domingo, 27 de noviembre de 2022

La Liga Mundial se escapa

Cumplida la mitad del calendario, el plantel cubano registra una actuación discreta. Sorpresa en el grupo B…

Rudens Tembrás Arcia en Exclusivo 08/06/2015
0 comentarios

La selección cubana cubrió ya la mitad de su calendario preliminar en la XXVI Liga Mundial de Voleibol, y con balance de una victoria y cinco derrotas —solo dos puntos en la tabla— prácticamente no tiene chance de clasificación a la final del segundo nivel que acogerá Bulgaria a inicios del mes de julio.

Fueron precisamente los búlgaros quienes casi sentenciaron a los alumnos de Rodolfo Sánchez en el estreno del evento en la Ciudad Deportiva de La Habana, al batirlos par de veces en cuatro sets con tanteadores de 25-19, 25-21, 24-26, 25-23 y 18-25, 25-20, 26-24, 25-23.

Ambos duelos estuvieron marcados por la presión de jugar en casa, aunque en verdad asistió muy poco público a las veladas de viernes y sábado en el coliseo, un hecho entristecedor si recordamos aquella magia que adornó a la Liga Mundial durante varios lustros.

De todas formas hubo presión, tensiones, nerviosismo, y ello pasó factura en los momentos claves de los encuentros, en el cierre de varios parciales que parecían ganados y se esfumaron por errores propios casi siempre.

Hubo momentos en que pudimos soñar con un levante, con una reacción, con par de triunfos que nos devolvieran a la disputa de esta veleidosa llave C, pero luego falló lo de siempre: la recepción, el servicio, el contragolpe, el ataque o todo a la misma vez.

El capitán y opuesto Rolando Cepeda tuvo un fin de semana de ensueño: en ambos partidos anotó más de 20 cartones y asumió el liderazgo que le corresponde por su rango y experiencia. Pero como “una golondrina no hace verano”, y sus esfuerzos no hallaron el acompañamiento necesario en otras figuras claves como los puntas Osmany Uriarte y Javier Ernesto Jiménez, los fiascos fueron inevitables.

A Uriarte se le vio mejor a la ofensiva, respecto a la reciente gira por tierras canadienses y argentinas, pero su recepción dejó bastante que desear y no logró concretar acciones importantes que habrían cambiado la historia del match.

A Jiménez le fue mal, pese a su constante voluntad de liderar el plantel y entregarse sin límites. A todas luces no anda en plenitud de forma física, luego de intervenir en la Liga Profesional Griega, pero también dio señales de ansiedad y desespero por hacer valer su calidad frente a la afición que tanto espera de él en estos tiempos.

Los centrales Liván Osoria y Dariel Albo rindieron mejores faenas, tanto al ataque como al bloqueo, pero aún distan de lo requerido ante oponentes de tanto oficio y potencia como los europeos, hombres que tocan la bola bien arriba y con la maestría necesaria para repetirse muy poco en su accionar.

Bulgaria vino a La Habana sin varios de sus estelares, a decir el opuesto Vladimir Nikolov, el auxiliar Todor Aleksiev y el pasador George Bratoev. Su DT Plamen Konstantinov calculó que podía sacar buen provecho de esa manera, tomando en cuenta las carencias de la nave caribeña, y lo consiguió.

No fue fácil hacerlo, como él mismo acuñó, y hasta pudo salirle mal su plan si nuestros hombres hubieran tenido la sangre fría suficiente para aprovechar los varios momentos de debilidad que sufrieron. Sin embargo, el cruzado Danail Milushev fue su paño de lágrimas un servicio de espanto y repetidos remates efectivos, ya bien para concretar el complejo uno o los contragolpes.

El fin de semana entrante tendremos la visita de Argentina, que este fin de semana dividió honores como visitante de Canadá. Los albicelestes llegarán con un segundo equipo y sin su timonel Julio Velasco.

La premisa ha de ser jugar cada vez mejor y lograr triunfos, aunque la clasificación a la final de cuatro ya no sea posible. Urge levantar la autoestima de cara al compromiso fundamental de la temporada: los XVII Juegos Panamericanos de Toronto.

Sorpresa en “el cielo”

Las acciones en el nivel élite de la Liga Mundial han centrado su atención en lo ocurrido en el potente grupo B, donde Estados Unidos y Polonia acumulan cuatro victorias sin derrotas, luego de barrer a los seleccionados de Irán y Rusia en las dos semanas iniciales.

Les recuerdo que los persas fueron los “eléctricos” de la pasada temporada, tanto en la Liga Mundial como en el certamen del orbe, mientras que los rusos son una de las armadas más potentes y prestigiosas del mundo del voleibol.

En el apartado A los brasileños vuelven a sobresalir (4-0) junto a los italianos (3-1), en tanto serbios (1-3) y australianos (0-4) marchan a la saga por el momento.

En la franja intermedia de la justaCanadá lidera el apartado C, Francia el D y Bélgica el E, noticias que se avienen a lo esperado.

El próximo viernes 12 de junio comenzarán las acciones en el nivel tres, la llamada zona de consuelo a la que ojalá no volvamos jamás los cubanos. Pero como pintan las cosas…    


Rudens Tembrás Arcia

Periodista de Trabajadores


Deja tu comentario

Condición de protección de datos