jueves, 8 de diciembre de 2022

Londres 2012: Bermoy sorteó debut complicado

La estelar judoca, subcampeona olímpica de Beijing 2008, avanzó a la siguiente fase…

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 29/07/2012
0 comentarios
Yanet Bermoy
Yanet Bermoy se mostró fuerte en primera pelea.

De verdad, como era de pronosticarse, que resultó algo difícil el debut de la judoca cubana Yanet Bermoy, en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pero logró imponerse, y a pesar de lo dicho antes lo pudo hacer finalmente con claridad.

Hace cuatro años, en la edición de Beijing, China 2008, terminó con medalla de plata en la división de los 48 kilogramos, lo cual la dejó con lágrimas de insatisfacción, y a la espera de esta cita londinense, en la cual compite en la categoría de los 52.

La mongolesa Bundman Munkhbataar, quien ha estado entre las ocho primeras del planeta, le planteó un duro reto a lo largo de casi los cinco minutos reglamentarios de pelea.

Nuestra compatriota llevó la iniciativa desde el primer momento, pero hacia falta más para sonreír.

Cuando terminaron los dos primeros minutos, Ronaldo Veitía, el jefe de entrenadores, le gritó: “Ya le toca”. Pero no fue así…

A mitad de combate hubo que detener un momento las acciones, para que Bermoy se recuperara de una molestia en un ojo.

Entonces se escuchó otra vez a Veitía: “Ataca tú”.

Faltando dos minutos volvió a dar ánimo: “Vas bien”.

Y poco después quedó comprobado que así era: faltando 0.46 minutos llegó la recompensa con un waza-ari, y a continuación un segundo, válido para el ippon, redondeado con una inmovilización que trajo ya la demorada tranquilidad.

Bermoy, 25 años de edad, oriunda de la provincia de Cienfuegos, es una de las mejores cartas de la escuadra femenina cubana de judo en Londres 2012, apoyada no solo por su plata de Beijing 2008, sino por su experiencia y sostenidos resultados internacionales.

Entre ellos se encuentran el oro en el campeonato mundial de adultos de 2005 y la plata en el del 2009.

Sí, hay que seguir su próximo combate…


Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos