jueves, 23 de mayo de 2024

Llegó la hora de la verdad para los "legionarios" cubanos

La escuadra masculina de voleibol debutará mañana contra Brasil, en la subsede de Eslovenia...

José Luis López Sado en Exclusivo 25/08/2022
0 comentarios
Cuba Voly
A partir de ahora, el equipo no podrá darse el lujo de cometer tantos errores no forzados, además de mejorar en el bloqueo (Foto: NORCECA).

Desde la primera convocatoria del voleibol cubano, rama masculina, con jugadores que se desempeñan en ligas extranjeras, la tropa del técnico Nicolás Vives se mantiene invicta, con cota de 15 triunfos sucesivos.

Palmas para ese saldo de un grupo que hacía mucho tiempo no trabajaba junto. Esa cadena de triunfos que incluye los cetros en la Copa Challenger —en la cual solventaron un cupo para retornar a la Liga de Naciones 2023— y el reciente de la Copa Panamericana, sin dudas también fueron "exámenes" para Vives y sus discípulos de cara a concretar el mejor equipo posible para enfrentar el XX Campeonato Mundial, que se iniciará mañana.

Este certamen del orbe se disputará en las subsedes de Liubliana, capital de Eslovenia (Grupos B, D, E y F), junto a las ciudades polacas de Katowice y Gliwice donde competirán las llaves A, C, G y H. Cada llave reunirá a cuatro colectivos y los dos primeros avanzarán a la siguiente fase de dieciseisavos. Cuba quedó ubicada en el segmento B y mañana tendrá de rival en su debut al conjunto de Brasil, vigentes subcampeones de la lid y terceros del escalafón mundial -Cuba está en el 12-, en lo que sin dudas será una prueba durísima para la escuadra de Vives, a la cual le ha llegado la bien llamada "hora de la verdad". Es cierto que el sexteto auriverde no está en su mejor momento.

 El retiro de otroras estelares jugadores ha "debilitado" bastante el grupo. Pero el ingreso de jóvenes figuras con destaque en la liga de voly del gigante sudamericano -una de las mejores del mundo-, y el retorno a filas de otros experimentados, hacen pensar que este duelo colmará las expectativas con creces. Según refleja el calendario competitivo, dos días después de medirse ante los brasileños, el cuadro cubano enfrentará a Catar, elenco posicionado en el puesto número 20 de la lista planetaria y al que se le debe ganar por cualquier vía.

Mientras, el cierre de la fase grupos será el día 30 cuando se mida Japón, noveno preclasificado, que tiene un excelente equipo y se ha convertido en un rival de peligro para cualquier selección. Las estrellas Robertlandy Simón y Miguel Ángel López encabezan el elenco cubano. Simón se encuentra totalmente recuperado de una lesión que sufrió en un dedo de su mano de ataque durante un entrenamiento en La Habana y que le impidió participar en la Copa Panamericana de Canadá, donde el equipo se coronó campeón invicto.

El central Simón es uno de los jugadores más experimentados con tres participaciones mundialistas, incluyendo la edición de 2010 en que se llevó los lauros como Mejor Bloqueador. Otro con tres asistencias a citas del orbe es el también defensa central Liván Osoria. Además de Simón, López y Osoria, el plantel de 14 hombres incluye al asistente Osniel Mergarejo (MVP de la Copa Panamericana) y al zurdo Jesús Herrera (mejor opuesto), jugadores que el técnico Vives ha ido alternando con mucha paciencia en esos eventos antes mencionados y ya ha creado una alineación abridora.

Mientras, el defensa central Javier Concepción regresa a la selección, ya que no pudo viajar a Canadá por el Covid-19, mientras que la gran baja será también el defensa central Roamy Alonso, lesionado en el tendón rotuliano de sus piernas. Seré claro en mis pronósticos: el ritmo que tendrá cada partido para Cuba será mucho más incómodo que lo visto en esos eventos anteriores.

A partir de ahora, el equipo no podrá darse el lujo de cometer tantos errores no forzados, además de mejorar en el bloqueo, misión que corresponderá en gran medida al bien llamado "muro Simón". Los rivales que verán en la fase de grupos son de armas tomar y solo podrían tener menos resistencia del cuadro de Catar. Entonces, de avanzar entre los 16 mejores, las cosas se complicaría más. El grupo cubano incluye a muchos jugadores estelares, de gran talento y proyección. Pero el team work (trabajo de equipo) se consigue con varios años de trabajo...y no es así en el caso de Cuba.

Dejemos entonces que el mondoflex diga la última palabra y que el equipo, con acople y su tradicional potencia en el ataque, pueda conjugar el verbo vencer. En la historia de los Mundiales, los equipos cubanos han obtenido dos medallas de plata (1990 y 2010) y dos de bronce (1978 y 1998). Así quedó integrado el conjunto de Vives: Defensas centrales: Robertland y Simon, Liván Osoria y Javier Concepción Atacadores-auxiliares: Osniel Mergarejo, Marlon Yant y José Miguel Gutiérrez Opuestos: Jesús Herrera, Miguel David Gutiérrez y Michel Sánchez Acomodadores: Adrián Goide y Liván Taboada Líberos: Yonder García y el debutante Alain Gorguet


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos