martes, 28 de mayo de 2024

Los Indios se rebelan y los Cocodrilos no muerden

Al empezar la cuarta subserie el equipo de Guantánamo sigue dejando una grata impresión, pese a que tiene saldo de cuatro y cinco. Mal anda Matanzas, pero tiene equipo para recuperarse...

Norland Rosendo González en Exclusivo 23/08/2018
0 comentarios
Equipo de Guantánamo-Julio Pablo Martínez Sánchez
El elenco de Guantánamo ha progresado técnica y tácticamente.

Aunque perdió par de juegos, ambos por la mínima, ante Ciego de Ávila, los Indios del Guaso exhibieron una cara muy diferente a la de años pasados, cuando los rivales aprovechaban las subseries contra ellos para tomar un “descanso”. A media máquina les ganaban.

Aunque lo que más se nota del cambio es la actitud en el terreno y la competitividad, el elenco de Guantánamo ha progresado técnica y tácticamente. Parece que la designación de un mentor con un currículo en el terreno científico, Eduardo Pavó, ha tenido un impacto positivo. Enhorabuena para los Indios y para el béisbol cubano, que tan distante está de los conceptos más modernos en este deporte.

Es muy temprano para augurar un salto espectacular y, ni siquiera, supongo, debe ser lo más importante en la proyección del equipo. Lo ideal es enderezar un rumbo de la pelota que durante mucho tiempo estuvo desvirtuado, torcido por aquellos lares del oriente cubano.

Que las gradas hayan vuelto a llenarse en el Nguyen Van Troi es un buen síntoma, porque la afición no suele seguir a quienes solo saben perder. En nueve juegos los Indios han ganado cuatro, o sea, todavía su balance es negativo, pero tampoco hay escapados y parece que este torneo será más equilibrado.

Si hurgamos por dentro, en los primeros nueve juegos sus números —que tampoco lo dicen todo en pelota— fueron halagüeños. La línea ofensiva colectiva (AVE./OBP/SLUG.) es de .274/.332/.383. Sin embargo, su producción de carreras es bajo: solo 39 remolques. Tampoco intentan robar muchas bases: cuatro en siete intentos.

Los lanzadores tienen una efectividad de 3.32, embasan a 1.44 hombres por inning, y los promedios de ponche y boletos por cada nueve inning son casi iguales: K/9 (4.87) y BB/9 (4.20), cuando lo normal es que se ponche a dos adversarios por cada boleto. Pero eso no es novedad en el staff de los guantanameros, pues resulta, lamentablemente, tendencia en el béisbol cubano.

Se ve, en cambio, una mejor mecánica y la aplicación de los fundamentos. Los lanzadores buscan comando, varían los pitcheos, los tratan de colocar en zonas que perjudiquen a los bateadores o les minimicen el poder. Hay detalles que no van a los libros estadísticos, pero demuestran crecimiento en el juego.

Por lo pronto, Guantánamo se ha ganado no pocos elogios en la prensa. ¿Desde cuándo no sucedía?

Del lado opuesto está Matanzas. Los Cocodrilos tienen seis derrotas en ocho salidas, su peor arranque de los últimos tiempos. ¿Se cumplirá aquella modificación del refrán que dice que lo que mal empieza bien termina?

Los matanceros, favoritos al título en las últimas temporadas, y asiduos inquilinos del podio de premiaciones sin ocupar el asiento de lujo, sufrieron la sensible baja por lesión del camarero titular Aníbal Medina, uno de sus jugadores inspiración, y no cuentan en estos inicios de campeonato con el toletero Yurisbel Gracial y el pitcher Jonder Martínez, contratados en Japón y Canadá, respectivamente.

La incorporación de Jonder a la rotación es clave en las aspiraciones de lograr uno de los cuatro boletos directos a la segunda fase, o al menos un cupo para la veleidosa serie de comodines que disputarán los ocupantes de los puestos entre el cinco y el ocho.

Los Cocodrilos fueron recientemente barridos por los Gallos de Sancti Spíritus, y en un torneo tan breve, de apenas 45 juegos, cada subserie perdida por esa vía es un golpe duro.

El cuerpo de lanzadores de los Rojos de Víctor Figueroa trabaja para 5.46 carreras limpias por partido y embasa a 1.62 bateadores por entrada. Si bien ponchan, como promedio, a más de seis rivales cada nueve innings, regalan demasiados boletos: más de cinco por juego y les batean para .278.

Los Cocodrilos tienen nómina para reaccionar. Es raro verlos al fondo de la tabla.

De los pronósticos que hice para las subseries pasadas, acerté en cinco: IND-CFG, ART-MAY, LTU-HOL, VCL-SCU y CAV-GTM y fallé en tres: PRI-ISLA, MTZ-SSP y GRA-CMG. Buen average.

Vaticinios para los pareos que empezaron este miércoles:

- PRI 1-MAY 2
- IJV 2-ART 1
- CFG 2-MTZ 1
- SSP 1-IND 2
- LTU 2-CMG 1
- HOL 1-GRA 2
- SCU 1-CAV 2
- GTM 1-VCL 2


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos