viernes, 1 de marzo de 2024

Marlies y Lisandra, reinas del ciclismo

Cuba obtuvo el viernes un total de nueve títulos...

Julio Batista Rodríguez en Exclusivo 22/11/2014
0 comentarios

Desde los primeros pedalazos en el velódromo de Xalapa fue evidente que Marlies Mejías y Lisandra Guerra eran indetenibles sobre sus bicicletas, sobre las cuales dominaron las pruebas de velocidad en estos XXII JCC de Veracruz 2014 y colgaron a sus cuellos cuatro medallas de oro per cápita, las últimas en las pruebas del keirin y el ómnium.

Las suyas fueron las primeras preseas de la cosecha de viernes, que culminó con global de nueve títulos, siete platas y cinco bronces para Cuba, segunda aún en el medallero general con acumulado de 48 de oro, 31 de plata y 31 de bronce.

Las ciclistas cubanas han sido de lo más destacado hasta el momento, y su desempeño habla del desarrollo alcanzado por este equipo que hoy puede codearse con los mejores en escenarios internacionales. Especial destaque para Mejías, una chica de 21 años que paseó la más completas de las pruebas del pedal (ómnium) con total tranquilidad y elegancia.

Por su parte, el judo cargó con otros tres metales dorados de seis posibles por intermedio de Aliuska Ojeda (57 Kg), Magdiel Estrada (73) y Maricet Espinosa (63). Los restantes tres judocas cubanos que subieron al tatami también obtuvieron preseas, tales son los casos de los lateados Onix Cortés (70) e Iván Silva (81), además de Gilberto Solar (66) quien ancló tercero de su división.

El tiro deportivo también sumó un título a través del equipo de skeet, integrado por veteranos escopeteros en estas lides y encabezado por Guillermo Alfredo Torres, dueño de la tercera plaza en la lid individual. En la pistola standard a 25 metros de distancia Cuba culminó con dos de plata: una en el certamen colectivo y otra en el individual por intermedio del campeón olímpico de Londres 2012, Leuris Pupo. El holguinero comandará a nuestro equipo en la prueba de pistola rápida, evento que lo vio coronarse en la cita londinense.

En tanto, los gimanastas cubanos acapararon dos oros en las finales por aparatos, al cuellos de Manrique Larduet entre los hombres (caballo de salto) y Yesenia Ferrán por las chicas (manos libres). A tal botín personal se unieron los segundos puestos de Larduet en barras paralelas y barra fija; así como los bronces de Ferrán en la viga de equilibrio y el alcanzado por Dovelis Torres en manos libres. En el plano colectivo Cuba concluyó la gimnasia artística con el segundo lugar entre las damas y el tercero para los varones.

Tal resultado colectivo fue suficiente para dominar esta especialidad con balance de cuatro títulos, seis platas y cuatro bronces.

El último metal dorado de la jornada lo puso el béisbol, y no podría ser de otra manera, pues el conjunto cubano era el máximo, el indiscutible y sumo favorito para alzarse con la decimoquinta corona en estos certámenes. Pizarra de 9x3 ante Nicaragua selló en oro de los antillanos, quienes contaron con una alineación estelar timoneada por Víctor Mesa.

Este viernes también vieron acción otros deportes colectivos, entre ellos el hockey sobre césped para mujeres, donde las cubanas consiguieron el pase a la gran final de certamen de estos Juegos al disponer de Trinidad y Tobago con marcador de 4x2 y dianas a las cuentas de Marisbel Sierra (8’, 15’ y 48’) y Helec Carta (24’).

También consiguieron victorias las chicas del baloncesto, en deslucido juego ante República Dominicana que culminó con pizarra de 84-24. Por Cuba las mejores a la ofensiva fueron Clenia Noblet y Yamara Amargo, con 17 y 14 puntos respectivamente. Mientras por las vencidas Andreina Paniagua claba 10 cartones.

El otro resultado halagüeño fue la segunda victoria del fútbol cubano, ahora con balance de 2-0 ante el equipo de Haití y golazo de altos kilates del capitán Yordan Santa Cruz (33’), una joya que permanecerá en la memoria de los aficionados cubanos por mucho tiempo; el otro gol de los ganadores llegó en el 65’ con un penal cobrado impecablemente por Adrián Dizpé.

Sin embargo, no todo fueron sonrisas para Cuba, pues en la semifinal del softbol masculino el derecho venezolano Ramón Jones tiró juego perfecto para postergar los sueños finalistas de los cubanos. Jones lanzó los siete capítulos y colgó nueve ponches a sus rivales para firmar la segunda victoria de los suyos ante Cuba en estos Juegos. Ahora los caribeños disputarán ante México su pase a la discusión del oro en un torneo disputado por el Sistema Page. En la gran final espera, una vez más, la implacable Venezuela.

En el tiro con arco recurvo solo el experimentado Juan Carlos Stevens mantiene vivas las esperanzas cubanas de medalla en esta especialidad al incluirse en las semifinales individuales tras derrotar al mexicano Juan Serrano en ronda extra con marcador de 6-5. En la siguiente ronda, pactada para el domingo 23 de noviembre, Stevens deberá chocar contra el también local Luis Álvarez.


Compartir

Julio Batista Rodríguez


Deja tu comentario

Condición de protección de datos