lunes, 4 de marzo de 2024

Los managers también ganan campeonatos

El Play Off mejoró la imagen pero todavía falta. Avileños y Vegueros pelearon corajudamente. Roger Machado, artífice del triunfo y sin aspaviento...

Helio Ángel Menéndez García en Exclusivo 21/04/2016
1 comentarios

Con el out 27, que dejó al equipo Pinar del Río tendido sobre la grama del avileño parque José Ramón Cepero, concluyó el peleado play off que dio un muy merecido triunfo a la tropa  comandada por Roger Machado, en la recién finalizada 55 Serie Nacional de Beisbol.

Inobjetable que tanto vueltabajeros como avileños derrocharon corazón y “lo otro” a lo largo de los siete desafíos disputados, entregándose en cuerpo y alma a los colores que defendían, sin excluir a los refuerzos provenientes de otras provincias que pelearon como propia la casaca para la cual jugaron.

Decimos adiós a un play off que fue capaz de enardecer a las tribunas y del cual se estará hablando por algún tiempo más, principalmente por lo encarnizado, por la garra y, muy importante, por el respeto a la afición mostrado por vencedores y vencidos.

A riesgo de ser juzgado como el repudiado  aguafiestas considero oportuno insistir, en medio de tanto jolgorio, sobre las deficiencias que hoy lastran nuestra pelota a las cuales no escapó el play off: pésimo corrido de bases, incapacidad a la hora de ejecutar el toque de bola, lanzadores que no tiran strikes, etc. etc. etc.

No nos dejemos, pues, deslumbrar por el interés que despertó el play off, síntoma inequívoco de que la pelota sigue siendo pasión entre los cubanos, pero no se puede decir en modo alguno que esta haya recuperado el brillo de años atrás.

A fuerza de ser reiterativo hay que insistir  en que para devolver a nuestro beisbol la salud perdida,  deben variarse las actuales estructuras y prestar mayor atención a las competencias caseras, desde los niveles más bajos hasta la cúpula del llamado alto rendimiento.  Es preciso que no se produzcan forfeit por falta de transporte, aumentar los calendarios de juegos en las categorías inferiores en las cuales se forjan los talentos, que se garanticen los implementos para la masividad sin depender exclusivamente de los recursos monetarios de los familiares. Tela hay mucha por donde cortar…

No quiero terminar este comentario sobre el play off que acaba de finalizar, ganado por Ciego de Ávila (hacerlo sería injusto), sin dedicar unas líneas a Roger Machado,  artífice indiscutible en el triunfo de los Tigres, a los que ha conducido al título por segundo año consecutivo  y tercero en los últimos cinco años.

Un manager no es únicamente quien manda a batear fuerte o no, quien cambia un lanzador en un momento determinado o quien envía a un corredor al robo de la base inmediata. Manager de esos los tenemos “a pululo” en las graderías y ¿por qué no decirlo? También, entre algunos de los llamados especialistas que tienen la misión de narrar o comentar lo que acontece en el desafío, no de pronosticar ni de sugerir lo que ellos consideran debe hacerse en determinado momento. Manager es otra cosa.

Un buen manager además de dominar la esencia del beisbol, es aquel que aglutina, que mantiene buena comunicación con sus hombres, conoce sus virtudes y defectos y sin aspavientos y ademanes innecesarios saca el máximo de cada uno de ellos.

Miguel Ángel González, por muchísimos años manager del Club Habana en nuestros campeonatos profesionales y coach apreciado en los Cardenales de San Luis de las Grandes Ligas (lo prefiero a Major League) comentaba que los juegos de pelota se ganan y se pierden en el cuarto de vestir, en la armonía reinante entre todas las piezas de un equipo, desde sus estrellas hasta el subestimado cargabates.

 Roger Machado logró esta armonía de la que hablaba Miguel Ángel. Y logró más, es mi criterio. Logró ganarse el respeto, la admiración y las simpatías no solo de sus jugadores sino también de gran parte de la exigente afición, al constituirse en ejemplo fehaciente de lo que debe ser un buen manager. No bastan los conocimientos, hay que saber aplicarlos y sobre todo cómo aplicarlos.

Un viejo slogan en el beisbol reza: “los campeonatos los ganan los jugadores, los pierden los managers”  En esta recién finalizada 55 Serie Nacional de Cuba, Roger Machado  desmintió tal aseveración: los managers también ganan campeonatos. 


Compartir

Helio Ángel Menéndez García

Se han publicado 1 comentarios


Mirror
 21/4/16 13:42

Felicidades a Ciego por ganar, pero para mí, Pianr del Río fue CAMPEÓN porque tuvo que luchar desde que comenzaron los Play Off con Matanzas, y luego viniendo de abajo, perdiendo 3-0!!!!!!!, supieron reponerse, dar tremendos juegos a la afición, señores, eso no lo hace cualquiera!!!!!!!!!!!!!! Aquí los recibimos como campeones, eso es lo que son. FELICIDADES A MIS VEGUEROS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! PINAR DEL RÍO CAMPEÓN!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Deja tu comentario

Condición de protección de datos