sábado, 15 de junio de 2024

La vuelta de la verdad en pelota

La segunda vuelta del campeonato cubano de béisbol comenzó con un buen arranque de Villa Clara y Las Tunas y Ciego de Ávila dominando a su antojo a Industriales. ¿Qué hay con los posibles refuerzos venidos de Japón?...

Norland Rosendo González en Exclusivo 07/11/2018
0 comentarios
Oscar Luis Colás-Béisbol
El prospecto Oscar Luis Colás ya anunció su interés en incorporarse rápido a la temporada cubana (Foto: Yuhki Ohboshi ).

La temporada cubana de pelota entró en su etapa élite. Casi todo lo mejor de que se dispone está concentrado en seis equipos y solo los fichados en Japón no aparecen en ninguna de las nóminas por ahora. ¿Estarán en algún momento? ¿O solo unos elencos tendrán ese privilegio y otros no? Hay dudas que pueden tener un impacto en el campeonato.

Tras los ocho primeros juegos, Villa Clara y Las Tunas se han robado los titulares con su paso. Los dirigidos por Eduardo Paret terminaron la ronda preliminar con el mejor promedio de carreras limpias y la defensa de mayor average y, ahora, con la ayuda de los refuerzos, sus bates les están pegando con mayor calidad a los pitcheos.

Si logran estabilizar una ofensiva productiva, el gran dolor de cabeza de Paret en los primeros 45 partidos, los villaclareños, conocidos como Azucareros, pero felinos como los Leopardos que una vez jugaron en Santa Clara en la década de los años 20 del siglo pasado, se perfilan entre los principales candidatos a la postemporada.

Los tuneros sí tienen un ataque demoledor, que se fortaleció aún más con la incorporación de Alexander Ayala y Jorge Enrique Alomá. Fue una jugada maestra la de Pablo Civil cuando pidió a ambos torpederos para privar a los demás de los servicios de alguno de ellos.

Inicialmente, algunos no comprendieron esa decisión, pero con el avance del campeonato y los resultados de dicha dupla al bate y en la defensa alrededor del segundo cojín, les han dado la razón al mentor de los subcampeones nacionales.

Los Leñadores también han lanzado con mucha fuerza su pretensión de volver a los play off, y más que ello, no disimulan sus aspiraciones de ganar el título por primera vez en la historia de esa provincia.

Parecía que Sancti Spíritus se iba a rifar con Holguín el último puesto en la tabla de posiciones, pero de eso nada. Los Gallos han tenido un buen inicio con una barrida incluida ante sus vecinos de Ciego de Ávila, pese a que no tuvieron la misma suerte con Villa Clara, equipo que les cortó la racha de cinco éxitos seguidos.

Los muchachos de José Raúl Delgado se mantienen en zona de clasificación y entre sus inspiraciones está Frederich Cepeda y el líder en ganados en el campeonato, el santiaguero Alberto Bisset.

Por los azares de la modificación en el sistema competitivo, el puntero en la fase inicial, Ciego de Ávila, no mantuvo ese puesto al empezar la segunda y empezó con cinco derrotas en sus seis primeras salidas al terreno; sin embargo, lo que para otros es un dolor de cabeza, enfrentar a los Leones de Industriales, para ellos es todo lo contrario.

Los Tigres se han impuesto en los cinco desafíos sostenidos con los Azules, único pareo entre los equipos que se mantienen en competencia, en que uno no ha podido lograr ni un triunfo ante el rival. Siguen siendo los avileños el adversario más difícil para Industriales, pues son a los únicos que los capitalinos no les sacan ventaja en el balance histórico bilateral. Contra los otros 14 equipos que juegan en la serie nacional, los habaneros exhiben superioridad en el pareo.

Los Azules blindaron su cuerpo de lanzadores con tres pinareños de lo mejor que había en la bolsa: Erly Casanova, Frank Luis Medina y Bladimir Baños, pero la defensa ha estado muy agujerada, algo inusual en elencos de la capital, y su bateo, desbordado en la etapa regular ahora no se ha comportado igual. Con un pitcheo más concentrado es de esperar que la ofensiva baje algunos puntos. Pocos se arriesgan a dejar fuera de la semifinal a los ahijados de Rey Vicente Anglada.

Muy diferente es la situación de los holguineros. A ellos sí los perjudicó la modificación en el sistema de competencia: del segundo lugar pasaron al sexto y no han podido salir del sótano. Es más, se han seguido alejando de los cuatro puestos de la vanguardia y parece que la idea de evitar una desconexión rápida de algún elenco no se va a cumplir, si en definitiva no llega la segunda reacción de los Cachorros.

En la primera etapa arrancaron con un triunfo y ocho derrotas y levantaron su juego con tanto vigor que terminaron de escoltas de los avileños, pero como la mayoría de los éxitos fueron contra los que ya no están, pues han tenido que empezar de cenicienta y no han encontrado la carroza que los saque del mal paso.

Sin embargo, los Cachorros parece que serán los primeros en contar con el refuerzo venido de Japón. El prospecto Oscar Luis Colás ya anunció su interés en incorporarse rápido a la temporada cubana.

El muchacho de Santiago de Cuba, que lo mismo lanza que batea y fue fichado desde muy joven para formarse en la granja del monarca del principal circuito nipón, los Halcones de SoftBank, está deseoso de demostrar sus potencialidades y lo aprendido al otro lado del Pacífico en nuestro campeonato.

Otros que quizá se incorporen próximamente son el receptor matancero Ariel Martínez y el pitcher pinareño Raidel Martínez, quienes también están ya en Cuba. La expectativa está en el caso del trío que se coronó con el equipo grande los Halcones: Alfredo Despaigne, Liván Moinelo y Yurisbel Gracial.

Hasta ahora, Despaigne mantiene su posición de no sumarse al Villa Clara, elenco que lo solicitó en una sexta ronda de refuerzos tan sorpresiva como polémica.

Si el definitiva el cuarto bate de la selección nacional cumple lo que publicó en su cuenta de Facebook, al declarar que está agotado y con dolores en una rodilla y desea descansar el poco tiempo disponible antes del regresar para la pretemporada japonesa, será aún más controversial la situación, pues unos directores tendrán un recambio de lujo y otros no. ¿Es justo eso? No.

Menudo asunto en el que seguro los directivos de la pelota cubana están pensando ya, como en la modificación al sistema competitivo que ha dado mucho de qué hablar. Si quiere escuchar inconformidades lo mismo severas que suaves, estire el oído hasta Holguín. 


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos