miércoles, 22 de mayo de 2024

Los Domadores ganaron la guerra

La franquicia cubana superó 4-1 a los Guerreros de México, en Aguscalientes y mantuvo el invicto...

José Luis López Sado en Exclusivo 15/02/2015
0 comentarios

Al graderío del Gimnasio Olímpico de la ciudad de Aguascalientes, no le cabía un alpiste. Allí, los Guerreros de México recibían a los invictos y monarcas exponentes Domadores de Cuba, en la quinta semana de la V Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés). La ocasión era propicia para ver a los visitantes, de reconocida calidad sobre el encerado.

Y los Domadores cumplieron las expectativas, al mostrar su mejor ABC boxístico, pegar los mejores golpes, ganar cuatro de los cinco combates 4-1 y mantener su invicto en el grupo A. Solo que en la primera pelea, el titular panamericano Joselito Fernández (49 kg) alborotó la grada con su merecido triunfo ante el joven Johanys Argilagos, para así evitar la barrida.

Joselito dictó el ritmo, consiguió meterse en la corta distancia dada su menor estatura, llegó reiteradamente con sus swinnes a la anatomía del camagüeyano y tramitó sin contratiempos su triunfo por 3-0 (48-47, 49-45-48-46), que quebró el invicto cubano y lo dejó en 20 éxitos al hilo.

Pero ahí mismo se acabó la fiesta para los anfitriones y su público. Los Guerreros se quedaron como su nombre: dando mucha guerra, pero sin ganar una batalla más. La pérdida del invicto provocó a los restantes Domadores, que alistaron sus «látigos» y no cesaron de tirar golpes hasta el último minuto de cada enfrentamiento.

A saber, Andy Cruz (56), debutante en la WSB tras la lesión del campeón olímpico Robeisy Ramírez, no creyó en la experiencia del mundialista Brian Morales, un fajador incansable. Supo aprovechar los fallos en el ataque del rival, se cuidó bien de sus constantes arremetidas y le ganó en la pelea al contraataque. El veredicto fue 3-0 (triple 49-46).

Luego, los dos Domadores siguientes le dieron revancha a sus respectivos contrincantes, tras vencerlos en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Veracruz.

Primero, Arlen López (75) se viró tanto a la derecha como a la izquierda para no solo desconcertar, sino también apabullar a Misael Rodríguez, a quien superó 3-0 (triple 49-46). Es cierto que el joven guantanamero bajó mucho la guardia y recibió varios golpes innecesarios. Pero él supo imponer su calidad, sacó ventaja con combinaciones y movimientos laterales, indescifrables para el local. Aquí hubo otro 3-0, incluso, con el mismo marcador: triple 49-46.

Y después, el doble medallista de plata mundial, Yasnier Toledo (64), volvió a pegarle de todo y con todo a Raúl Curiel, fue efectivo una vez más con su jab de derecha, que supo combinar con rectos y ganchos de izquierda, para hacerle levantar la cabeza que tanto bajó y el juez nunca penalizó. Por eso, los jueces lo premiaron con un  3-0 (triple 50-45).  

Y ahí cerró el cartel, pues Erislandy Savón (91) había derrotado en la báscula a Daniel Paniagua, excedido de peso. ¿Sería que el azteca ya conocía acerca de los dos potentes nocauts que había propinado el gigante guantanamero en sus dos primeras presentaciones de esta V WSB?     

Lo cierto es que, tras este cómodo resultado, Cuba mantuvo su invicto en cinco semanas, llegó a 15 puntos, con 24 éxitos y este único fracaso de Argilagos. La próxima presentación de los Domadores será el viernes frente a la franquicia británica Corazón de León, en la Ciudad Deportiva capitalina.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos