sábado, 18 de mayo de 2024

Mundial de judo: un resbalón, pero no es el único

Yanet Bermoy discutió medalla, pero no llegó a ella, en el Campeonato Mundial de Judo....

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 27/08/2014
0 comentarios

La verdad, tras la medalla de bronce del lunes, ganada por María  Celia Laborde, es que la comitiva cubana tenía muy buenas posibilidades este martes en el XXX Campeonato Mundial de Judo, que se desarrolla en la ciudad rusa de Chelyabinsk.

Es que subía a los tatamis una súper laureada, una súper valiente, como Yanet Bermoy (división de los 52 kilogramos). Y esta vez no pudo llegar al podio, pero no olvidemos que no es la única gran figura, en solo dos jornadas, a las que se le ha cerrado el camino…

La cienfueguera, por mencionar algunos de sus pergaminos, ganó las preseas de plata en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, y en los de Londres 2012, y tres metales en mundiales, incluido uno de oro.

El revés que en definitiva la dejó quinta ocurrió ante la conocida brasileña Erika Miranda, plata en Río de Janeiro 2013. Bermoy cedió en esta oportunidad por la acumulación de dos shidos.

Y hay un dato interesante en escena: la cubana la ha vencido en siete de los diez enfrentamientos…

LÁGRIMAS

Un reporte desde la sede, enviado por el colega Joel García, da cuenta de que el desenlace dejó a Bermoy con llantos de impotencia e insatisfacción.

Los caminos al podio habían parecido despejársele de forma significativa un rato antes, cuando no creyó en sus cuatro derrotas ante la japonesa Yuki Hasmoto, bronce en Río 2013, eliminando entonces a la cubana.

Ante la nipona las cosas no empezaron bien, pues comenzó perdiendo por yuko, pero aprovechó un contrataque para inmovilizarla en newaza. Su andar lo había comenzado ganándole por ippón a Antoinette Gasongo, de Burundi.

A continuación se impuso a Ilse Heylen, de Bélgica, bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, con técnica de hombro.

Luego doblegó a la bielorrusa Darya Skrypnik, quien aceptó un yuko a los dos minutos de la pelea, con el cual  Bermoy dio un paso más hacia delante; pero entonces la esperaba una rival de alcurnia.

Era nada más y nada menos que Majinda Kelmendi, de Kosovo, campeona mundial. Bermoy no pudo impedir que su destacada contraria lograra el ippón (dos wazari) en solo dos minutos de combate. A la larga Kelmendi repitió su título.

OTRAS MEDALLAS

Kelmendi dejó así la medalla de plata en el cuello de la rumana Andrea Chitu, en tanto las de bronce correspondieron a la brasileña Miranda y la rusa Natalia Kuziutina.

No pudo avanzar tanto el otro representante cubano en la jornada, ahora entre los hombres, Gilberto Solar (66). Logró comenzar bien en los primeros minutos de su debut, contra el chino Duanbin Ma, pero al final aceptó un wazari calificado de discutido cuando solo faltaban 10 segundos.

La jornada estaba como marcada para que los campeones vigentes reeditaran sus títulos, pues lo mismo que ocurrió con Majinda Kelmendi sucedió con el japonés Masashi Ebinuma, apuntalando en la cima a su país, padre del judo.

Luego de Ebinuma se colocaron el ruso Mikhail Pulyaev (plata), y con bronces el también ruso Kamal Khan-Magomedov y el ucraniano Georgii Zantaraia.

Para este miércoles, que pudiera ser un día atravesado para los cubanos, vestirán judoguis Aliuska Ojeda (57) y Magdiel Estrada (73), quien se recuerda ganó medalla de plata en el Gran Premio de La Habana, en junio pasado.


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos