lunes, 27 de mayo de 2024

Londres 2012: Cortés tropezó con piedra nipona

Quedó eliminada en su primer combate...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 01/08/2012
0 comentarios
Onix Cortés 001
Un momento del combate.

Se considera, no lo olvidemos, que Japón es la cuna del judo. Por eso no resulta aconsejable tener que enfrentarse, y mucho menos en los primeros combates, a uno de sus exponentes. Eso, lamentablemente, es lo que le ocurrió a la cubana Onix Cortés, en los XXX Juegos Olímpicos de Londres 2012.

El desenlace de esa pelea, perteneciente a la división de los 70 kilogramos, por haberse producido en esa fase inicial la dejó eliminada, es decir, sin opciones de ser arrastrada a una repesca y una posible medalla de bronce.

El expediente de Haruka Tachimoto, 21 años de edad, no es hasta el momento en que escribo demasiado impresionante: ha estado en un mundial (no obtuvo presea), es subcampeona de Asia. Claro en su expediente hay un apunte mucho más importante: ¡es japonesa!

Y a pesar de serlo no pudo impedir que la cubana, 23 años de edad, medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, México 2011, la obligara a unos primeros cinco minutos sin que se pudieran marcar y los otros tres del Punto de Oro.

La asiática pasó por algunos momentos difíciles, como una acción faltando 1:55 minutos, pero se viró como una gata.

Quiere decir que al no haber ganadora en los ocho minutos se apeló al handei, o decisión de los árbitros, en que se alzaron las tres banderas blancas del color del yudogui de la asiática.

Ello sigue dejando como la mejor actuación de la escuadra femenina la medalla de plata de Yanet Bermoy (52), quien así reeditó el color de la de los de Beijing, China 2008 (entonces en 48).

Solo falta por entrar en acción dentro de ese grupo Idalis Ortiz (más de 78), una muy buena posibilidad, como lo corroboran sus bronces en Beijing 2008 y en el mundial de Tokio, Japón 2010.

Ha resultado difícil el judo en Londres 2012…

 


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos