lunes, 27 de marzo de 2023

La zaga charrúa y su doble valor de “colchoneros”

El Atlético de Madrid venció 2-0 a la poderosa Juventus italiana, con goles de los defensas centrales uruguayos Josema Giménez y Diego Godín...

José Luis López Sado en Exclusivo 22/02/2019
0 comentarios
Raheem Sterling  Champions
El delantero Raheem Sterling anotó el gol del triunfo del Mánchester City, por 3-2 ante Schalke 04

No solo se encargaron de neutralizar el poder ofensivo rival, sino que siempre aparecieron para sacar ventaja con los cobros a pelota parada. Los defensores centrales uruguayos Josema Giménez y Diego Godín, integraron la dupla clave en el éxito del Atlético de Madrid, por 2-0 ante la Juventus de Turín, en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de Fútbol, como anfitriones en el estadio Wanda Metropolitano.

Giménez y Godín custodiaron con hidalguía la valla del cancerbero Jan Oblak. Y con su buena talla y corazón gigante –ese que no les cabe en el pecho a este par de zagueros charrúas-, supieron solventar las llegadas del tridente azzurra, integrado por Paulo Dybala, Mario Mandzukic y el crack lusitano Cristiano Ronaldo, quien le había marcado 22 goles en 31 partidos al conjunto “colchonero”.

Dybala se vio muy poco en el partido; Mandzukic corrió y empujó como siempre hace; pero no creó grandes peligros. ¿Y CR7? Bien, gracias. Incapaz de conectarse con los volantes, apenas efectuó un lanzamiento complicado, en el minuto 12, en el cobro de un tiro directo bien repelido por Oblak. En el resto del partido, no incomodó. Se volcó por ambas bandas, pero no tenía acompañantes.

El central uruguayo Diego Godín dis fruta su gol contra Juventus de Turín. (Foto: Getty Images)

 Diego “Cholo” Simeone, técnico del Atleti, no alteró el orden de su alineación. Abrió con los “veteranos” de mil campañas, incluido el atacante Diego Costa, y con su principal baluarte ofensivo listo para meter una pelota en la red rival: el francés Antoine Griezmann, ídolo de los hinchas colchoneros.

Fue un partido de mucho músculo y demasiadas libertades dadas por el árbitro alemán Felix Zwayer, de pálida labor, quien incluso decretó penalti ante una caída de Costa, en el minuto 28. Pero recurrió al VAR y rectificó tal decisión, para convertir el lance en falta justo al borde del área. Cobró Griezmann; pero Wojciech Szczesny despejó y le ahogó el primer grito de gol al graderío del Wanda. Y así se fueron al descanso.

El partido se animó en el complementario, y hubo más espacios, porque se “extirpó” la madeja creada en el mediocampo. Griezmann estrelló una vaselina en el travesaño; y el Cholo finalmente vio la luz al final del túnel, cuando sentó a Costa y le dio la entrada a Álvaro Morata, quien casi pone el 1-0, de cabeza en el minuto 70, tras centro de Filipe Luis. Sin embargo, Zwayer revisó la jugada por una posible falta del delantero madrileño sobre Giorgio Chiellini. 

Entonces, llegaron los centrales charrúas para levantar al público en el Wanda. En el minuto 78, Giménez puso el 1-0, al rematar tirándose al suelo un balón suelto dentro del área, tras el cobro de un córner. Con otro parecido, cinco minutos después, llegó el 2-0. No defendió bien el cuadro italiano; Szczesny fue interrumpido por sus propios jugadores y ahí apareció Godín para meterla en la cabaña.

Mientras, el Manchester City logró una épica remontada y se impuso 3-2 al Schalke 04 alemán, con goles de Leroy Sané y Raheem Sterling en los cinco últimos minutos de un partido disputado en el Veltins Arena y con un jugador menos por la expulsión del defensa central Nicolás Otamendi, en el minuto 68.

En el minuto 18, el 'Kun' Agüero abrió el pizarrón para los alumnos de Pep Guardiola. David Silva robó un balón y se lo cedió al delantero argentino, quien no perdonó al arquero Ralf Fahrmann. El empate llegó desde los once metros con una mano de Otamendi.

Y luego, con par de presencias del VAR por el árbitro español Del Cerro Grande, el volante argelino Nabil Bentaleb marcó dos goles desde el punto de penal, en los minutos 38 y 44, para poner delante el cuadro alemán, por 2-1.

El complementario fue copa al papel carbón del primer tiempo. El City tenía la pelota, creaba peligro constante, sus hombres de ataque llegaban sin grandes contratiempos al área chica, y solo había que esperar para ver quién lograba concretar.

De Bruyne, Agüero y Gündogan seguían con su recital de trazos y disparos. Pero fue Leroy Sané, un ex jugador del Schalke 04, quien logró el empate, con un potente disparo a balón parado desde casi 30 metros. El City mantuvo su asedio y consiguió la tercera diana. Un pelotazo de Ederson lo recogió Raheem Sterling, quien se deshizo del defensa local, y sentenció el triunfo de los 'citizens'.

Entretanto, los dos restantes duelos, Olympique de Lyon-Barcelona, en el estadio de Lyon, y Liverpool-Bayern Múnich, en Anfield, terminaron con empate 0-0.

LOS PARTIDOS DE VUELTA DE LA FASE DE OCTAVOS DE FINAL SE DISPUTARÁN ASÍ:

Día 5 de marzo: Real Madrid-Ajax (estadio Santiago Bernabéu) y Borussia Dortmund-Tottenham (en el Signal Iduna Park).

Día 6: Porto-Roma (Olímpico de Roma) y PSG-Manchester United (Parque de los Príncipes, en París)

Día 12: Manchester City-Schalke 04 (Etihad Stadium) y Juventus-Atleti de Madrid (Juventus Stadium)

Día 13: Bayern Múnich-Liverpool (Allianz Arena) y Barcelona-Lyon (Camp Nou)


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos