jueves, 23 de mayo de 2024

Monarca Uruguay vence 1-0 a Jamaica

En el otro duelo de este sábado, Argentina y Paraguay empataron 2-2...

José Luis López Sado en Exclusivo 14/06/2015
0 comentarios

Corría el minuto 51 en el estadio Regional Calvo y Bascuñán, de Antofagasta, cuando el volante Cristian «Cebolla» Rodríguez, puso cifra definitoria de 1-0 al partido favorable al monarca exponente Uruguay ante Jamaica, en la primera ronda del grupo B de la Copa América Chile 2015.

Había mucho tráfico en el mediocampo. Entonces, las manijas en la conducción del balón del favorito cuadro charrúa las llevó el volante Nicolás Lodiero, quien firmó un excelente desempeño, pues según reflejan las estadísticas, el 80 por ciento de sus pases llegaron a botines de jugadores de su equipo.

El primer tiempo mostró dominio alterno, pues a pesar de que los sudamericanos eran favoritos, el once caribeño jamás se escondió,mostró orden defensivoy llegó varias veces al área chica rival con la velocidad de sus delanteros al contraataque.

 

Uruguay no podía capitalizar sus aproximaciones a los linderos de la cabaña jamaicana. En ese «ida y vuelta», fue precisamente Rodríguez quien tuvo la primera oportunidad, en el minuto 37, exigiendo un estirón del arquero Dwayne Kerr. Y tras esa acción, apareció solo el ariete Darren Mattocks, pero le pegó muy mal al balón y perdió una gran oportunidad de abrir el marcador.

Acto seguido, Edison Cavani ripostó con una tijera en el primer poste. Pero no pudo fructificar el gol para los charrúas. Entonces, se fueron a los camerinos con el empate a cero.

Pero la Celeste se encomendó, una vez más, a su principal arma: la esférica detenida. Con un tiro libre cerca de la línea final, José María Jiménez ganó arriba y al «Cebolla» le cayó la pelota a los pies. La tocó suave y resultó infructuoso el intento del gigante Kerr, de 1.99 metro.

ARGENTINA Y PARAGUAY DIVIDEN EL PUNTO

Mientras, en el estadio La Portada, en La Serena, las selecciones de Argentina y Paraguay empataron 2-2. Todo se pudo haber decidido a favor de los argentinos en el mismo primer tiempo, en el cual no solo marcaron sus dos goles, sino que tuvieron muchas más oportunidades que a la postre no supieron concretar.

Y en el fútbol, cuando no marcas, te marcan. En los primeros 45 minutos de juego, solo hubo un equipo sobre la cancha. La ofensiva albiceleste, liderada por Messi, «Kun» Agüero y Ángel Di María, fue un verdadero ciclón, unido a dos pifias del defensa Miguel Samudio, quien primero entregó mal un balón, Agüero lo recuperó y eludió al portero Antony Silva para anotar el primer gol. Luego, Samudio derribó a Di María y Messi cobró eficiente el penal indicado por el árbitro principal.  

Pero en el complementario, se viraron los papeles. De equipo agredido-ya se pronosticaba una goleada en su contra-, Paraguay sacó a relucir su tradicional garra para convertirse en feroz atacante.

El incisivo ariete Haedo Valdez aprovechó una pérdida de balón de Pastore para acortar distancias y poner el 2-1 en el pizarrón, con un excelente disparo desde fuera del área, inatajable para Sergio Romero.

Los guaraníes no cejaron en el empeño por empatar el duelo. Y casi a punto de escucharse el pitazo final, el fútbol los premió en el último balón al área (min. 89), cuando Lucas Barrios empalmó la esférica y Romero solo pudo aplaudir.

Hoy se disputará la primera ronda del grupo C, con los enfrentamientos Colombia-Venezuela, en el estadio El Teniente, en Rancagua y Brasil-Perú, en el Germán Becker, de Temuco.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos