomamos como punto de partida el criterio de valorar sobre la base de lo hecho por cada uno de los muchachos en la temporada precedente, vale la pena reconocer su importancia.

El discípulo de Kelvin Antúnez, hasta su primera carrera en Karlsruhe, traía como cota personal el 7.57 conseguida en Metz, Francia (en su sexta carrera) el año anterior. Y ahora abre la contienda superándose; síntoma inequívoco de progreso.

En lo que a Yarisley Silva se refiere, pues salta al ruedo con un 4.65 que mejora en 5 centímetros su primera incursión de 2012; recordemos que comenzó en Bydgoszcz con 4.60m. El concurso que acaba de protagonizar en Moscú es muestra de que vuelve a la carga con la estabilidad y, aunque su preparador Alexander Navas ratificó que, sobre todo, la misión de este periplo invernal se concentra en persistir sobre registros similares -léase 4.60 y 4.65-, no es para nada descabellado pensar en que, cuando avancen los días y la muchacha se haya aclimatado mejor, el record nacional (hoy en su poder y fijado en 4.72m) podría estar colgando de un hilo.

Lo próximo en pista, con presencia nacional, es el “Golden Pole” que organiza la ciudad de Pardubice, República Checa. Para el mitin que tendrá lugar el venidero día 5 de febrero se ha anunciado a Yarisley Silva. Los vallistas, por su parte, continuarán por suelo germano y dirimirán en el PSD Bank Meeting, señalado para el día 8 en Düsseldorf.

HIGHLIGHTS

Entre las notas destacadas de fin de semana se pueden mencionar las otras cuatro actuaciones que, desde Karlsruhe, encaramaron a sus protagonistas en la cima del escalafón universal. Se trata del español Kevin López (1:46.72 en 800m), el estadounidense Bernard Lagat (7:34.71 en 3000m) y de las la etíopes Genzebe Dibaba (4:02.25 en 1500) y Meseret Defar (8:35.28 en 3000 m).

En Moscú, el catarí Mutaz Essa Barshim superó los 2.37m en altura y consiguió la mejor marca en lo que va de año dejando atrás el registro de 2.36m que había logrado Alexei Dimitrik el día anterior en Arnstadt, Alemania.

En Boston, Estados Unidos, la campeona olímpica de Londres, Jennifer Suhr se colocaba a la cabeza del listado mundial del salto con pértiga tras conseguir 4.76 en su primer intento. Posteriormente buscó 4.90, que significaba nuevo récord indoor para su país, pero no pudo concretar la altura.


Lilian Cid Escalona

Me gusta contar historias.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos