jueves, 8 de diciembre de 2022

Misleydis González: “Londres 2012 será mi última competencia”

A sus 33 años, la estelar impulsadora de la bala se prepara para su última olimpiada...

Alexandra Duncan en Exclusivo 25/06/2012
0 comentarios
Misleydis González 1
Misleydis González

Misleydis González y la “bala” son una dupla veterana ya de mil batallas. En la agonía de sus 33 años, la fornida y constante bayamesa se prepara de cara a los Juegos Olímpicos de Londres; el evento deportivo insignia de este 2012. Los Juegos en la capital británica serán los terceros de su carrera y pondrán un punto final a su historia en el alto rendimiento. Una carrera que ha sido larga y prolífera que incluye un cuarto lugar olímpico logrado en Bejing 2008 y varias medallas en mítines y eventos del área latinoamericana.

Bajo un sol de esos que “raja” hasta las piedras se entrenaba en la grama del Estadio Panamericano de esta capital; con la tranquilidad y ecuanimidad que la caracteriza, accedió a conversar con nosotros mientras lanzaba, una y otra vez, su bala:

-¿Cómo te sientes, tanto física como psicológicamente, para asumir la parte final de la preparación en el año olímpico?

Me siento muy bien en todos los sentidos. Estoy motivada por acudir a estos juegos olímpicos que serán especialmente importantes porque marcarán el final de mi carrera como deportista de alto rendimiento ya que pienso retirarme. En ellos quiero darlo todo y hacer mi mejor esfuerzo para luchar por una medalla. Esta es mi tercera olimpiada, en 2008 obtuve un cuarto lugar (19.50 PB) que me anima a trabajar más fuerte cada día con la meta de poder premiarme con una presea en este 2012.

A lo largo de todos estos años que llevo en el equipo nacional he cosechado una gran experiencia competitiva y estoy concentrada en mi trabajo porque tengo la meta de hacer unos buenos Juegos Olímpicos y con ello pactar un buen final para mi carrera deportiva.

Acorde a lo que su entrenador le sugería, repitió varias veces el algoritmo en el área de lanzamientos y volvió a acercarse para continuar.

-¿Cuál es la planificación de entrenamientos que tienen para complementar en esta recta final en el camino hacia Londres?

Debemos seguir trabajando como hasta ahora, además asistir a competencias que nos permitan foguearnos competitivamente. Ya hemos tomado parte en las competencias aquí en América pero el medidor siempre llega en eventos como la Liga del Diamante y los mítines importantes de Europa.
Estos eventos son fundamentales para adquirir nivel, afianzar los resultados y llegar con estabilidad a los Juegos Olímpicos en agosto.

-Has mencionado tu retiro, ¿es una decisión tomada?

Si, tengo 33 años y después de la olimpiada quiero terminar para concentrarme en tener mi bebé.

-¿Qué le dices al pueblo de Cuba?

Al pueblo le pido que confíe en los atletas cubanos. Nosotros siempre buscamos dar lo mejor en cada competición porque lo hacemos con el compromiso y la alegría que representa para cada uno saber que hay todo un pueblo pendiente de los resultados y al tanto de nuestras actuaciones. En estos Juegos Olímpicos lucharemos, como siempre, para que Cuba resalte por sus méritos deportivos.

Se acercó al grupito de implementos que tenía a su lado; tomó la roja con una mano y haciendo uso de lo que había repetido varias veces en el instante anterior; la impulsó a volar. Yo aproveché los siguientes segundos para interrogarla por última vez....

-¿Sin compañía a Londres?

No, pienso que Maylin Vargas asista. Ella también hizo la marca y debe participar en los Juegos Olímpicos aunque ha tenido una temporada inestable debido a lesiones que le han restado mucho a su rendimiento. Sin embargo confiamos en su total recuperación y que asista a la olimpiada. Hasta ahora somos nosotras dos porque aunque cada país tiene tres cupos, en el equipo solo ella y yo hemos alcanzado la marca A para participar.

Sus palabras las grabe a la distancia porque me animé a correr unos cuantos metros para traerle la bala de regreso. Esa bala que ha sido su compañera en tantas batallas. Con mis dos manos puestas en el intento, retorne sobre mis pasos con aquella pequeña mole de acero entre manos y se la entregué mientras le agradecía por el tiempo que, entre lanzamientos, le acababa de robar.


Alexandra Duncan


Deja tu comentario

Condición de protección de datos