jueves, 23 de mayo de 2024

La mayor constelación es azul

El equipo Capitalinos regresó a la cima del mayor espectáculo de baloncesto en la nación...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 03/04/2015
0 comentarios

SIN EDITAR

Los equipos de Ciego de Ávila y Capitalinos, clasificación masculina, ratificaron que tampoco se amaban en esta temporada al escenificar un dramático cotejo en la duela de la Universidad del Deporte en el adiós de la Liga Superior. Esta vez los giraldillos plantaron mejor cara a los campeones defensores; y sobrepasaron a sus huéspedes 68X63 unidades ante un aforo que sobrepasó las tres mil personas.

Así, los ahora discípulos de Rainiel  Panfet alcanzaron la octava corona en el evento instaurado en 1993; y complacieron a una afición que los apoyó hasta la saciedad y les exigió la recuperación de la supremacía .

Los nuevos campeones alinearon con Reinier Castillo,,Orestes Torres, Jasiel Rivero, Lisván Valdés Yosmel Zequeira y Karel Guzmán. Mientras, el colectivo técnico de los búfalos envió a Yoan Luis Haití, William Granda, Yasser rodríguez, Vaniel Reyes y, Eimis Reyes.

El encuentro empezó con muy altas atmosferas por parte de los dos elencos., pues ambos estrategas prefirieron que sus alumnos realizaran el marcaje personal presión  desde los tres cuartos de la cancha.  Los azules alcanzaron mayor rendimiento en esa etapa por, además, desempeñarse mejor en el  rebote defensivo y acertar en la estructuración de la transición defensa-ofensiva y viceversa. Tras finalizar el primer cuarto, los nuevos líderes sobresalieron 16X14 unidades.

Ambos cuadros emplearon muchas revoluciones para ejecutar las rotaciones de los sistemas tácticos ofensivos  y, por esa razón, cometieron muchos errores antes de  identificar la ecuación exacta para batir al rival. Mediante el juego posicional insistieron demasiado en llevarles la pelota a los jugadores centros, sin efectuar primero lances desde el perímetro para que sus defensores se despegaran. La paz temporal arribó y el marcador favoreció a los anfitriones del duelo 35X27 unidades.

Cuando todos pensaban que los seleccionados seguirían comportándose como huracanes sobre el rectángulo, apareció un cambio de ritmo y el partido tomó un curso lento, pues los contendientes pretendieron encabezar el pizarrón por intermedio de disparos desde la larga distancia. Esa concepción obtuvo escasos resultados y provocó, además, que los adversarios perdieran la esférica sin tirar a la cesta pues las intersecciones aparecieron reiteradamente.

En ese tercer pedazo de la pugna, surgieron definiciones claras. El CAV insistió en lograr la paridad en el rebote ofensivo y tuvo como primera recompensa que el CAP nunca pudiera distanciarse más de siete  unidades. Y luego aproximarse peligrosamente en la pizarra al terminar esa parte del choque: 51X50 puntos.

Mientras los campeones defensores buscaban apretar en casi todos los sectores del juego,  los azules encontraban pasillos para evadir el asedio. A los 3:04 segundos del final, se produjo un concierto de tiradas libres erradas por parte de los dos colectivos. Y la puntuación exhibió por varios minutos en un abrazo a 61 puntos.

 Cerca del adiós, 1:26.00 (64X62), la desesperación por encestar dominó a los jugadores abridores y a los reservistas enviados a la cancha. Y por esa razón funcionaba a medias el libreto concebido  por los nuevos titulares. Surgió a tiempo la prudencia junto a la mesura para cuidar de la pelota. Esas dos conductas durante los segundos cruciales trasladó  a los giraldillos a su octava cumbre de la mano de Rainel Panfet, un joven técnico que ha despertado opiniones entre los expertos, pues sus alumnos concluyeron en calidad de invicto la preliminar y la semifinal. Y replicaron en la cancha de un contrincante, Ciego de Ávila, que nunca arroja la toalla, e impide a sus oponentes acceder a la vía que les proporcione, a cualquier altura del debate, la seguridad necesaria para conformar sus mejores acciones. Y en 10 finales consecutivas de la LSB, esta es su segunda derrota.

Ninguna de las figuras de Capitalinos terminó con doble dígitos. Orestes Torres anotó 17 unidades y capturó 7 rebotes; Jasiel Rivero  (11-9), Karel Guzmán (12-8), Allen Jemmott (10 unidades). El colectivo logró 44% en tiros de 2 puntos, 19% de tres, 75 % en tiradas libres; 36 rechaces; 14 asistencias12 pérdidas del balón. El avileño Eimis Reyes (10-10 rebotes) fue el único jugador con rango de doble figura en el debate. Sobresalieron otros de la plantilla visitante como Yasser Rodríguez (12-6 asistencias), William Granda (14-7 rebotes), Yoan Luis Haití (10-3 rebotes),

El quehacer en el  torneo anual inaugurado el 10 de enero revela acontecimientos  importantes, como la personalidad diseñada por los campeones. Entre los hechos censurables figuran, entre otros, la equivocación del Artemisa VS los búfalos en el primer choque del play off semifinal. En esa fecha los artemiseños tenían ventaja de doce cartones, pero bajaron la guardia.

Y también debe anotarse entre las frustraciones la ausencia, una vez más, del Juego de las Estrellas.   

 

La clasificación general 2015

POS

Equipo

1

Capitalinos

2

C. de Ávila

3

Artemisa

4

S. de Cuba

5

P. del Río

6

Camagüey

7

Las Tunas

8

 Guantánamo

   

Las clasificaciones generales (1ra década siglo XXI) MASCULINO

AÑO

PRIMERO

SEGUNDO

TERCERO

CUARTO

2010

CAP

CAV

CAM

GTM

2011*

X

X

X

X

2012

CAV

CAP

CAM

SCU

2013-14

CAV

CAP

ART

CAM

2015

CAP

CAV

ART

SCU


Compartir

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos