jueves, 8 de diciembre de 2022

Mucho músculo y ausencia de Don Gol, en Sevilla

Sevilla y Mánchester United, empataron 0-0. En el otro duelo, el Shakhtar Donetsk consiguió una espectacular remontada y venció 2-1 a la Roma...

José Luis López Sado en Exclusivo 22/02/2018
0 comentarios
Sevilla y Mánchester United, empataron 0-0
El Sevilla, que jamás ha logrado avanzar a la fase de cuartos de final en Champions League, no le temió a la poderosa y bien pagada plantilla del United.

Como sucede siempre que no existen concretos argumentos ofensivos sobre el gramado, -o los pocos que emergen, no crean grandes peligros-, los porteros fueron los máximos líderes en el duelo de ida entre el Mánchester United inglés y el Sevilla español, en los octavos de final de la Liga de Campeones del fútbol europeo. El empate 0-0 en el estadio Sánchez Pizjuán, dejó la escena lista para que este duelo se decida el próximo 13 de marzo, en el Teatro de los Sueños de Old Trafford.   

El Sevilla, que jamás ha logrado avanzar a la fase de cuartos de final en Champions League, no le temió a la poderosa y bien pagada plantilla del United, que se da el lujo de tener en el banco a jugadores que podrían abrir como regulares en cualquier club de nivel. Todo lo contrario. La tropa del técnico italiano Vicenzo Montella dio más la cara, creó mayores posibilidades, y no se llevó la victoria porque se lo impidieron las prodigiosas atajadas y los despejes del arquero David De Gea.

Realmente, fue una noche maravillosa para el cancerbero español. En el minuto 4, el delantero Luis Muriel disparó fuerte y De Gea se mostró seguro. En el 42’, Joaquín Correa chutó desde cerca con el interior y de nuevo respondió bien el madrileño, quien volvió a hacerlo ante un cabezazo del volante de creación Steven Nzonzi.

Pero su mejor atrapada llegó casi al escucharse el pitazo del árbitro para indicar el final del primer tiempo, cuando Muriel, convertido en un real problema para la defensa inglesa, cabeceó solo; pero De Gea detuvo el disparo con una parada histórica, de la cual se hablará durante mucho tiempo.

Mientras, Sergio Rico, el cancerbero sevillista, también mostró sus dotes ante las llegadas al área y disparos de Lukaku, Alexis Sánchez y, a finales del partido, de hombres muy veloces como Rashford y Martial, quienes fueron al gramado como jugadores de cambio, en el afán del técnico portugués José Mouriño de buscar el gol que no llegaba.  

El invitado Don Gol jamás se presentó, en un partido con mucho tráfico en la media cancha y muy poco empleo de las subidas por los laterales. Nzonzi, Banega y Mudo les dieron batalla a rivales de mayor estatura como Matic, Pogba y McTominay. El músculo tuvo más preponderancia que el arte en el trato al balón, especialmente en el primer tiempo. Y en ello influyó mucho lo permisible que se mostró el árbitro francés Clément Turpin, a quien le costaba mucho mostrar las cartulinas amarillas ante jugadas peligrosas. Y el partido, penosamente, se le fue de las manos.

En el otro cotejo de esta última fecha, en los duelos de ida de octavos de final, el anfitrión Shakhtar Donetsk ucraniano consiguió una espectacular remontada y venció 2-1 a la Roma italiana, en el Metalist Stadion, de Kharkiv.
 Ünder puso delante al cuadro de la Loba en el minuto 42, pero Ferreyra logró la paridad en el 52’ y Fred puso el 2-1 en el 86’. El partido de vuelta será el venidero 13 de marzo, en el estadio Olímpico, de la capital italiana.


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos