jueves, 1 de diciembre de 2022

Miércoles de jolgorio para Cuba: 10 medallas de oro

De esa decena de títulos, hubo cuatro para boxeo y lucha greco, así como dos en el atletismo...

José Luis López Sado en Exclusivo 02/12/2021
0 comentarios
Khriszthian Barrera-Boxeo
El mediano pinareño Khriszthian Barrera se alzó con el cetro en boxeo.

Por la congruencia de deportes con representantes de elite, se presagiaba un buen miércoles para la delegación cubana que asiste a los I Juegos Panamericanos Junior Cali-Valle 2021. Boxeo y lucha, junto al atletismo, engrandecían las expectativas en busca de signar un adecuado salto en el medallero por países. Y tanto ganchos, como desbalances y saltos, signaron una loable rúbrica que acreditó 10 títulos.

Con cosecha de cuatro títulos, una medalla de plata y dos de bronce, la favorita selección cubana de boxeo ganó el certamen de ese viril deporte, disputado en el coliseo Luis Ignacio Álvarez, en Buga.

El primer cetro fue al aval del agramontino Ewart Marín (52), quien con un boxeo limpio y en ocasiones a la riposta, se impuso unánime al estadounidense Isaias Navarro.

La segunda corona llegó con los puños del mediano pinareño Khriszthihan Barrera, quien se apoyó en su potente jab de izquierda combinado con los golpes rectos, para imponerse también unánime al argentino Joel Salva.

Y la tercera presea de oro la obtuvo Luis Frank Reynoso (HAB, 81 kg) quien se aprovechó en los fallos del rival en el intento de golpeo, defendió bien con movimientos de torso, y fue más efectivo en su ataque, para salir airoso 5-0 ante el brasileño Candido de Oliveira.

Finalmente, el avileño Ronnye Álvarez (91) consiguió el cuarto metal dorado cubano con una clase de buen boxeo, en las tres distancias y con todo tipo de golpes, frente al colombiano Sebastian Murillo.

La única derrota del equipo cubano en este cartel final fue para el welter camagüeyano Jorge Forcades, quien llegó en igualdad de condiciones al tercer round, pero falló muchos golpes en los minutos finales y recibió impactos claros ante el estadounidense Quincy Williams, para perder por votación de 1-4.

Mientras, la lucha grecorromana también frisó los límites de la excelencia, al ganar cuatro de los cinco cetros que discutió. El recital de desbalances y salidas de rivales del colchón lo inició el pinareño Yonat David Véliz, de 67 kgs, venciendo todos sus combates por superioridad.

En la final su víctima fue el guatemalteco Carlos Valerio Fuentes 8-0, idéntico puntaje de sus victorias ante el local Nilson Sinisterra y el norteamericano Dominic Damon. Es destacable que durante el torneo no recibió puntos en contra.


Alain Moreno ganó el título de los 77 kilogramos en lucha greco.

Alain Andrés Moreno continuó la ruta dorada en los 77 kg al superar con puntaje de 7-4 al peruano Ryan Cubas en la final. Antes, Moreno había derrotado al representante de Estados Unidos, Matthew Singleton en cuartos y luego 4-1 al venezolano Daniel David Bello, finalmente ganador de un bronce.

El tercer oro de los grequistas lo aportó Yan Luis Algundín, quien no dio libertades al estadounidense Kodiak Stephens a quien venció por superioridad en la final de los 87 Kg. Antes, había superado al colombiano José Esteban Mosquera (4-0) y se colaba en la final venciendo al venezolano Juan Leonardo Díaz cerradamente 5-4 en la semifinal.

Y en 130 kg, Jeisser Sampson barrió con el mexicano Beder Ángel Cantú en la discusión del oro. De esta forma Sampson se coronó campeón de estos juegos panamericanos constituyendo la cuarta medalla de oro de la lucha greco en una jornada pletórica.

El joven igualó la gesta de su compatriota Yonat David Véliz al ganar todos sus combates por superioridad sin recibir un punto en el torneo. Con esta medalla Cuba reina en la modalidad de la cita multideportiva.

Pero Liober Josué Betancourt protagonizó una de las escenas más controvertidas de la noche en los 97 kg al celebrar antes de tiempo la victoria en la final ante el brasileño Igor Fernando Alves cuando parecía tenerla en el bolsillo a falta de escasos segundos para concluir la pelea.

Pero el sudamericano aprovechó el descuido de Betancourt y consiguió un pase atrás en el último segundo cuando este festejaba. El cubano quedó con plata al igual que  

Samuel Gutiérrez, de los 60 kg, que no pudo con el ecuatoriano Jeremy Renzo Peralta, quien lo venció holgadamente con pizarra de 10-1.

Y en cuanto al atletismo, aportó par de titulos. El primero lo aportó Maikel Yorger Vidal  al estirarse hasta los 7.97 metros en el salto largo, dejando en plata al trinitario Kelsey Decklon Daniel con 7.90, en tanto el local Jhon Andrés Berrio quedó tercero con 7.82.

La otra corona cubana en el atletismo se la ciñó Daily Cooper en los 800 metros lisos con tiempo de 2:08.62 minutos y figurando como la única en bajar de los 2:09. La chilena Berdine Castillo con 2:09.32 entró segunda para la plata mientras la mexicana Verónica Ángel Talamantes quedó para el bronce con 2:09.40.

Además, con envío de 17.85 metros, conquistó bronce el lanzador de bala Juan Carley Vázquez, campeón mundial juvenil en Nairobi, Kenya, quien ahora se vio superado por el argentino Nazareno Uriel Sasia (20.08) y el colombiano Ronald Eduardo Grueso (17.98).

Y quisiéramos cerrar este resumen cubano de miércoles con la pareja masculina de voleibol de playa integrada por Luis E. Reyes-Noslen Díaz, quienes signaron una espectacular remontada para vencer en tres sets a los hermanos jimaguas brasileños Renato y Rafael, campeones del mundo categoría sub-21, a quienes superaron 18-21, 22-20 y 17-15.

Con este resultado, Cuba escaló al quinto lugar por naciones con cota de 17 medallas de oro, 10 de plata y ocho de bronce. Lidera Brasil (39-27-35), seguido por Colombia (37-26-40), Estados Unidos (34-20-24) y México marcha cuarto (30-54-25).


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos