sábado, 18 de mayo de 2024

Los Lobos no fueron domados

La franquicia kazaja derrotó 3-2 a Domadores de Cuba, en el primer cartel de la gran final de la actual temporada...

José Luis López Sado en Exclusivo 21/06/2015
0 comentarios

Créalo o no lo crea: ¡cayeron los Domadores de Cuba! Los monarcas exponentes de la Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés) perdieron hoy su invicto en el primer cartel final de la V edición,  al ceder 2-3 ante una potente, veloz y musculosa  franquicia de Lobos de Astaná, respaldada por su afición en el Centro Nacional de Tenis, de la capital kazaja.  

Los Domadores habían barrido sin grandes contratiempos a sus siete rivales de la fase de grupos y a los Guerreros de México en la semifinal, a la cual avanzaron de manera directa por comandar la llave A. Pero hoy, entre sus cinco exponentes, los anfitriones presentaron a cuatro monarcas nacionales con suficientes argumentos para enfrentar al favorito elenco comandado por el técnico guantanamero Rolando Acebal. Y entre ese quinteto, solo exhibían una derrota en toda la temporada, al aval del minimosca Temirtas Zhussupov. Por eso, acuñaron un merecido éxito en un cartel de suma paridad, al extremo de que tres combates fueron por votación de triple 48-47.

Los Lobos abrieron la cartelera con el triunfo más amplio, tal y como se esperaba, de Zhussupov ante el joven caribeño Johanys Argilagos, que tenía menos alcance, pero no pudo llegar a la corta distancia por el buen jab de izquierda de su rival, que combinaba con efectivos golpes rectos. El triple 50-45 mostró que el kazajo dominó los cinco asaltos y ganó cada uno por votación de 10-9 por parte de los tres jueces.

Sin embargo, en el pleito más interesante, el campeón olímpico Robeisy Ramírez (56 kg) tomó revancha ante Kairat Yeraliyev, quien lo había vencido en el Campeonato Mundial de 2013, precisamente en Almaty. Y así, logró igualar las acciones.

Con un empate 38-38 al término del cuarto round, merced al buen y equilibrado intercambio que habían apreciado los jueces, Ramírez no se apresuró, esperó el fallo del incisivo rival y llegó varias veces con sus swinnes, especialmente a falta de 10 segundos para que finalizara el quinto asalto. Cerrada, pero victoria al fin de 3-0 (triple 48-47).

Luego, se sucedieron dos victorias consecutivas de los kazajos y el marcador se puso 3-1, lo cual les tributaba el triunfo del match.

Primero, el invicto en seis peleas Samat Bashenov (64) se impuso 3-0 (triple 48-47) al doble subcampeón mundial Yasnier Toledo, quien no fue desfavorecido con la votación de los jueces en el cuarto asalto y ahí mismo se le escaparon las opciones de triunfo. Con empate 38-38 al cerrar ese episodio, Toledo no puedo exponer su mejor esgrima boxística en el cierre. El kazajo, metiendo la cabeza repetidamente y agarrándose cada vez que lanzaba un golpe y fallaba, logró enrolarse en la corta distancia. Así, pudo evitar el golpeo desde afuera del camagüeyano y ganó 3-0 (triple 48-47).

Y en la cuarta pelea, los kazajos signaron el triunfo mediante los puños del peso mediano  Meiirim Nursultanov ante el guantanamero Arlen López, a quien los tres jueces le vieron ganar solamente el cuarto asalto. En los restantes, hubo mucho «dale al que no te dio». Pero el caribeño fue incapaz de mostrar su mejor arsenal técnico. No se vio con su tradicional golpeo efectivo basado en sus swinnes y el local sí logró llegar varias veces a su anatomía. Cuando se pelea en casa del rival, entonces no se puede dejar margen a las dudas. Y los tres jueces le dieron su voto favorable a Nursultanov, por 48-47.

Ya con el match perdido, Erislandy Savón (91) venció 2-1 (doble 48-47 y 46-49 en contra) a Vassily Levit, primero del ranking. Ambos estaban invictos con 8-0 en esta V WSB. Pero además, el guantanamero había estado intocable en otras ocho peleas durante la pasada temporada, en la cual el kazajo tampoco conocía el revés en seis escaladas al ring.

Pero el combate apenas logró librarnos del bostezo. Y no colmó las expectativas, porque ambos púgiles se limitaron más a defenderse y cuidarse de recibir un potente golpe, que a intentar enviarlo al rostro del rival.

El primer round fue de puro estudio. Y sin apenas tirarse golpes, era evidente que los árbitros favorecerían al anfitrión. El segundo también fue para Levit, mientras que el tercero dio el «visto bueno» para el cubano, que aseguró el triunfo cuando pudo conectar los escasos golpes que intercambiaron en el cuarto y quinto capítulo. Combate para el olvido, cuando debió haber sido para la historia, por la trayectoria que ambos mostraban.

Este domingo caerán las cortinas de la V WSB, con el segundo cartel entre Domadores y Astaná Arlans. Los cubanos están precisados a salir airosos por 4-1, o al menos ganar 3-2 para igualar el match, que se decidiría entonces con otro combate en 56 kilogramos. El representante cubano sería el joven Andy Cruz.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos