jueves, 23 de mayo de 2024

Líder visita a Indios al pie de la horca

El duelo entre el máximo ganador del torneo, Villa Clara, y Guantánamo, es la subserie más importante en la Liga Oriental...

Rafael Arzuaga Junco en Exclusivo 11/02/2012
1 comentarios
Villa CLara
El equipo más ganador del torneo se presenta en Guantánamo (Juan Moreno Hernández / Cubahora)

Aún tres equipos de la Liga Oriental no han disputado 48 desafíos, exactamente la mitad del calendario preliminar de la LI Serie Nacional de Béisbol, pero este viernes arranca la segunda mitad del trayecto hacia la postemporada y en el Este lo hará con atractivos duelos.

En el Cándido González, de la capital agramontina, Camagüey recibe a Granma; en el Julio Antonio Mella, de la principal urbe tunera, Las Tunas acoge a Holguín; en el Guillermón Moncada, de la Ciudad Heroína, Santiago de Cuba será anfitrión de Ciego de Ávila; y en el Nguyen Van Troi, de la más oriental de nuestras provincias, Guantánamo recibe a Villa Clara. G

Todos los encuentros, además de interesantes, son importantes, toda vez que entre la cima del Este y el último clasificado hay 12 y medio escalones, pero hasta al séptimo equipo tiene marca positiva y hay empate en las tercera y quinta posiciones.

Es por ello, por ejemplo, que Granma (25-23) debe aprovechar su visita al cuartel general del cuatro equipo más perdedor del campeonato, Camagüey (19-29) e intentar contra viento y marea una barrida para sacar ventaja del resto de los enfrentamientos. 

Sí, porque en los otros tres pulsos entre los equipos de la misma Liga, es improbable una barrida de cualquier novena, a juzgar por sus rendimientos hasta hoy y la peculiaridad de que, en todos los casos, se trata de pugnas entre rivales directos por los cupos de clasificación a la postemporada.

Las Tunas (28-19) rivalizará con Holguín (25-23) luego de que, las dos selecciones, vencieran 2-1 a los equipos capitalinos; los Leñadores a Industriales —con nocao incluido— y los Cachorros a Metropolitanos —contra el que definieron tres desafíos por una carrera.

Santiago de Cuba (26-19), sorpresivamente, cayó 1-2 versus Mayabeque en su última subserie, y marcha empatado en el tercer puesto con Ciego de Ávila (28-21), una novena que juega casi igual como home club (14-10), que como visitante (14-11).

Mas, de todos, se me antoja como el más trascendente el que enfrentará a Guantánamo con Villa Clara, sobre todo para las huestes del DT Agustín Lescaille, penúltimos en la Liga Oriental.

Los Indios, únicos capaces de barrer a sus contrarios de principio de semana, ya tienen marca de .500 (24-24) y están prácticamente obligados a ganar al menos dos de tres desafíos. Primero para mantener su dinámica ganadora y no volver a marca negativa, segundo para no separarse definitivamente de los que ocupan las posiciones de privilegio.

Enfrenten tendrán a un Villa Clara que, sin tanto aspaviento, es el único que aún no tiene 10 reveces ni en casa, ni en la carretera; que lidera el bateo (.309) y el pitcheo (3.17); y que aunque defiende (.971) por debajo de la media del campeonato (.973), su 31-16 es la mejor marca de Cuba hoy.

En menos palabras, los Indios no pueden perder o echarán por tierra la reacción de los últimos días, que lo ha llevado a ganar los seis partidos que ha disputado en febrero. Para ellos, cada partido debe ser de vida o muerte.


Compartir

Rafael Arzuaga Junco


Deja tu comentario

Condición de protección de datos