domingo, 4 de diciembre de 2022

Moscú 80: tercer puñetazo de Stevenson

37 años del tercer título olímpico obtenido por el legendario púgil cubano Teófilo Stevenson, en Moscú 80...

José Luis López Sado en Exclusivo 03/08/2017
1 comentarios
Stevenson
Stevenson, en uno de sus combates durante los Juegos Olímpicos de Moscú 80.

Un día 2 de agosto, pero de 1980 —en fecha similar a la de este miércoles—, se cumplieron 37 años de una histórica hazaña para el movimiento deportivo cubano, muy especial “entre 12 cuerdas”. A los lectores más veteranos, se las recordaré. Y a los jóvenes les digo que ese día el sensacional boxeador cubano Teófilo Stevenson ganó su tercera medalla de oro olímpica, en la cita de Moscú 80.

El bien llamado “gigante” del Central Delicias, en la provincia de Las Tunas, superó en la final por 4-1 a Piotr Zaev, principal peso superpesado del potente equipo de la otrora Unión Soviética, para convertirse en el segundo púgil del orbe en conseguir el cetro en tres Olimpíadas consecutivas. Les recuerdo que antes lo había logrado el húngaro Lazlo Papp, entre 1948 y 1956.

Pero la diferencia radica en que Teófilo ha sido el único en obtenerlo en un mismo peso (+81 kilogramos), en Múnich 1972, Montreal 1976 y Moscú 80, mientras que el europeo se impuso en tres divisiones diferentes, en las justas de Londres 1948, Helsinki 1952 y Melbourne 1956.

Es cierto que en Moscú 80 se ausentaron púgiles de varios países con fuerza en el boxeo, cuyos dirigentes se dieron a la penosa tarea de boicotear esos Juegos. Pero más allá de uno u otro rival presente o no sobre el cuadrilátero, todos los vaticinios daban por vencedor al cubano.

Era tal el poder de sus puños, fundamentalmente ese poderoso y preciso jab de izquierda que combinaba con diversos golpes de derecha, que sus rivales casi nunca terminaban la pelea, e incluso, muchos no subían al cuadrilátero.

Por eso no extraña que el ídolo tunero haya logrado su primer oro olímpico en Múnich debido a que el rumano Ion Alexe no se presentó al alegar una lesión en el hombro. Pero, como bien reza el refrán, “un día viene detrás del otro” y en el torneo Cinturón de Oro de 1973, en Bucarest, Rumania, tal y como había ocurrido un año antes, Stevenson y Alexe quedaron nuevamente como finalistas. Y el cubano solo necesitó dos asaltos para ponerlo fuera de combate.

Casualmente, otro rumano, Mircea Simon, cayó fulminado por nocaut técnico cuatro años después en la final olímpica de Montreal 76.

BREVE RESEÑA DEL ÍDOLO DE DELICIAS    

Teo disputó su primer combate a los 14 años, en 1966. Peleó en la división de 71 kilogramos, en un cartel efectuado en un ring ubicado junto a las gradas del estadio de béisbol Julio Antonio Mella, en Las Tunas. Y no hubo casualidades: perdió por puntos ante Luis Enríquez, un peleador de más edad que ya había celebrado más de 20 combates.

Su talento fue tan notorio que, tras positivas experiencias en lides de las categorías menores, ganó el título nacional juvenil en 1968. Y, un año después, con apenas 17 años, perdió en cerrada decisión de 2-1 en la pelea por la corona de los pesos completos ante Gabriel García, de Pinar del Río, en el Torneo Nacional de Boxeo Playa Girón.

De ahí para allá, Stevenson no dejó margen a dudas de su calidad e, incluso, también es conocido como el “Caballero del ring”, pues nunca abusó frente a rivales de menor rango.

Vale citar que Andrei Chervonenko, entrenador de la Unión Soviética que en aquellos tiempos trabajaba con la preselección cubana de boxeo, se percató de sus excepcionales condiciones y propuso incorporarlo al grupo élite que se preparaba para los principales compromisos internacionales.

Y los resultados no se hicieron esperar. A principios de 1970, Stevenson sorprendió a la afición al propinarle un nocaut fulminante al ya establecido púgil matancero Nancio Carrillo, en la Ciudad Deportiva capitalina. Y luego vendría su primer compromiso internacional: el Campeonato Centroamericano y Caribeño de La Habana, en septiembre de ese mismo año, en el cual ganó la medalla de oro.

Su primera salida al exterior sería en octubre de ese año, a la ciudad búlgara de Vidin, donde se alzó con el cetro del VII Torneo de la Amistad, categoría sub 19 años, al ganar sus tres combates por nocaut.

En los 20 años que estuvo sobre el ring, Stevenson se enfrentó a muchos púgiles de calidad. Pero quien le resultó más difícil fue el soviético Igor Visotski, de pequeña estatura, quien lo derrotó en dos ocasiones sin que tuviera oportunidad de conseguir el desquite.

Y todos recordamos cuando en la década del 80 del siglo pasado hubo la intención, por parte de los dirigentes del boxeo profesional de Estados Unidos, de concertar una pelea frente al reconocido campeón mundial rentado de los pesos completos, Muhammad Alí. La esperada “Pelea del Siglo” nunca fructificó, pero quedó una bella amistad entre ambos boxeadores.

Stevenson murió el 11 de junio de 2012, en La Habana.


José Luis López Sado

Periodista

Se han publicado 1 comentarios


Aldo Librado
 3/8/17 15:53

B tarde el gran Teófilo lo considero un caballero del rin el boxeador más grande que ha dado cuba en todos los tiempos, hay que recordar que no pudo participar en las olimpiadas de los ángeles 84, ya que cuba no participo, donde podía haber llegado a su cuarto título y en su tiempo los mundiales estaban reglamentados a cuatro años cuanto podo haber obtenidos por su calidad demostrada si hubieran celebrado cada dos años, las épocas no se pueden comparar.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos