sábado, 13 de abril de 2024

Matanzas no juega solo

Villa Clara busca extender su racha ganadora y asegurarse en la cima del grupo B. ¿Con qué cuenta Ciego de Ávila para?...

Norland Rosendo González en Exclusivo 10/05/2019
0 comentarios
Villa Clara sub 23
En la subserie recién concluida, Villa Clara le sonó un escobazo «fuera de plan» a Matanzas (Foto:deportecubano.com).

La segunda vuelta de la sexta serie cubana de béisbol sub-23 comenzó sin solucionar todos los desaguisados organizativos, pero más entretenida de lo que se suponía. El Matanzas escapado de la primera ronda, que hilvanó una cadena de siete victorias seguidas y parecía que iba a clasificar antes de tiempo, ha visto cómo Cienfuegos y, sobre todo, Villa Clara los han alcanzado en la cima.

A la racha de los Cocodrilos respondieron los Leopardos con otra de un eslabón más y que podría extenderse a partir de este viernes cuando se reanude el torneo. En la subserie recién concluida, Villa Clara le sonó un escobazo «fuera de plan» a Matanzas, que sirvió como desquite y para provocar el abrazo más espectacular que se haya dado en toda la competencia hasta ahora.

Los dirigidos por Ariel Pestano se han apoyado en su bateo (.293), entre los mejores cinco en average colectivo, y con tres jugadores en el top ten individual: Juan Carlos López (.455), Otoniel González (.424) y Daniel López (.400). Sin embargo, solo Juan Carlos aparece en el listado de los diez con más alto porcentaje de embasados (.536).
En la decena más sobresaliente por el poder repite Juan Carlos (.750) junto con Otoniel (.593).

Se augura un final de campeonato electrizante por el cupo que otorga ese grupo para la postemporada. Pero las emociones no se concentran en ese región, más al oeste la situación también esta complicada, con Pinar del Río y La Isla por delante de la Habana.

Pero en la nota anterior prometimos escribir del oriente, donde, por lo visto hasta ahora, hay un poco más de quietud.Los Tigres de Ciego de Ávila comandan el apartado C con tres juegos de ventaja sobre Sancti Spíritus y Camagüey. Dirigidos en esta oportunidad por Yorelvis Charles, los Tigres son los únicos que batean por encima de .300 (.312 para ser exactos), su OBP es de .411, con 30 dobletes (segundos que más conectan esos batazos), exhiben uno de los mejores tactos del campeonato con solo 61 ponches, los segundos que menos se van para el banco por esa vía y su tasa de boletos por ponches es de 1.13, también la segunda mejor.

En su nómina cuentan con un muchacho que viene despuntando desde las categorías inferiores y ahora es de los que golpea la bola con más furia. Juega en la receptoría y la inicial, posiciones que alterna frecuentemente. Se llama Lázaro Martín, fije el nombre, que sonará como su bate. Su línea ofensiva es la más fecunda del torneo (.431/.547/.767), lo que le hace merecedor de un OPS (coeficiente de integralidad) de 1312, el más alto entre todos los bateadores.
Su caso es poco común, pues le pega con fuerza a la pelota e yerra pocos swings. Es el segundo jonronero (4) y solo acumula seis ponches cuando algunos han pasado de 20.

Además, de él, descuellan con el madero Yuddiel González (.417/.540/.542) y solo tres K, José Ramón Alfonso (.377/.522/.434) y Yohander Romero (.351/.413/.439).
El pitcheo de los punteros más cómodos no tiene un nombre que lidere el staff, sus once victorias están repartidas, incluso entre la rotación abridora (7-4 con cinco aperturas de calidad) y el bullpen (4-1, con un solo juego salvado en dos oportunidades).

Sus más cercanos persecutores, Toros y Gallos, urgen de una reacción vigorosa, como la de Villa Clara, para darle caza a los Tigres y pujar hasta el fin de la etapa clasificatoria por el boleto.

Los espirituanos cuentan en su nómina con un pitcher que es sensación en el campeonato y sobre el que hay muchos ojos posados, dentro y fuera del país, pues Roberto Hernández ya mostró sus potencialidades para brillar desde el box y fue fichado por los Indios de Cleveland, pero la añoranza por los suyos lo hizo volver a su natal Batey Colorado, en el norteño municipio de Yaguajay.

Encabeza junto al pinero Yeiniel Alberto Zayas a los ponchadores con 37 estrucados, aunque en su caso con menos entradas lanzadas y tiene en su foja tres victorias con un fracaso. Parece que los espirituanos están trabajando fuerte con sus prospectos en el pitcheo, pues otros dos de ese equipo, Edelso Montesinos y José Santos también aparecen entre los mejores en el escalafón de los que recetan K, con 29 y 18, respectivamente.

A la ofensiva, José Fonte (.397) y Rodolexis Moreno (.394) ocupan puestos en el selecto grupo de los diez promedios más altos y en el onceno se ubica Adrián García (.388).
Los Toros de Camagüey han pegado nueve jonrones, un tercio de ellos salidos del bate de Leonel Moas, hijo del hombre del mismo nombre que largó 272 bambinazos en 15 temporadas como cuarto bate de su provincia en la Serie Nacional élite.

Sus abridores tienen saldo de 7-7 con cinco aperturas de calidad y los relevistas archivan 1-1 con cinco tapones en igual cantidad de oportunidades de salvar. Individualmente, Sergio Guerra (3-1), Carlos Luis Espinoza (3-0), Erisleri Basulto (2-2) y Ángel Ramírez, tres salvamentos, son los que halan del staff.
Con balance negativo, los actuales subcampeones nacionales de la categoría, Las Tunas, también tienen aún opciones de voltear la tabla de posiciones, pero parece la menos probable de todas las opciones posibles.

Queda el grupo que encabeza Santiago de Cuba, elenco que busca su tercera corona, tras los oros seguidos de 2017 y 2018. Pero de ese escribiremos próximamente, pues vamos a dejar unas líneas para decir cómo terminó la película de la indisciplina cometida en el juego entre Artemisa y Habana del que hubo que expulsar a once personas, entre atletas, entrenador y cargabates.

Según las circulares emitidas por la Comisión Nacional, por cometer faltas consideradas como muy graves en el reglamento se suspendieron por doce juegos a los atletas Daniel Tomás (HABANA) y Adrián Guevara (ARTEMISA); por nueve juegos a Yandi Molina (Atleta Habana) e Itiando Valdés (Entrenador  Artemisa) y por seis juegos a los jugadores capitalinos Hian Pérez y Walter Pacheco, y a los artemiseños Adrián Guevara, Sandro Torne, Yansel Reyes y Yosbel Páez. Fue separado de la competencia el Carga Bates de Artemisa, Jorge L Suárez.

Y no se han solucionado aún los problemas organizativos, este jueves, por ejemplo, el equipo capitalino tuvo que esperar más de siete horas para que apareciera el transporte que los moviera para Pinar del Río, donde juegan a partir de este viernes, una subserie que puede influir mucho en el desenlace final del grupo. Y no ha sido lo único en los últimos días. Confirmo y después les cuento.  

GRUPO A

GRUPO C

EQUIPO

JJ

JG

JP

AVE

DIF

EQUIPO

JJ

JG

JP

AVE

DIF

PRI

16

11

5

.687

 

CAV

16

11

5

.687

.

IJV

16

10

6

.625

1,0

SSP

16

8

8

.500

3,0

HAB

16

7

9

.438

4,0

CMG

16

8

8

.500

3

ART

16

4

12

250

7,0

LTU

16

5

11

.313

6,0

GRUPO B

GRUPO D

EQUIPO

JJ

JG

JP

AVE

DIF

EQUIPO

JJ

JG

JP

AVE

DIF

MTZ

16

9

7

.562

.

SCU

12

8

4

.636

.

CFG

16

9

7

.562

 

HOL

12

6

6

.545

2,0

VCL

16

9

7

.562

 

GTM

16

8

8

.500

.

MAY

16

5

11

.313

4,0

GRA

16

6

10

.375

2,0


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos