sábado, 26 de noviembre de 2022

Las chicas casi no sudaron

A esperar ahora el año 2020…

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 23/02/2019
0 comentarios
lucha femenina

Nos quedamos con las ganas de que nuestras luchadoras, quienes han logrado progresos admirables en los últimos meses, tuvieran necesidad de apretar el acelerador. Era la oportunidad de verlas en casa, ahora en la capital, de forma específica en el Coliseo de la Ciudad Deportiva, sede de los tradicionales torneos internacionales Granma-Cerro Pelado. Pero una muy pobre participación foránea lo impidió. ¡Qué lástima! Ahora… ¡a esperar al año 2020!

Las únicas no cubanas que salieron a los colchones fueron una brasileña, una dominicana y dos mexicanas, una de las cuales ensartó la única medalla de oro que no quedó en casa, pues las pupilas del avezado entrenador Filiberto Delgado, no conformes con la situación, pero aprovechándola, se adueñaron de seis coronas.

Ellas pertenecieron a Lianna de la Caridad Montero (división de los 57 kilogramos), Yudaris Sánchez (68), Yusneylis Guzmán (50), Amanda Hernández (55), la veterana Yakelín Estornell (62) y Mabelquis Capote (76).

Bueno, ¿y la de la mexicana? La dejo para después…

Quiero recordar ahora tres cosas:

Una: Lianna de la Caridad Montero, espectacular, había ganado antes medalla de broce en los campeonatos mundiales de Budapest 2018, la primera de una cubana en la categoría de adultos en esos certámenes. Ello llevó a que ese hito fuera reconocido como “el suceso deportivo del año en Cuba”. Y también se debe recordar que esta valiente muchacha ha dicho incluso que espera subir al podio en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Dos: Yudaris Sánchez, ¿se acuerdan que al inicio escribí “progresos admirables en los últimos meses”, terminó como campeona en el mundial menores de 23 años Bucarest 2018.

Tres: ¿Quién fue seleccionada como la más destacada del torneo Cerro Pelado? No fue ninguna de las dos medallistas mundiales antes mencionadas, sino… Yusneylis Guzmán (no se desespere el lector: ya casi veremos por qué).

OPINIONES

La ausencia de rivales no impidió, y ello resultó muy justo, que las ganadoras fueran seguidas por las cámaras y los micrófonos periodísticos, incluidos también los de la televisión…

Lianna de la Caridad Montero: “Sí, contenta. Siempre pienso ganar. Es verdad que faltaron países y competidoras. Pero el Granma nos sirvió de preparación para bastantes compromisos importantes para el país”.

Yusneylis Guzmán: “Gané dos combates por pegada, y el último por 9-0”, dijo la más destacada de la competencia.

Karla Acosta (de los 53 kilogramos, la mexicana campeona): “Es la primera vez que vengo al torneo Cerro Pelado. Y gracias a Dios se dio el resultado. Las rivales fueron muy fuertes. La verdad es que yo soy de la idea que no hay rival débil, todas lo hacen lo mejor posible, y para ello se preparan.”

¿Y quién es esa mexicana que logró ser la única campeona no cubana? Ella venció a nuestras compatriotas Lilianet Duanes (plata) y Laura Herin (bronce).

Bueno… ¿y quién es Karla Acosta? La verdad es que casi está empezando y no tiene mucho en su expediente: medalla de bronce en el campeonato panamericano de la categoría cadetes de Lima, Perú 2016, y de plata en el juvenil de Fortaleza, Brasil 2018.

No es difícil imaginar que su llegada a casa será acompañada por alguna que otra botella de tequila…

LO QUE FLOTABA

No había que ser muy observador para darse cuenta de algo:

En el Coliseo de la Ciudad Deportiva se encontraban flotando los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Y en ellos (con el perdón de estadounidenses, canadienses…) las cubanas quieren, por lo menos, conquistar una de las medallas de oro. Pero hay más en la mirilla: cuatro para los de la grecorromana y dos para los de la libre. Ese posible total de siete superaría las cuatro en Toronto 2015.

Y más atrás, no mucho después, vendrán los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en los cuales Lianna de la Caridad Montero quiere la primera medalla de una luchadora cubana bajo los cinco aros.


Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos