martes, 6 de diciembre de 2022

La lucha femenina abre caminos

Tres gladiadoras clasificadas a los Juegos Olímpicos de Tokio: Yusneylis Guzmán en 50 kg, Lianna de la Caridad Montero (53) y Yudaris Sánchez (68)...

en Trabajadores 08/05/2020
0 comentarios
Lianna de la Caridad Montero-Lucha femenina
Lianna de la Caridad Montero es una de las tres cubanas con boleto seguro para Tokio.

Con tres gladiadoras clasificadas a los Juegos Olímpicos de Tokio: Yusneylis Guzmán en 50 kg, Lianna de la Caridad Montero (53) y Yudaris Sánchez (68), la escuadra nacional femenina tiene la mente puesta en ampliar su nómina para la cita asiática del próximo verano.

Cuando esta especialidad comenzó a practicarse por las mujeres en la Isla, a finales de 2000, fue preciso rebasar prejuicios, como los experimentados anteriormente con el judo y el levantamiento de pesas. Este fenómeno no es exclusivo de Cuba, muchos países y federaciones internacionales tardaron en aprobar su inclusión en algunas disciplinas.

Pocos pensaron que nuestro país se insertaría en la élite continental y mundial, por haber comenzado tarde la práctica sistemática de este deporte en el alto rendimiento.

Cuba cuenta con una mujer que ha participado en Juegos Olímpicos, Katherine Videaux, de los 63 kg, quien en Londres-2012 ocupó la octava plaza. La holguinera le abrió el camino a la actual joven generación, hornada de muchachas con talento innato y fé en la victoria.

Sobre el trabajo de la lucha femenina y sus posibilidades en la venidera cita de Tokio, Granma conversó con el preparador de la escuadra nacional Filiberto Delgado.

–¿Cómo valora el trabajo de la lucha femenina cubana en todos sus niveles?

–Los resultados del colectivo de entrenadores son satisfactorios. Desde el inicio del cuatrienio nos planteamos participar en los Mundiales Juveniles y Sub-23, para ir creando una mentalidad ganadora en las atletas más jóvenes. Esta estrategia ha brindado varias medallas en estas lides. Ya vemos, incluso, resultados en eventos de mayores, como las cuatro preseas (una plata y tres bronces) ganadas en Lima-2019.

–La preparación de las mujeres en los deportes de combate es compleja. ¿Cómo lleva usted esa responsabilidad?

–Es una labor colectiva, no solo mía, hemos creado un buen ambiente en el grupo. Las apoyamos y tratamos de que sientan confianza en nosotros como formadores de valores. Mantenemos un vínculo estrecho con sus familiares y las tengo, a todas, como mis hijas.

–¿Considera que existe otra atleta con posibilidades reales de incluirse en la cita estival de Japón?

–Milaimys de la Caridad Marín (76 kg), posee la calidad y el potencial para lograrlo. En el Panamericano de Ottawa, clasificatorio para Tokio, se presentó en buena forma, pero cayó en los últimos segundos ante la brasileña Aline da Silva Ferreira, actual subcampeona del mundo. Confiamos en su talento, de seguro lo dará todo para convertirse en la cuarta integrante de nuestro equipo olímpico.

–¿Tras alcanzar la gloria olímpica como entrenador del equipo masculino, sueña usted con una presea femenina en Tokio?

–Nos preparamos con rigor para llegar a Tokio en buena forma deportiva, esa cita tendrá un nivel muy alto; sin embargo, nuestras metas siempre serán ambiciosas. Trataremos de honrar el apoyo recibido de las autoridades del Inder.



Deja tu comentario

Condición de protección de datos