domingo, 27 de noviembre de 2022

La pista universitaria del deporte

Los eventos deportivos constituyen para los universitarios, uno de los móviles esenciales para consolidar estilos saludables de vida y un correcto empleo del tiempo libre dentro del proyecto Deporte para Todos...

Yuniel Labacena Romero en Exclusivo 22/01/2017
0 comentarios
Deporte universitario

Lejos estaba de imaginar el joven Julio Antonio Mella, que la fundación aquel 16 de enero de 1922 de la Comisión Atlética Universitaria sería uno de los móviles para el desarrollo de la gran fiesta del músculo en los centros de la Educación Superior, y que esa fecha quedara instituida como lo fue en el VI Congreso de la FEU como Día del Deporte Universitario. Desde entonces los eventos deportivos son motivo especial para crear espacios y actividades, que contribuyan a la recreación sana y útil en los centros docentes.

Emocionada cada año ver a los estudiantes salir al terreno a defender los colores de sus facultades en diversas competencias, cual juegos olímpicos llenos de confraternidad, colorido y entusiasmo en busca de la gran copa deportiva. Y es que esos eventos se convierten en un espectáculo donde el derroche de talento se desborda en los atletas estudiantes.

Los más antiguos de todos son los legendarios Caribe, de la Universidad de La Habana; sin embargo existen los Mambises, los Guamá, los Taínos, los 13 de Marzo… de las universidades de Oriente, Pinar del Río y Camagüey, respectivamente, así como del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría. Ellos son solo una muestra de ese ambiente que viven los educandos en el segundo semestre del curso escolar junto a los espacios académicos.

Unos tienen las habilidades y experiencias necesarias para representar a sus carreras y facultades, otros si no las poseen las buscan durante días intensos de entrenamientos y hay quienes integran la llamada “comisión de embullo”, esos que le dan ánimo y esfuerzo a los jugadores y escudan así durante una semana a sus facultad hasta saber quién se llevará el “gato al agua”.

Los seleccionados de las facultades, años o brigadas según las características de cada centro le imprimen una vistosa inauguración y clausura a los juegos, que se convierten también en una oportunidad propicia para el intercambio cercano con glorias deportivas, concursos sobre el surgimiento del movimiento deportivo universitario, ventas de libros, intervenciones comunitarias y maratones aeróbicos o de carreras.

Deporte y recreación se dan así la mano, en un certamen donde prima el compromiso de cada estudiante por su facultad y representa a la vez una celebración de gran pertenencia para sus participantes con edades que pueden fluctuar desde los veinte hasta pasados los cincuenta, ganadores todos por el esfuerzo y entusiasmo que imprimen en cada competencia.

Así que da gusto ver como la afición universitaria hace gala de sus excelentes habilidades en cada uno de los deportes. En los terrenos de atletismo, beisbol, futbol, baloncesto, pesas, natación, polo acuático… los avezados estudiantes deportistas se dan cita cada año, de forma masiva y entusiasta para decidir en solidaria competencia, quiénes trascenderán como campeones.

Y luego de esa gran final, ahí están seguro los mejores para integrar los equipos que representan a las universidades en los juegos provinciales, zonales y nacionales, así como en campeonatos y copas deportivas. De ellos muchos llegan a la Universiada Nacional, evento cúspide del deporte universitario cubano que se celebra cada dos años con la participación de estudiantes de todos los centros de la Educación Superior.

Los juegos deportivos de ayer, iniciados por Mella, y los de hoy como continuidad tienen un alto valor, pues el desarrollo de capacidades físicas es parte también de la formación integral de los estudiantes para consolidar estilos saludables de vida y un correcto empleo del tiempo libre, en esa estrategia mayor que es el proyecto Deporte para Todos. Desarrollar la flexibilidad, la resistencia cardiovascular, la fuerza muscular y resistencia, así como la constitución física, constancia, disciplina y velocidad son cada año empeños en la pista del deporte universitario.

Así sucede en cada rincón de Cuba. La FEU sigue apostando por ello en cada espacio posible. Que todos los cursos se desarrollen con mejor y mayor calidad debe ser el principal propósito de quienes con enormes esfuerzos, dedicación y mucha veces casi sin implementos deportivos, organizan y participan en estas lides. Si usted es estudiante universitario no dude en competir, puede que en ese entonces descubra que también tenía alma para el deporte.


Yuniel Labacena Romero


Deja tu comentario

Condición de protección de datos