sábado, 26 de noviembre de 2022

Molinet y Pinar comandaron a todos

El inicialista Ernesto Molinet, de Mayabeque, y el equipo Pinar del Río, descollaron esta semana en la Serie Nacional de Béisbol...

Michel Contreras González en Exclusivo 17/12/2012
0 comentarios
Ernesto Molinet en el Cuba

Otrora camarero que el tiempo convirtió en primera base, Ernesto Molinet Domínguez (28 años, 1.81 metros) ha sido el tercer bate que Mayabeque necesitaba para aspirar a algo más que tener una presencia anecdótica en el certamen beisbolero doméstico.

Por lo menos entre lunes y domingo, el derecho de nueve temporadas no tuvo piedad con ningún pitcher, al punto de lograr cuatro jonrones en 14 turnos oficiales, con cinco anotadas y seis impulsadas.

Así, escaló posiciones en los numeritos de la lid hasta amanecer hoy con average de .340 (47-16), porcentaje de embasado de .523 y elevadísimo OPS de .1225.

Al momento de escribir estas líneas, Molinet lidera la Serie en vuelacercas (5), slugging (.702) e impulsadas (13), es segundo en boletos recibidos (17, con dos intencionales) y quinto en total de bases (33).

De que pueda o no mantener ese paso –poco más, poco menos- dependen en buena medida las esperanzas del joven elenco provincial. Y para nadie es un secreto que Molinet tiene talento y ganas suficientes.

EQUIPO DE LA SEMANA

Uno de los planteles “históricos” de la pelota nacional, Pinar del Río, comenzó la campaña con paso muy indeciso, al punto de archivar cuatro fracasos sucesivos y llegar a ubicarse en el fondo de la clasificación con mísero balance de dos éxitos y siete contratiempos. Pero luego enmendó -¡y de qué manera!- el curso...

Los Pativerdes ganaron sus seis compromisos de esta semana, algo que no cabía en los cálculos más optimistas de acuerdo con su triste arrancada. Empezaron con triunfos de 5x4, 9x5 y 3x2 sobre Granma, apoyados en las demostraciones monticulares de tres de sus cartas de lujo, Erlis Casanova, Vladimir Baños y Julio Alfredo Martínez, con par de salvamentos de Jesús Guerra y otro para el novato Yosviel Vilaú.

No contentos con ello, seguidamente propinaron una nueva barrida, esta vez a costa de los Sabuesos holguineros. Entonces el estadio Capitán San Luis festejó las cerradas victorias de 2x1 y 6x4, así como el nocao apabullante (14x3) de la despedida, con créditos a las cuentas respectivas de Isbel Hernández, Casanova y Baños.

En total, los hombres del manager debutante Giraldo González solo soportaron 14 carreras limpias en seis desafíos, al tiempo que pegaban 61 indiscutibles (incluidos nueve dobles, un triple y tres cuadrangulares) y cometían una decena de errores.

Lo increíble del caso es que lograron pasar la escoba pese a dejar a 49 jugadores en las almohadillas, aspecto negativo en que son segundos del campeonato con 127 a estas alturas.

No es ese el único indicador en que no andan bien los pinareños. Su bateo es undécimo (.251) y se ha limitado a cinco bambinazos en 15 partidos, con slugging de .321 y menos de cuatro anotaciones promedio por choque. Su fildeo, mientras, tampoco brilla sobremanera (.977). ¿Dónde está el secreto, pues? En la lomita...

El staff de serpentineros de la tropa occidental marcha tercero de la justa con magnífico guarismo de 2.59 limpias por cada nueve entradas, y es el menos bateado del torneo con apenas .225 de ofensiva oponente. Gracias a eso, casi exclusivamente a eso, Pinar logró capear el temporal y ahora mismo ya se coló en el octavo peldaño de la Serie, con cosecha positiva de ocho alegrías y siete sinsabores.

Definitivamente, sopla buen viento en esas tierras...


Michel Contreras González

Licenciado en Periodismo. Especialista en temas deportivos, con énfasis en béisbol, ajedrez, fútbol y atletismo


Deja tu comentario

Condición de protección de datos