jueves, 23 de mayo de 2024

Matanzas se tragó el hacha en pelota

El campeón pasó a la final. El jueves se sabrá detalles sobre el duelo por el oro...

Norland Rosendo González en Exclusivo 15/03/2021
0 comentarios
Matanzas-Las Tunas-Play Off
Con la serie 3-2 a favor de los matanceros, se dio otro duelo definido en el último tercio, Con par de swings se definió el juego.

Por segunda vez en la historia de los play off cubanos, un equipo remonta tras perder los dos primeros juegos con seguidilla de cuatro. Sucedió por primera vez en la semifinal oriental de la serie 40, cuando Camagüey abrió doblegando en par de ocasiones a Santiago de Cuba, pero estos devolvieron el golpe con cuatro éxitos consecutivos. Nunca más había sucedido… Hasta 20 años después.

Las Tunas sorprendió a los actuales campeones en los dos juegos iniciales. Hubo de todo entonces, desde buenos trabajos de Carlos Juan Viera y Yudiel Rodríguez, hasta una desastrosa defensa de los Rojos, quienes cometieron nueve errores.

Pero los Cocodrilos se llamaron a capítulo, ni una pifia más hasta este domingo; sacudieron el lineup, hasta Yadir Drake cogió lo suyo, y el bajón fue como un pinchazo en su orgullo: desde entonces su bate fue un látigo implacable, así como el de Yadil Mujica, quien bateó tanto que al regreso del Grillo hubo que buscarle un puesto en la antesala, y siguió golpeando bien la bola, y mejor aún, atrapando todo lo que batearon por su zona.

Este domingo, con la serie 3-2 a favor de los matanceros, se dio otro duelo definido en el último tercio, y en el que los Cocodrilos apelaron a su arma favorita: sus mandíbulas llamadas bates. Con par de swings se definió el juego.

Primero fue Drake con soberbia demostración de fuerza, pegándole a una bola afuera y sacándola por el jardín del medio con un hombre en base en el tercer inning tras dos outs. Luego, con el choque empatado a tres anotaciones, Erisbel Arruebarrena lo imitó con dos hombres fuera, pero dos dentro. Esas tres carreras fueron las últimas de esta semifinal.

No hay dudas de que la tanda de los Rojos es temible y en el banco hay jugadores que fueran regulares en cualquier otro conjunto. Cada vez que un out no es out, o un strike termina siendo bola, el pecado de dejar con vida al rival se paga caro. Y jugar así, tratando de ser perfecto, resulta una presión adicional.

Las Tunas desperdició oportunidades claves en los juegos tres, cuatro y cinco, que inclinaron la balanza en su contra. Sabían que su adversario era muy fuerte, demoledor, una máquina, que no había mostrado todas sus herramientas en los inicios del duelo. Sin embargo, ni en los momentos más complejos, con el play off abajo, los Rojos de Armando Ferrer dejaron de disfrutar en el campo y en el banco.

Por segunda vez el derecho Noelvis Entenza buscó su victoria cien en series nacionales y no pudo conseguirla. Le queda, cuando menos, una oportunidad en la final contra un equipo con el cual fue campeón en 2017 como refuerzo.

Joel Suárez volvió a sacar la cara por el bullpen de los matanceros. Se lleva de esta semifinal par de éxitos y un punto por juego salvado. Él y Drake fueron los principales protagonistas del éxito en esta serie.

Si hubo una decisión polémica fue la de dejar al zurdo Yudiel Rodríguez con casi 100 pitcheos y hombres en tercera y segunda con un out ante tercero y cuarto de la tanda de los Cocodrilos: dominó a Jefferson, pero sobrevino el palo de Arruebarrena. Quizá un lanzador derecho con otro ángulo de salida, como los que estaban calentando, hubiera sido una buena opción, especialmente para enfrentar al Grillo que venía por lo que consiguió: empinar una bola.

Y muy lamentable resultó la trifulca generada por la entrada violenta de Héctor Castillo a la intermedia en el octavo capítulo. Hubo golpes, bancos vaciados, mala imagen y las lógicas expulsiones; quedan, empero, las sanciones más drásticas, que seguro serán comunicadas en las próximas horas.

Las Tunas concluye en el tercer lugar de la Serie Nacional, el mismo puesto del año pasado, cuando cayeron en la misma instancia con el mismo rival. Van cuatro campañas seguidas en el podio. Nadie los iguala en medallas en dicho lapso, y es un mérito que lleva, en gran medida, la firma de su mentor Pablo Civil.

También se espera que concluya el aislamiento del equipo de Granma, puedan entrenarse y ajustarse para una final en la que no salen con etiqueta de favoritos, pero si a esa desventaja de los pronósticos suman no estar en su mejor estado de forma, será una serie muy deslucida, y después de más de seis meses de competencia es lo menos que se quiere para el epílogo del torneo.

El jueves, en conferencia de prensa en el estadio Latinoamericano, se informará sobre la final y la participación de Cuba en el torneo del Caribe, según trascendió este domingo al término del choque entre Matanzas y Las Tunas.


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos