viernes, 12 de julio de 2024

Llegó la hora de parecerse al apellido

¿Agricultores es el más fuerte? Se mantiene el calendario de 50 juegos ...

Norland Rosendo González en Exclusivo 22/10/2022
0 comentarios
Pelota cubana-Serie Nacional
El ganador tendrá el incentivo de representar a Cuba en la Serie del Caribe Gran Caracas 2023

Dos semanas después de lo previsto, comienza la primera edición de la Liga Élite del Béisbol Cubano (LEBC) con el reto de satisfacer las expectativas que su nombre entraña.

No se trata de un torneo más, sino de uno que por muchos años había demando la afición y la pelota misma para completar su calendario competitivo anual. Después de las series selectivas no ha habido un evento de esa envergadura que se haya sostenido en el tiempo ni en el arraigo de los amantes de nuestro deporte nacional.

Con esos antecedentes y una pretemporada que estuvo marcada por varios desaciertos, cuyo último capítulo fue el retraso en el arribo de los uniformes convenidos con la marca Teammate, la LEBC comenzará el juego debajo en el marcador.

La Comisión Nacional de Béisbol informó este jueves que «la logística general para el evento está garantizada», y ese aseguramiento, que pareciera lo más normal del mundo, fue la causa de los 15 días de atraso y que ahora haya que hacer ajustes internos para no dejar de celebrar los 50 partidos pactados para cada equipo en la fase clasificatoria.

Se augura un campeonato parejo, de acuerdo con las nóminas, aunque el conjunto de Agricultores, bajo el mando de Carlos Martí, en el que se agrupan los jugadores de Las Tunas y Granma, dos de los máximos medallistas de las últimas series nacionales, podría considerarse el más fuerte.

Descuella esa nómina por su ofensiva, al punto que prescindieron incluso de Dánel Castro, quien a sus 46 años sigue siendo uno de los más oportunos bateadores de Cuba en los torneos nacionales.

La no inclusión de Dánel fue otra de las polémicas que marcaron las semanas previas al play ball. Sobre todo, porque el tunero está a 15 imparables de ubicarse como líder en el ranking nacional histórico de jits. Para suerte suya, Centrales lo solicitó en el congresillo técnico y el pedido de Armando Ferrer fue aceptado.

No hay dudas de que un lineup en el que se combinen los hermanos Alarcón (Yosvany y Yordanis), Guillermo Avilés, Carlos Benítez, Rafael Viñales, Raico Santos y Yuniesky Larduet pondría en tensiones a cualquier staff de los disponibles en Cuba actualmente.

Sin embargo, la conformación de las nóminas a partir de la integración de provincias de manera arbitraria es un elemento que podría tener su impacto en las dinámicas de cada plantel, y en los deportes colectivos conseguir el team work resulta imprescindible para alcanzar buenos resultados.

El reglamento deja abierta la posibilidad para que jugadores fichados en ligas extranjeras por cuenta propia puedan competir en la LEBC sin necesidad de repatriarse, siempre y cuando no hayan abandonado delegaciones oficiales o no tengan deudas de contratos de la Federación Cubana, y esa podría ser una buena oportunidad, sobre todo de cara a la postemporada.

Portuarios, bajo las riendas de Michael González, reúne jugadores con poderosas herramientas para producir al bate y Ganaderos, con el único mentor que no ha dirigido en series nacionales, también podría articular una alineación potente.

En cuanto a las rotaciones de picheo y los respectivos bullpen hay equilibrio, y lo más lamentable es que todavía se negocian contratos en ligas invernales, lo cual augura más bajas en un área que ha estado muy debilitada en los últimos años en el béisbol cubano.

Tabacaleros luce un picheo capaz de aguantar las ofensivas rivales, en el que se conjugan experimentados como Erlys Casanova, Bladimir Baños, Fran Luis Medina, José Ángel García, con los jóvenes Jonathan Carbó, Franklin Quintana y Kendry Hernández, entre otros.

Hoy, en la fecha inaugural, jugarán Portuarios y Agricultores, en el Latinoamericano; Tabacaleros y Centrales, en el Cristóbal Labra; y Cafetaleros y Agricultores, en el Calixto García.

Comienza así la LEBC, que en esta versión quizá no, pero en las próximas sí deberá parecerse mucho a su nombre, sobre todo a ese apellido que algunos hubiesen preferido no ponerle ahora.

El ganador tendrá el incentivo de representar a Cuba en la Serie del Caribe Gran Caracas 2023 y esperemos que sea con el ciento por ciento de su nómina.


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos