jueves, 1 de diciembre de 2022

Mano a mano entre Carlos y Ferrer un día antes del play ball

Este domingo comienza la gran final del campeonato cubano de béisbol en la burbuja de Sancti spíritus, pero no solo de eso hablaron ambos mentores...

Norland Rosendo González en Exclusivo 28/03/2021
0 comentarios
Yadil Mujica-Equipo Matanzas
Yadil Mujica practicando el toque de bola.

Dos meses después de empezar la postemporada de la Serie Nacional, hoy es que va a comenzar la final por el título más codiciado del béisbol cubano entre el equipo más completo de la justa, Matanzas, y el más estable durante el campeonato, Granma, en un lugar alejado de sus respectivas fanaticadas, pero con el mismo optimismo en ambos bandos, que este sábado ultimaron sus entrenamientos y dejaron claro que se lo van a jugar todo por el oro.

Bajo un sol adelantado en el calendario cuatro o cinco meses, los Alazanes salieron a la grama del José Antonio Huelga en horas de la mañana para seguir recuperándose de los más de 15 días aislados debido a casos de COVID-19 en sus filas.

Desde el banco, con esa mirada de viejo lobo de los estadios, Carlos Martí, el mentor que más juegos ha ganado en el béisbol cubano, observa a sus muchachos, y más que corregir, habla con sus entrenadores. Sabe que a estas alturas hay poco que perfeccionar. Solo jugar. Y hacerlo bien.

Se encajona cuando la prensa lo aborda y hace swing a cada pregunta, a veces provocación, con la misma parsimonia con que conduce los partidos, ecuánime, seguro; la procesión, en su caso, se lleva por dentro. 

“Granma está bien, vinimos a pelear por el campeonato”. Todo el mundo sabe la situación que tuvimos con el nuevo coronavirus, pero eso no es excusa, aunque hayamos tenido que dejar en Granma a dos atletas importantes, el bateador Lázaro Cedeño y el pitcher Kelbis Rodríguez.

“Vamos a enfrentar al campeón, un equipo que tiene muchas figuras, jugadores con mucha experiencia en ligas profesionales y que toda la prensa da como favorito, pero nosotros decimos que el favoritismo se gana en el terreno”.


Carlos Martí director del equipo de Granma. (Ismael Francisco)

El veterano mentor ratificó su rotación de la semifinal: Lázaro Blanco, Leandro Martínez, César García y si hiciera falta un cuarto abridor sería Joel Mojena.

A muchos seguidores de los Alazanes sorprendió la idea de no abrir con el joven Guillermo García como regular después de sus buenas actuaciones ante Pinar del Río, pero Carlos atajó las especulaciones con su razonamiento:

“Guillermito es un bateador zurdo muy joven, no tiene mucha experiencia y no queremos exponerlo ahora ante Yoanni Yera. Creemos que es mejor que juegue ante derechos para quitarle presión”.

Sobre el resto del lineup, aseguró que será el mismo, aunque faltaba una última reunión del colectivo técnico para decidir el cuarto bate entre Carlos Benítez o Guillermo Avilés, quien se ha restablecido bien de su contagio con el SARS-CoV-2.

Granma le ha ganado par de veces a Matanzas en semifinales, y ahora lo más que abunda en los medios y las redes sociales es que los Cocodrilos terminan esto en cuatro o cinco juegos…

“Eso dijeron también las veces anteriores. Son un gran equipo, los respetamos, pero los pronósticos se confirman en el terreno, y esto no ha empezado todavía”.

Carlos ha defendido siempre la idea de una serie nacional jugada todo el tiempo sin refuerzos y luego un torneo élite con la calidad concentrada en pocos conjuntos. Es el único bicampeón con equipos blindados, y ahora puede ser también el tercero en ganar una serie con y sin refuerzos, lo mismo que su adversario Armando Ferrer, monarca vigente.

Por último le lanzamos un cambio de bola para ver los reflejos del veterano, y muy ajustado, como quien esperaba ese pitcheo, respondió ante la pregunta cómo asimiló la idea de lo haber sido llamado al cuerpo técnico de la selección para la III Copa del Caribe:

“Yo no trabajo para que me llamen a preselecciones, yo trabajo para mi provincia, para Granma, mi propósito es conseguir buenos resultados en la Serie Nacional; si me invitan al equipo Cuba, bienvenido, pero no es un tema que me quite el sueño”.

FERRER DICE QUE ESTO ES HASTA EL SIETE

Después del almuerzo, con el calor era más intenso aún y a la misma hora que debe comenzar hoy la final, tocó el turno de entrenamiento a los Rojos de Ferrer. Fueron puntuales, para dejar mudos a quienes pensaron que iban a retrasar un poco la sesión para sudar menos. Entre los ejercicios hechos por los defensores de la banda derecha estuvo capturar elevados de esos que el sol camufla y suelen caer.


Armando Ferrer, director del equipo de Matanzas. (Ismael Francisco)

Más inquieto, Ferrer hizo correcciones al gesto técnico de algunos de sus muchachos. Tampoco eludió a la prensa acreditada: “Somos favoritos, pero no veo esta diferencia tan grande que dicen algunos. Yo vengo enfocado en jugar un play off al límite, siete juegos; puede suceder otra cosa, pero no es en lo que pienso.

Granma tiene un gran equipo, Carlos Martí es un mentor con experiencia y par de campeonatos ganados.

“La ofensiva es medular en esta serie, ambos conjuntos tenemos buenos bateadores y vamos a salir a dar un buen espectáculo. Contra Lázaro Blanco los muchachos saben que tienen que salir a golpear bien un pitcheo, porque es un hombre que apenas concede bases por bolas”.

Su banca es tan amplia en opciones que la ausencia de Yadir Drake en el juego dominical, cumpliendo la sanción impuesta en el choque del adiós en la semifinal contra Las Tunas, será suplida por el jugador del equipo que más jonrones pegó en la ronda regular, William Luis (13).

A Ferrer jugar sin refuerzos tampoco le disgusta. “Prefiero que el play off haya sido así; si no iba a haberlos desde mediados de campeonato, como el año pasado, pues es mejor que no los hubiera”, dice el también avezado mentor que logró lo que tanto añoraban los matanceros: conquistar la corona que les había sido esquiva durante tantos años, incluso, cuando Víctor Mesa dirigió a los Rojos y siempre subió al podio, pero jamás a lo más alto.

Ferrer solo tiene seguro que su primer pitcher es Yoanni Yera. El segundo es Noelvis Entenza, pero dijo que si tiene que emplearlo para vencer en un partido, al día siguiente abrirá otro, pues esto se gana juego a juego.

El sol sigue castigando fuerte en esta región del medio de Cuba. Los atletas sudan a chorros, y se entrenan felices. Hacen chistes, se ayudan. Yoanni Yera, el hombre del domingo, se alista para un duelo estelar, ante los orientales tiene saldo histórico de 9-1. En buena lid, es un domador de Alazanes.

Ferrer habla y de reojo observa a sus pupilos. Viene entonces la curva mediática, pero el estratega matancero y también de la selección nacional la endereza con mucha franqueza:

Se dice que ya usted habló con Henry Urrutia para tantear su interés de jugar por Cuba en próximos eventos internacionales, ¿ha tenido contacto con alguien más?. “Sí, es cierto y también hablé con (Yoanner) Negrín y Jorge A. Martínez, les expliqué cuál es la idea. Si logramos que esos atletas que emigraron por diferentes razones y que no me toca a mí juzgarlos, representen a Cuba, vamos a elevar el nivel competitivo del equipo”.

Entonces, ¿Matanzas campeón de nuevo?... “Eso se decide ahí y apunta para el terreno, al que regresa tras el diálogo con la prensa, para unirse a sus entrenadores y atletas”.


Norland Rosendo González


Deja tu comentario

Condición de protección de datos