domingo, 27 de noviembre de 2022

Los judocas cubanos terminaron séptimos

Con una escuadra joven quedaron por debajo de lo deseado en el Campeonato Mundial por Equipos, en Salvador de Bahía, Brasil...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 29/10/2012
0 comentarios
Asley González (a la derecha).

No hacia falta tener una bola de cristal. No era necesaria para saber la suerte que podrían correr los judocas cubanos en el Campeonato Mundial por Equipos, en Salvador de Bahía, Brasil. Las medallas de bronce sabatinas de las mujeres, con más nivel, estaban dentro de lo pronosticable. Y también el séptimo lugar de este domingo a cargo de los varones, quienes presentaron una escuadra renovada, pensando en el futuro.

En realidad lo habíamos pronosticado en nota anterior en Cubahora: es decir, pusimos el parche antes que saliera el grano, única forma de conservar la confianza de los lectores…

Rusia, que había ganado un tanto sorprendentemente hace unas semanas los Juegos Olímpicos de Londres 2012 (sumando las medallas del masculino y el femenino), hizo morder ahora en la final la derrota a Japón (por tres victorias a dos), considerada la cuna de este deporte; un resultado, sin dudas, que además de quedar registrado en la historia pone de  nuevo a pensar.

La tercera plaza correspondió a Georgia y Brasil (tercero tanto en el femenino como en el masculino); la quinta a Sudcorea y Francia, y la séptima a Cuba y Algeria, todo lo cual pudimos conocer en la página web del evento.

Los muchachos que dirige el experimentado entrenador Justo Noda abrieron su participación con una esperada victoria contra Estados Unidos (4 éxitos-1 revés).

Así les llegó a nuestros compatriotas el turno de enfrentarse a los poderosos franceses, de quienes se publicó con anterioridad que no presentarían a sus mejores figuras, y así encajaron su primera derrota (2-3), la cual los arrastró entonces hasta la fase de la primera ronda de la repesca.

En ella cedieron nuevamente, contra Georgia (también 2-3), que a la postre se adueñó de una de las medallas de bronce.

LOS HOMBRES DE LA NÓMINA

El más relevante de nuestra escuadra, Asley González, subcampeón olímpico de los 90 kilogramos en Londres 2012, se convirtió, como también habíamos pronosticado, en nuestro hombre seguido por los reflectores, y de ello dio fe, pues ganó sus tres combates, dando continuidad a progresos que deben llevarlo con muy buenas posibilidades a ese mismo país, cuando organice los Juegos Olímpicos de Río 2016. ¿Podrá mejorar allí el color de la plata de Londres 2012?

Lo acompañaron en la contienda Gilberto Solar (66), Magdiel Estrada (73), Osmay Cruz (81), José Armenteros (+90) y el suplente Yoandry Margarejo (+90), lo dos últimos teniendo en cuenta las divisiones convocadas por los organizadores.

El balance de ellos resultó así: Solar (2-1), Estrada (1-2) y Cruz (0-3), Armenteros (2-1) y Margarejo (2-1).

VOLVIENDO A LAS MUJERES

Es necesario, por haber interesantes noticias nuevas, volver a al desempeño sabatino de las mujeres, las cuales, como ya apuntamos al inicio, terminaron con uno de los juegos de medallas de bronce (el otro correspondió a las brasileñas).

Una de las nuevas es que Idalis Ortiz, campeona olímpica en más de 78, y presentada ahora en +70 por las divisiones convocadas,  no se presentó en el duelo por el bronce contra las rusas (ganado por la nuestras con pizarra de 3-2), por padecer una lesión en su rodilla izquierda, según le hizo saber desde la sede el entrenador Ronaldo Veitía al periodista Carlos González Rego, de la Agencia de Información Nacional (AIN).

Las cubanas, de acuerdo a la misma fuente, disputaron 20 peleas, de las cuales ganaron 13 (10 de ellas por Ippon), y perdieron en siete oportunidades.

El brillo en este caso se lo llevó Maricet Espinosa (63) —quinta en el Campeonato Mundial de París 2011—, quien en sus cuatro presentaciones dominó por Ippón.

Desde hace varias décadas, y ahora acabó de quedar demostrado otra vez (más allá de detalles…), es uno de los deportes de mejor salud dentro de Cuba.


Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos