jueves, 22 de febrero de 2024

Las cubanas de la lucha le apuntan al podio

No solo de greco vive el hombre...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 08/08/2019
0 comentarios
Katerina Vidiaux-Lucha grecorromana
Katerina Vidiaux (en la foto arriba) fue campeona panamericana.

La sentencia es muy vieja y conocida: “No solo de pan vive el hombre”. Hoy vamos a intentar parafrasearla: “No solo de la grecorromana vive la lucha cubana”. Y por eso habrá que estar muy atentos a partir de hoy jueves no solo a la presentación del casi invencible Mijaín López, en el punto final a esa modalidad, sino al también muy interesante debut de las muchachas.

A pesar de los pesares, y de todavía cierta inexperiencia, de haberse sumado a estas prácticas mucho después de otros países, las nuestras quieren también aportar a la candente tabla de medallas de estos difíciles Juegos Panamericanos Lima 2019.

“Las muchachas van con un pronóstico de una medalla de oro y tres de bronce”, nos dijo poco antes de la salida Luis de la Portilla, comisionado nacional de este deporte, en declaraciones para los lectores de Cubahora.

Ese pronóstico de una de oro, a pesar de los pesares, me parece por un lado un poquito osado; pero en definitiva estamos hablando del mejor deporte en Cuba el año pasado, con pretensiones declaradas de volver a serlo ahora en 2019, un contribuyente en medallas en cualquier tipo de competencias.

Un dato muy demoledor e inevitable antes de seguir escribiendo sobre las chicas: la lucha es el único deporte en el que Cuba ha podido ganar al menos una medalla de oro en los últimos siete Juegos Olímpicos: Barcelona 1992, Atlanta 1996, Sydney 2000, Atenas 2004, Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016. Entre uno y otro pasaron 24 años (casi un cuarto de siglo). Y nadie se extrañara si la cadena aumenta en los de Tokio 2020, en los cuales la principal carta volverá a ser Mijaín López.

MÁQUINA DEL TIEMPO

El pronóstico lanzado por Luis de la Portilla no debe quedar como un eslabón suelto. ¿Qué ocurrió en los pasados Juegos Panamericanos, los de Toronto 2015, con el desempeño de las cubanas? Un par de datos antes de recordarlo. La porfía de este antiguo deporte se desarrolló del 15 al 28 de julio, en el Centro Deportivo de Mississauga, ubicado en la ciudad del mismo nombre, en la provincia de Ontario. Ah, nos llevaba más de una hora llegar hasta él, en viaje que a veces parecía interminable.

 Bueno… ¿qué ocurrió? En el caso de las cubanas tuvimos cuatro medallistas. Hubo dos de plata: Yaquelín Estornell (división de los 58 kilogramos), una veterana que será en Lima 2019 la única sobreviviente de este grupo, y Katerina Vidiaux (63), una figura muy destacada devenida en árbitro. Se cosecharon también dos de bronce gracias a Yamilka del Valle (53) y Liset Hechevarría (75), otras que tras largas e importantes carreras ya tampoco visten las trusas de competencias.

¿Un viajecito todavía más lejano en la máquina del tiempo? Las cubanas se estrenaron en Juegos Panamericanos en los de Río 2007, todavía novaticas tras su estreno un año atrás en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Cartagena 2006, muchas de ellas provenientes entonces del judo en aquella carrera de último momento para preparar un equipo.

Hasta el momento en Juegos Panamericanos acumulan dos de oro-dos de plata-tres de bronce-total de siete. ¿Quiénes ganaron las dos coronas? Katerina Vidiaux (63) y Liset Hechevarría (75), en los de Guadalajara 2011. No fue posible subir a lo más alto del podio cuatro años después, en Toronto 2015. Y ojalá, sería muy justo por el esfuerzo realizado, se logre ahora en Lima 2019.

LAS PROTAGONISTAS

Ahora mismo, los tiempos han cambiado, hay tres figuras que son las que más llaman la atención en la embajada de luchadoras cubanas, quienes han recibido un empuje espectacular casi en un abrir y cerrar de ojos con la llegada de un técnico como Filiberto Delgado, con importantes medallas trabajando con varones. Bueno… y también con las mujeres desde que llegó a ellas.

Una es Lianna de la Caridad Montero Herrera (división de los 57 kilogramos), quien se convirtió en la primera cubana que pudo ganar una medalla en campeonatos mundiales, al terminar con bronce en el de Budapest 2018. Nos preparó desde antes. Y ahora habla también, con una envidiable sana ambición, de subir al podio en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Otra es Yudaris Sánchez (68), quien un poco antes se convirtió en la primera cubana campeona en un mundial, en este caso el de menores de 23 años de edad, celebrado en Bucarest 2018.

Y la tercera es Yusneylis Guzmán López (50), quien en junio ganó por sexta ocasión un campeonato nacional, y antes se impuso en abril en el panamericano de este deporte, en el cual en la final venció por 3-0 a la estadounidense Erin Simone, un país de mucha tradición y buenos resultados en la lucha femenina.

Filiberto Delgado dijo hace un par de meses:

“Nuestras principales posibilidades en Lima se concentran en Yusneylis Guzmán, Lianna de la Caridad Montero y Yudaris Sánchez. Cualquiera de ellas puede darnos un alegrón en los juegos, porque nivel tienen para ello”.

Y si lo dijo Filiberto Delgado debemos creerle. No olvidemos que se trata de un viejo zorro de la lucha.


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos