sábado, 18 de mayo de 2024

Moscú no cree en Domadores

La franquicia de Rusia superó 3-2 a Cuba y le quebró el invicto en la última fecha eliminatoria del grupo B...

José Luis López Sado en Exclusivo 13/03/2014
1 comentarios
ruso-
El ruso Nikita Ivanov festeja su triunfo contra el bicampeón mundial Julio César La Cruz.

Si me permiten «remodelar» el título de la afamada película Moscú no cree en lágrimas, dirigida por Vladimir Menshov en 1979, entonces les comento que 35 años después, la franquicia de Rusia superó 3-2 a Cuba y le quebró el invicto en la última fecha eliminatoria del grupo B, en la IV Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés).

En la Arena Moscú, los rusos no creyeron en el impetuoso paso que llevaban los alumnos del técnico guantanamero Rolando Acebal y, aunque amerita citar varias decisiones arbitrales que les favorecieron, lo cierto fue que dieron la cara y se merecieron el éxito.

Sin dudas, la mejor pelea del cartel llegó en el combate entre el bicampeón del orbe Julio César La Cruz (81) y el aguerrido Nikita Ivanov.

La Cruz perdió el primer asalto por un triple 9-10. Bajó mucho la guardia y su rival le impactó varias veces en el rostro. Pero luego se metió más en la corta distancia, combinó mejor sus golpes y ganó segundo y tercer rounds, con sus ganchos y rectos de derecha.

Sin embargo, los jueces fueron injustos y dieron más valor a los infructuosos golpes lanzados por Ivanov, que a los más efectivos swinnes y rectos que tiró La Cruz en los dos restantes asaltos.

Cuba había comenzado mal su intento por cerrar como líder invicto en 10 carteles. El peso mosca Gerardo Cervantes no fue capaz de combatir en la larga distancia contra el pequeño Bakhtovar Nazirov-que se agarraba y entraba con la cabeza sin ser amonestado por la jueza tunecina actuante, y perdió su combate. En el cuarto round, el ruso le pegó un fuerte golpe recto de derecha, lo envió a la lona y luego supo rematarlo. Así, se decretó el nocaut técnico.

Luego, el zurdo bicampeón mundial Lázaro Álvarez (60 kg) le endosó un potente swing de derecha a Adlan Abdurashidov en el segundo round, y acertadamente, el juez terminó el conteo de protección y detuvo el pleito que emparejó el match.

Y en el tercer duelo, el welter subtitular mundial Arisnoidys Despaigne solo cedió en el asalto intermedio ante Andrei Zamkovoi, medallista de bronce olímpico y subcampeón del orbe en 2009. Pero en los restantes, siempre persiguió a su rival, no dejó de tirar, fue eficiente en labores defensivas y los jueces lo premiaron con un 3-0 (48-47, y doble 49-46).

Con el match igualado 2-2, le tocaba decidir al  supercompleto capitalino Yoandri Toirac, quien  fue incapaz de combinar sus golpes contra el obeso Maxim Babanin, quien sí llegó varias veces al rostro del capitalino, para un favorable veredicto de 3-0 (doble 49-46 y 48-47).

Con ese fracaso, los cubanos terminaron la fase clasificatoria con balance de nueve éxitos y un solo descalabro, merced a 41 combates ganados y nueve perdidos, para sumar 28 puntos. El próximo viernes 27, los Domadores enfrentarán a USA Knockauts, en Mimami, en el inicio de la fase de cuartos de final de esta IV WSB.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista

Se han publicado 1 comentarios


Rafael Ramon Rodriguez
 25/3/14 22:24

Que comentario mas contradictoria si viste ganar a La Cruz como vas a plantear que los rusos merecieron la victoria, realmente es incongruente.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos