viernes, 2 de diciembre de 2022

No se pellizque: ¡Oro y plata!

En el Campeonato Mundial de Judo, Idalys Ortiz se ratificó como la mejor de su división, y José Armenteros logró una inesperada medalla...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 31/08/2014
0 comentarios

Sí, no hace falta que se pellizque para confirmar si es verdad. Los judocas cubanos tuvieron un sábado espectacular en el Campeonato Mundial. Oro de Idalys Ortiz (algo no sorpresivo). Plata de José Armenteros (la noche antes él puede haber sido el único que soñó con ello…)

Y para colmo la artemiseña (de la división de más de 78 kilogramos) fue seleccionada la mejor entre todas las mujeres que compitieron en la ciudad rusa de Chelyabinsk, honor que en el masculino recayó en el extraordinario francés Teddy Rinner (más de 100 kilogramos), ganador de su séptimo título.

No pudo ser mejor, de veras, esta última jornada de las competencias individuales, pues el escenario quedó aguardando ahora para este domingo las porfías por países.

El palmares de la cubana, todavía con 25 años de edad, la daba entre las grandes favoritas, por su calidad y estabilidad acostumbrada, las medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, y en el Campeonato Mundial de Río de Janeiro 2013.

Pero con eso no se gana, y, perdonen la verdad de Perogrullo, un mundial es… un mundial.

No solo eso: este año ella había sufrido sus traspiés, como las dos derrotas en el Grand Prix de La Habana (la primera competencia de ese tipo organizada en nuestro país), donde perdió par de veces, en una de ellas por segunda ocasión contra la alemana Franziska Konitsz. En esa ocasión, la alemana quedó con presea de plata, pues cayó ante la china Sisi Ma.

La cubana entonces no pudo en el repechage con la francesa Emilie Andeól, de quien pudo desquitarse ahora, y fue la única que le pudo hacer resistencia, pues el desenlace ocurrió en tiempo extra. Ocurrió ya en semifinales. Y la decisión llegó por un yuko que dejó a la gala tendida sobre el tatami.

No lo puedo afirmar: pero tras aquellos reveses la busqué por la Ciudad Deportiva. Y no la encontré. Lo más lógico es que contrariada por no darle a los aficionados cubanos lo esperado de ella, tomó la decisión de irse rápido masticando la rabia...

Con esos truenos sonando empezaron ahora los combates en la Arena Traktor.

IMBATIBLE

“Este oro se lo debía a mi pueblo, a esa Cuba que tanto amo. Venía muy dolida del Grand Prix de La Habana, porque por vez primera se hacía un torneo con esa calidad y magnitud y no pude alcanzar los resultados que esperaba yo y sobre todo el pueblo”, dijo en la sede al colega Joel García.

“Realmente me sentí mal porque la gente me pedía el oro y quedé hasta sin medallas. Venía presentando problemas personales que todos tenemos alguna vez en la vida y no entrené lo suficiente”, agregó.

Y reconoció que ahora se preparó concientemente para buscar la revancha y su segunda corona en mundiales.

“Aquí estaban las 25 mejores mujeres del mundo en mi división. No faltó nadie. Y todas vienen, como yo, a buscar una medalla, aunque solo cuatro podemos salir felices ahora”, dijo.

Ortiz ganó cuatro combates, tres de ellos por ippón.

En su camino derrotó primero a la turca Guisah Kocaturk, y la alemana Jasmin Kuelbs, a quien venció ahora más fácil que en Río 2013.

El más difícil, como ya escribimos antes, resultó el celebrado ante la francesa, pues tuvo que ir a un tiempo extra que quizás no debió existir, pero explicó que ha aprendido a restarle importancia al arbitraje.

En la final se vieron las caras ella y la brasileña Maria Altheman, a quien le recetó su séptimo revés ante ellas en los últimos años, lo cual la debe dejar con lógicas pesadillas.

EL MUY ATREVIDO

La faena de Ortiz nos ha obligado a aplazar los elogios a Armenteros, aunque algo de ello deslizamos en el inicio. En otro día de este Mundial se hubiera robado el título y la mayor cantidad del texto. Así son las coincidencias del deporte…

Al principios dijimos que colarse en la final era algo que solo soñó él mismo. Pues en ella estuvo, de forma increíble, contra todo pronóstico, ante el checo Lukas Krpalek, número uno del ranking, quien apoyado en su calidad lo inmovilizó. Pero en ese momento ya la historia del cubano estaba escrita…

Armenteros, campeón mundial juvenil de Sudáfrica 2011, derrotó a Javgenijsn Borodavko, de Letonia (ippón); por esa misma vía (aunque debido a una lesión) al entonces campeón mundial,  Elkhan Mammadov, de Azerbaiján;  Karl-Richard Frey, de Alemania (ippon);  Ivan Remarenco, Emiratos Árabes Unidos (ippón).

Sí, a partir de ahora, con lo ocurrido en el mundial, habrá que soñar distinto la noche antes de que José Armenteros compita.

El otro cubano del día, Oscar Brayson, bronce olímpico en Beijing 2008, perdió en su segunda presentación.

Cuba se ubica tercera por países, empatada con Brasil, con una medalla de oro, una de plata y dos de bronce, con las cuales escoltan a japoneses (4-2-3) y franceses (2-1-4).

Y vamos a volver ahora a la gran campeona Idalys Ortiz, para terminar con una curiosidad: por razones de cábala, desde Londres 2012, siempre compite debajo del judogui… ¡con el mismo pulóver!

RESULTADOS DEL SEXTO DÍA

Más de 78 kilogramos:

ORO: Idalys Ortiz (CUB).

PLATA: Maria Suelen Altheman (BRA).

BRONCES: Emilie Andéol (FRA) y Megumi Tashimoto (JPN).

100:

ORO: Lukas Krpalek (RCH).

PLATA: José Armenteros (CUB).

BRONCES: Karl-Richard Frey (GER) e Ivan Remarenco (UAE).   

Más de 100:

ORO: Teddy Riner (FRA).

PLATA: Ryu Shichinohe.

BRONCES: Renat Saidov (RUS) y Rafael Silva (BRA).


Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos