lunes, 27 de mayo de 2024

Nuevas polémicas

Gozan de todo el favoritismo los campeones defensores...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 30/10/2015
0 comentarios

Los ambientes que surgen sobre los parqués de baloncesto son diversos y desbaratan las opiniones. Aún es temprano para vaticinar sobre los equipos que pasarán a la Liga Superior de Baloncesto (LSB), pues están en sus primeros compases los Torneos Nacionales de Ascenso (TNA).

Los elencos de Pinar del Río y Capitalinas en la clasificación femenina, así como los de Ciego de Ávila y Capitalinos, en el sector masculino, discutieron la supremacía en la anterior campaña y suscribieron una gran enemistad para esta edición.

Los nóminas de los campeones defensores, Pinar del Río y Capitalinos, poseen jugadores calificados y ello les propicia apretar a sus adversarios durante todo el desenlace. Con ese desempeño garantizan la victoria y la opción de resguardar el aroma que entrega la condición de titular.

Como las muchachitas del Pinar del Río son ordenadas para ejecutar la ofensiva, consistentes para salvaguardar su cesta y estables en la porfía por los rechaces, sus parciales ya le adjudican otro rotundo triunfo. No sueñan, pues en 2014 las discípulas de Armando Pérez conquistaron 26 victorias y dos reveses de cara a su tercer cetro en línea. Pero el triunfo no se merece sino se gana.

En 2014 Capitalinos fue apoyado ampliamente por su afición. Ella ahora les demanda mantener la cima. La tarea no será fácil para el técnico Reinier Panfé y sus asistentes. Los jovencitos tienen la argumentación técnica, pero a veces los jugadores inexpertos soslayan la disciplina táctica.

Las giraldillas recobraron cierta credibilidad. A las alumnas de Ernesto Wright les urge revalidar un sólido ritmo de juego. Esa caracterización les permitirá batallar por el triunfo con nítidas posibilidades.

Al finalizar la controversia de 2014 el técnico dijo: “No puedes darte el lujo de cometer tantos errores frente a un conjunto como Pinar del Río. Es imposible vencerlas si, entre otros detalles, pierdes catorce veces la pelota sin tirar a la cesta y fallas seguros contrataques”.

Quedaron lastimados los búfalos del Ciego de Ávila en la pasada controversia. La plantilla que dirige José Martos está en condiciones de regresar al lujoso escaño. Para alcanzar ese logro —el combinado ocho veces campeón de la Liga Superior y subcampeón en la edición anterior— requerirá de mayores esfuerzos, pues Yoan Luis Haití y William Granda Lewis, dos de sus jugadores principales, están contratados en Argentina y Uruguay, respectivamente.

Y LOS OTROS CONTENDIENTES

Las muchachas de los combinados de Guantánamo, Sancti Spíritus y Santiago de Cuba mantienen sus aspiraciones triunfales. Parece que tanto las guantanameras como las santiagueras sí podrán trastornar planificaciones, eclipsar sueños y limitar sonrisas.

Lamentablemente, las espirituanas atraviesan una situación difícil. Gabriel Alexander Álvarez, director técnico del equipo masculino y asistente del femenino,dijo a los medios locales de comunicación que no contar conYamara Amargo y Marlene Cepeda, sus dos principales estrellas, disminuye un tanto la proyección del elenco. “Yamara juega en el extranjero y Cepeda volvió a lesionarse en una rodilla durante el último partido del preolímpico,” argumentó.

Quizás los colectivos de Camagüey, Villa Clara y Ciego de Ávila exhiban mayores atmósferas en duelas ajenas y se conviertan en una preocupación.

La zona oriental del país carecerá otra vez de atractivos espectáculos de baloncesto. Granma y Las Tunas poseen conjuntos de poca envergadura; y Holguín carece de una formación.

La tríada conformada por los conjuntos de varones Artemisa, Santiago de Cuba y Camagüey, sospecho, reflejarán otra vez su potencial en el tramo inaugural. Y entonces la disputa ofrecerá más equilibrio en los últimos segmentos.

Varias preguntas sobre los muchachos son justas y necesarias antes de que transcurra más tiempo de brega: ¿Regresarán los matanceros a la LSB? ¿Enseñarán los pinareños una marcha similar a la mostrada en el anterior certamen? ¿Despertarán al fin los conjuntos de Guantánamo, Las Tunas, Granma y Holguín?

El baloncesto cubano está inmerso en la urgencia. Necesita prosperar rápido en casa, pues los equipos no deben basar sus fuerzas en los baloncestistas requeridos por franquicias extranjeras.

Además, el nivel cualitativo crece, tanto en las naciones vecinas como en las más distantes. La réplica acertada a sus desempeños es solo mediante un criterio de juego prácticamente inquebrantable.

Asimismo es impostergable que en el venidero cuatrienio los noveles asistan a los escenarios de sus respectivas categorías. Cuba no tiene ubicación en las divisiones inferiores a nivel caribeño, Centroamericano y del Caribe y panamericano. Y esa participación vale para realizar una proyección de la disciplina de cara al futuro internacional.

O para decirlo de otra manera. Acudir a esos foros incrementará el alcance de los conjuntos de mayores, en pos de enseñar una óptima consistencia en las lides del circuito eliminatorio hemisférico.


Compartir

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos