lunes, 5 de junio de 2023

¿Nos montamos en la máquina del tiempo?

Un viaje a Panamá 1970… y otro al año 2020...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 01/03/2020
0 comentarios
Miguelina Cobián-Juegoscentroam-1970
Miguelina Cobián brilló en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Panamá 1970.

Los recuerdos se nos dispararon (debido a una visita importante a La Habana). En casi un abrir y cerrar de ojos nos montamos otra vez en la máquina del tiempo. Nos fuimos primero para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Panamá 1970 (¡hace ya 50 años!). Y después para los de Panamá… ¡en el 2020!

“Hay que atrapar un conejo primero y otro después”, sentencia un sabio refrán. Vamos a aplicarlo otra vez. Entonces comencemos por la visita importante. Estuvo entre nosotros una delegación de ese país, encabezada por Henry Pozo, presidente del Comité Organizador de la cita (del 9 al 24 de junio de 2022).

Llegaron interesados en estrechar la colaboración en temas como el antidopaje (evalúan la posibilidad entre varios de que el nuestro acoja las muestras); la medicina cubana en general; nuestra historia deportiva; apoyo en organización, protocolo e información; experiencias en entrenamientos y fogueo.

Ah, sí, por supuesto… Les interesan técnicos de nuestro país en cinco deportes de combate, en los cuales es muy conocida la fuerza de nuestros compatriotas: boxeo, lucha, judo, taekwondo y kárate. Y también en uno que no lo es: pelota vasca.

SALTO ESPECTACULAR

Entonces se nos dispararon los recuerdos…

Y nos montamos en la máquina del tiempo…

Antes ya habíamos escrito sobre Panamá 1970 (los oncenos juegos). Y pensamos no será la última…

Aquellos fueron bautizados como “Los Juegos de Cuba”.

El dominio de los nuestros fue espectacular.

Y a partir de entonces en los estadios y salas deportivas el primer lugar siempre correspondió a delegaciones cubanas, con la excepción de los más recientes, en Barranquilla 2018. En ellos, como se recuerda, la primera plaza correspondió a un México crecido más allá de sus propios cálculos.

En Ciudad Panamá 1970 se vieron ya de forma muy nítida los resultados de la nueva y exitosa política deportiva impulsada por Fidel tras el triunfo revolucionario en enero de 1959.

Vamos con un dato demoledor que confirma lo que acabamos de escribir en el párrafo anterior: Cuba ganó 98 medallas de oro (muy superior a las 35 en San Juan 1966, las 12 en Kingston 1962, o las 29 en Ciudad de México 1954, pues, como se recuerda, no estuvo en Caracas 1959).

Quiere decir que en solo cuatro años se alcanzaron 63 coronas más…

ENTRETELONES

La aplastante cosecha total de nuestros compatriotas fue de 98 de oro-61 de plata-51 de bronce = 210. Muy lejos quedó México (38-46-40=124). Y más todavía Colombia (15-9-13=37).

Esa fiesta hubiera podido ser en nuestro país. La sede fue pedida por Cuba y Panamá (ganó la votación por 14-2). En calidad de suplente quedó San Salvador. Unos años después, casi sin tiempo para prepararse, Cuba salvó con todo éxito la edición de 1982.

Esta de 1970 fue la segunda vez que los juegos llegaron a Ciudad Panamá. La otra había sido en 1938.

En el atletismo, en el cual por primera vez se utilizó la pista sintética de tartán, Miguelina Cobián volvió a ser grande, al conquistar los 100, los 200 e integrar el relevo de 4x100.

Los boxeadores ganaron cinco de oro: Francisco Oduardo, Enrique Regüeiferos, Rolando Garbey, Luis Valier y José Luis Cabrera. Uno que se marchó sin medalla fue el mosca Rafael Carbonell, quien por un caprichoso sorteo enfrentó en su primera pelea al venezolano Francisco Morocho Rodríguez, campeón olímpico dos años antes en México 1968.

LO QUE FALTA

Nos faltan unos daticos…

Y algo más (a modo de final)…

Los pesistas ensartaron 32 de las 36 medallas posibles.

Y el béisbol se adueñó de la corona, con siete victorias y un revés, acontecido ante República Dominicana. El lanzador derrotado, valga la curiosidad, fue Braudilio Vinent, una excepción para un astro implacable en eventos internacionales.

Los voleibolistas no perdieron un solo set.

Y los futbolistas pudieron llegar a lo más alto del podio, tras una larga espera desde los de La Habana 1930 (¡40 años!).

Entre lo más curioso estuvo el salto cualitativo de los polistas, otra vez invictos, al igual que en San Juan 1966. Anotaron 139 goles, y solo permitieron uno.

¿Qué nos falta?

El muy imaginario viaje en la máquina del tiempo hacia el futuro: hasta los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Panamá 2020.

¿Qué pudiera ocurrir en ellos?

Existe un complicado duelo planteado desde hace dos años. México querrá mantener la cima alcanzada en los de Barranquilla 2018. Cuba luchará por recuperar su histórico primer lugar (¡hoy no parece fácil!). Colombia también sueña.

Una confesión: Cuando ya íbamos llegando, en la máquina del tiempo, a Panamá 2022 quisimos bajarnos. ¡Es mejor esperar!


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos