viernes, 9 de diciembre de 2022

Nicolás Vives... con plata y sin voz

Si ganas, elogios. Si pierdes, heridas. Por tanto, maneja con una soltura monumental los vaivenes del deporte y siempre tiene una sonrisa...

Rudens Tembrás Arcia en Radio Angulo 05/08/2019
0 comentarios
Nicolás Vives-entrenador-Voleibol masculino
"Me quedo con la plata y con la alegría de haber sido segundo lugar."

Nicolás Vives perdió la voz en esta ciudad. Cinco días intensos le dejaron la medalla de plata de los XVIII Juegos Panamericanos, con la cual muy pocos contaban, y también andanadas de felicitaciones y críticas en las redes sociales.

Sin embargo, tras jugar durante varios lustros al voleibol e integrar luego algunos colectivos de dirección de muy alto nivel, sabe perfectamente que todo eso es parte del trabajo.

Si ganas, elogios. Si pierdes, heridas. Por tanto, maneja con una soltura monumental los vaivenes del deporte y siempre tiene una sonrisa, un saludo, una apreciación que no trata de hacer prevalecer. Es la suya. Ah... no visita las redes sociales de internet.

El sábado, con su novel elenco, envió a casa a un equipo brasileño de segundo nivel. Los jugadores actuaron en gran forma y festejaron sus méritos. El domingo, el elenco argentino (tampoco el principal) demostró ser lo mejor del torneo continental limeño y les arrebató la tan ansiada corona. Se jugó mal.

La gloria, como una nube, desaparece si miras otra vez... Pudo haber cantado el profesor de camino al centro de la cancha, donde juntó a su tropa para repetir su lema y saludar al público presente.

"Tocado", pero sereno y sin voz, llegó a la zona mixta para dialogar con los periodistas. Hizo, al menos, tres paradas distintas.

JIT le preguntó con qué se quedaba de este torneo... Y respondió con una mezcla de pragmatismo e ilusión…

«Me quedo con la plata y con la alegría de haber sido segundo lugar. Contento con los muchachos. Se pudo haber jugado mucho mejor, indudablemente, no decidimos en el ataque que es un punto fuerte de nosotros, no bloqueamos tampoco. Pero en general contento con los muchachos y seguir trabajando en lo que nos queda para mejorar esos aspectos», sostuvo.

Al rato, en las afueras del Polideportivo Callao, con 16 grados de temperatura, Vives tomaba un frasco de agua en solitario. Parecía regalarse un momento para organizar las ideas, releer lo sucedido, recolocarse en sus funciones…

Lo interrumpimos… «Tengo un equipo de 22 años promedio, en la cancha incluso está Marlon Yant con apenas 18. Este es un tremendo resultado para nosotros», nos dijo amigablemente y todavía ronco, casi como un susurro.

Interrogado por el cercano torneo preolímpico que acontecerá en San Petersburgo, Rusia, del 9 al 11 de este mes, señaló que «asistiremos con este mismo elenco, yo sigo con mis muchachos para allá».

No obstante, esclareció que Roberlandi Simón, Raydel Hierrezuelo y Michael Sánchez no forman parte de la convocatoria porque no están en condiciones de afrontar ese reto competitivo en este momento.

Quizás para enero, en el Preolímpico de Norceca, puedan estar todos o algunos con nosotros, comentó ante la probabilidad de no clasificar a Tokio en la inminente lid europea.

Volvimos a despedirnos. Él todavía seguía sin voz, la había perdido orientando a sus muchachos, juntándolos, debatiendo la estrategia ante cada desafío, discutiendo los partidos de los rivales, “armando” esta medalla para la Patria.

Vives se quedó sin voz, pero eso no significa que no sepa pensar, orientar o hablar. Bebió de grandes profesores de la escuela cubana. Tiene su librito.


Rudens Tembrás Arcia

Periodista de Trabajadores


Deja tu comentario

Condición de protección de datos