miércoles, 24 de abril de 2024

Los judoguis terminaron estrujados

Una mala actuación de los cubanos en el Campeonato Mundial...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 14/06/2021
0 comentarios
Idalys Ortiz-Sarah Asahina-Judo
Idalys Ortiz (a la derecha) en su combate ante la japonesa Sarah Asahina. (Tomada de IJF)

No se puede decir otra cosa (aunque no olvidamos que han competido poco y tenido afectaciones en sus filas por la pandemia del Covid-19): ¡Los judoguis de los cubanos terminaron estrujados en el Campeonato Mundial!

Ocurrió en la sala László Papp, de Hungría, sede de la importantísima competencia, la cual tuvo acción de domingo a domingo (del 6 de junio al de este 13), y en la que cual salieron a los tatamis ocho de nuestros compatriotas.

Hay un dato contundente: Es la primera vez, según leímos en Cubadebate, que no ganamos una medalla en campeonatos mundiales en los últimos 34 años (20 mundiales desde 1987).

Nuestro optimismo de siempre hace pensar que podrá haber tiempo para ajustes, claro, sin demasiada demora. ¡Los Juegos Olímpicos de Tokio, si no lo impide la pandemia, deben comenzar ya el 23 de julio..!

Pero hoy, tampoco se puede decir de otra forma, hay razones para que se hayan disparado preocupaciones, teniendo en cuenta que es uno de nuestros deportes con mayores posibilidades, con figuras capaces de subir al podio olímpico.

Los días fueron pasando. Y no llegaba un buen resultado…

En cualquier caso, para la última jornada de las competencias individuales, el sábado, nos quedaba la carta muy triunfadora de Idalys Ortiz (división de más de 78 kilogramos).

Sí, la tres veces medallista en Juegos Olímpicos: bronce en Beijing 2008, oro en Londres 2012, plata en Río 2016.

Sí, la multimedallista en estos Campeonatos Mundiales (ocho en total): las de oro en los de Río de Janeiro 2013 y Chelyabinsk 2014; las de plata en los de Bakú 2018 y Tokio 2019. Las dos primeras de bronce en los de Rotterdam 2009 y Tokio 2010. Las otras dos de bronce en los de Astaná 2015 y Marrakech 2017. Ésta última en la categoría Abierta, y luego de un tiempo alejada de los tatamis.

Ahhh, sí… la primera del ranking mundial (7488 puntos ahora).

A LA 19 FUE LA VENCIDA

Nos parece muy justo, en aras del equilibrio, recordar algo que a su momento publicamos aquí en Cubahora: Ortiz no pudo subir a escena en el Campeonato Panamericano, celebrado en el mes de abril en Guadalajara, México. Es que después de haber sido ubicada ya en el organigrama se conoció había dado positivo su PCR. La pandemia también se metió aquella vez en el camino de otras de nuestras figuras más importantes: Maylín del Toro (63), Iván Silva (90) y Andy Granda (más de 100).

Ahora Ortiz terminó quinta, pues en la discusión de medalla de bronce cedió ante la brasileña Maria Suelen Altheman (sexta del ranking mundial/otro es el olímpico), a quien había derrotado en los 18 combates que habían celebrado antes. La sudamericana terminó con una de las preseas bronceadas, al igual que su compatriota Beatriz Souza (5890/octava). Los dos puestos más altos del podio los ocuparon las japonesas Sarah Asahina (segunda/6975), y Wakaba Tomita (28va./2220).

El revés de Ortiz contra Altheman se produjo bien avanzada la pelea, a los 6:29 minutos de la prolongación hasta Regla de Oro. Antes se había incluido en semifinales con victorias antes de los cuatro minutos contra la polaca Paula Kulaga (53), la rusa Anzhela Gasparian (38) y la gala Julia Tolofua (18).

La cubana había cedido ante Asahina, por wazari en otra extensión hasta 7:06 minutos. Ellas archivaban tres éxitos por bando. Quiere decir que esos alargues mencionados la obligaron a sacar a flote su preparación física.

Y aprovechamos para recordar algo más: ninguna de esas dos niponas será la representante de Japón en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, país que es el padre del judo y el de mejores resultados a la largo de toda la historia.

Y ello lo validó al ganar este Campeonato Mundial Budapest 2021, con cinco de oro-cuatro de plata-dos de bronce, pese a no llevar a todos sus astros o sus estrellas.

ALGO MÁS

La escuadra cubana presentó ocho judocas, entre los cuales los de mayores posibilidades de avanzar, por sus medallas en mundiales, estaban Iván Silva (90) y Kaliema Antomarchi (78).

Silva (llegó sexto), plata en el Campeonato Mundial de Bakú (Azerbaiyán) 2018, perdió en su segunda aparición ante el kazajo Islam Bozbayev (24).

Antomarchi (llegó novena) cedió de forma sorpresiva en su debut ante la israelí Inbar Lanir (era la 31). Nuestra compatriota seguro que lo tuvo muy presente: había ganado bronce ahí mismo en el Campeonato Mundial de 2017. Sí la Arena László Papp es el complejo deportivo más grande del país (12 500 personas).

No todas las derrotas de los cubanos fueron iguales, las hubo ante rivales, como los mencionados, ante los cuales eran favoritos, y otras en que no.

El cierre dominical tampoco resultó agradable (el por equipos mixto): derrota en el debut ante Georgia, con una sola victoria, a cargo de Ortiz, y cuatro fracasos.

No hubo medallas en el Campeonato Mundial de Judo, pero las vamos a poner en nuestro trabajo de hoy de otra forma…

La sala de competencias lleva el nombre del ex boxeador y entrenador húngaro László Papp (25 de marzo de 1926-16 de octubre de 2003), ganador de tres de oro en Juegos Olímpicos, en  Londres 1948, Helsinki en 1952 y Melbourne 1956. Era el único que lo había logrado hasta que lo igualó nuestro compatriota también pugilista Teófilo Stevenson (29 de marzo de 1952-11 de junio de 2012), quien lo hizo en los de Múnich 1972, Montreal 1976, Moscú 1980. Y ello solo lo ha logrado otro boxeador, también cubano: Félix Savón, en Barcelona 1992, Atlanta 1996, Sídney 2000. Sí, quizás se imponía este recordatorio para homenajearlos…

Aquí termina la función periodística. Es la hora de los técnicos del judo y de los propios atletas. ¡El podio de Tokio es la meta!


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos