jueves, 8 de diciembre de 2022

Luchador cubano hacia aventura desconocida

El gladiador habanero, Reineris Salas, vivirá un momento histórico...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 19/10/2016
0 comentarios

La noticia resultó tan interesante e inesperada que liberó los resortes de la curiosidad: el cubano Reineris Salas participará el mes próximo en el primer Campeonato Mundial de Lucha… Pahlavani.

¿Qué es ella?, es una de las tantas preguntas que provoca tal noticia y ese resorte liberado.

¿Cómo le entró en este caso el agua al coco?

¿Por qué Reineris Salas?

¿Se conoce a los rivales, qué posibilidades tendrá?

VAMOS POR ORDEN

Nos parece que se impone sin demora otra pregunta, antes de irle dando respuestas a las anteriores:

- ¿Cuándo y dónde estarán enfocados los reflectores?

- Será el mes próximo, en noviembre, en Minsk, Bielorrusia. El 11 de noviembre ocurrirá el chequeo médico y el pesaje. El 12 se disputarán las medallas en todas las divisiones. Ellas son, nada más que en el masculino, 60 kilogramos, 70, 80, 90, 100, más de 100.

Y como no tiene desperdicio algo que leímos sobre la sede, en la enciclopedia Wikipedia, lo compartimos enseguida con los lectores: “La leyenda dice que un gigante llamado Menesk o Mincz tenía un molino sobre las riberas del río vecino a la ciudad. El molía las piedras para hacer panes con los que nutría sus guerreros. El nombre de “Minsk” quizás procede de la palabra bielorrusa Mensk, que deriva de la palabra мена (miena 'cambio, cambiar', en español), basada en la larga historia comercial de la ciudad”.
Allí, en Minsk, compitiendo en la Pahlavani, se encontrará nuestro compatriota Reineris Salas, de 29 años de edad.

Los orígenes de esa lucha, según reflejó un despacho de la agencia Prensa Latina, se vinculan a la antigua Persia y combina artes marciales y técnicas de la modalidad libre, calistenia, entrenamiento de fuerza y música épica. Es considerada de alto valor espiritual.

Su reglamento se basa en la confrontación de dos rivales que intentan tomar el control uno del otro lanzándolo hacia atrás sobre uno de sus hombros. Ellos visten pantalón con correa que se extiende desde la cintura hasta debajo de las rodillas. Está permitido sujetar los pantalones y el cinturón como base del agarre, y entonces los luchadores pueden usar las piernas, brazos y cintura para intentar proyectar a su oponente.

PARA ENTENDER

Nos parece imprescindible acercarnos a varios puntos de esta historia: La modalidad que hoy nos ocupa se encuentra siendo promocionada por los iraníes, de gran fuerza y tradición en general en la lucha, con el apoyo de la entidad que dirige este deporte, la United World Wrestling (UWW).

Y fue así como se convocó a un exitoso curso de un mes para entrenadores, en Guatemala, del cual en el momento en que escribimos no habían regresado todavía dos cubanos: Wilber Sánchez Amita (bronce olímpico en Barcelona 1992, campeón mundial en Estocolmo 1993) y Andrés González Duque, comisionado en La Habana.

Los pasos siguientes en la agenda son la celebración de un pequeño congreso, en el marco del Mundial, y acto seguido la de la citada competencia, a la que fueron invitados los mejores técnicos del curso (uno por país), quienes podrían asistir con un luchador.

“Se consideró que entre nosotros, por su estilo, el de más posibilidades sería Reineris, quien asistirá junto a Wilber. La lucha Pahlavani, de mucha tradición en Irán, es parecida a la libre, que es la que él practica. Es un poco parados, se presta para él”, nos explicó Luis de la Portilla, comisionado nacional de lucha, en declaraciones para los lectores de Cubahora.

“Además, en el futuro él ya no competirá más en la división de los 86 kilogramos, sino en la de los 97. En estos momentos se encuentra pesando 98 kilogramos y en este mundial lo haría en la de los 100”, agregó.

“Es algo bastante novedoso, no sabemos de rivales ni de un posible resultado”, dijo la misma fuente.

Es oportuno recordar que Reineris Salas es conocido también como El Gimnasta. Y no solo porque comenzó practicando este deporte, sino por su elasticidad y rapidez, las cuales, unidas a su fuerza y técnica, le hacen muy difícil la tarea a los rivales.

Ha ganado tres medallas en Campeonatos Mundiales (claro, en la modalidad libre): bronce en Moscú 2010, plata en Budapest 2013 y Taskent 2014. No se olvida que hace pocas semanas una injusticia de los árbitros le impidió llegar a un posible bronce en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

“Le robaron la pelea”, me dijo Gustavo Rolle, considerado el padre de la lucha cubana, un hombre medido en sus criterios.

Algo más ya casi llegando al final: la lucha Pahlavani es reconocida por la UWW y la UNESCO.

El interés se ha disparado… ¿Qué pasará con Reineris Salas y la lucha Pahlavani? Ahora mismo no puedo ni imaginarlo. ¡Si tuviera una “bola de cristal” lo escribiría!


Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos