jueves, 23 de mayo de 2024

La cuarta estrella en voleibol es Cuba

Los muchachos decepcionaron en los dos últimos partidos. Cedieron ante colombianos y mexicanos de cara a obtener la posibilidad de disputar la cima…

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 03/08/2018
0 comentarios
Voleibol Cuba
En la discusión del bronce, México se impuso ante Cuba 3x2 sets (Foto: Federación Mexicana de Voleibol).

Radicalmente cambió el escalafón del voleibol en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe que acogió el coliseo Humberto Perea de Barranquilla, Colombia. Ya el quisqueyano no es el uniforme más visible, sino el de los boricuas tras batir a Colombia 3x2 sets.

Tampoco es parte de la cima la formación nacional. Ella cedió ante México en cinco parciales 3-2 (22x25, 20x25, 25x23, 25x22,15x8) y quedó fuera del grupo de los cuatro grandes. Esa actuación es una de las más pobres de la disciplina desde que interviene en la fiesta multideportiva instaurada en 1926. México ganó su sexta medalla de bronce en la historia de los Juegos, tras recuperarse de 0-2 déficit en sets, en un juego que inició con ambos equipos siendo cautelosos en sus movimientos pero con buen ritmo.

Los aztecas lograron el triunfo por su ventaja de 70-53 en ataques; ambos equipo anotaron 14 puntos de bloqueo y 4 de la línea de servicio. México perdió 33 puntos por errores y Cuba 20.

El atacador Jorge Barajas encabezó a México con 24 puntos, incluyendo 20 ataques y 3 servicios, apoyado por Daniel Vargas con 16 puntos (15 ataques) y por el atacante Julián Duarte, quien anotó 13 puntos. El opuesto Miguel Gutiérrez marcó por Cuba con 25 puntos, incluyendo 20 ataques y 3 servicios, seguido por el atacante Marlon Yant con 15 puntos.

Tras el inexplicable duelo, Pedro Rangel, capitán de México, dijo que todo el equipo estaba motivado para obtener el triunfo luego de haber caído ante Cuba en la ronda de grupos. “Tuvimos mucha paciencia para recuperarnos; no nos desesperamos entre nosotros y estuvimos tranquilos porque sabíamos que Cuba iba a entrar con mucha fuerza, ellos querían ganar en tres sets. Los primeros dos sets fueron complicados pero apretamos en el tercero, tomando mayor confianza y exigiendo con el servicio. Cambiamos la velocidad constantemente porque atacar muy rápido nos obliga a hacerlo muy bajo y ante un equipo tan alto como Cuba es muy embarazoso, entonces se atacó más alto”.

Jorge Azair, el entrenador de México, expresó: “Nos preparamos bien para este juego; afortunadamente reaccionamos, las sustituciones entraron bien haciendo el trabajo que les pedimos. Regresó Daniel Vargas con más tranquilidad y más fuerza; trabajamos en equipo, son unos guerreros estos muchachos. Los jugadores saben que sin importar el marcador, deben luchar todo el tiempo. Y hoy lo aplicaron”.

Los boricuas

No obstante ser inspirados por sus paisanos, los integrantes de la selección cafetera no pudieron acceder al montículo de la cita cuatrienal, porque su homóloga de Puerto Rico la relegó 3x0 (25x14, 25x21, 25x14). Así, los representantes de la Isla del Encanto cuentan con cinco medallas de oro en el evento, tras porfiar por ese glardón en nueve juegos. Los colombianos accedieron a una histórica presentación. Por primera vez se escuchó su himno nacional al cerrarse las hostilidades de la competencia.

Los nuevos campeones conformaron ventajas en todos los sectores del juego. En el apartado de la ofensiva, signaron 36-32, 9-5 en bloqueos y 7-2 en puntos de servicio; limitando sus errores a solo 10 puntos y anotando a través de 23 errores rivales.

El atacador Sequiel Sánchez comandó la ofensiva con 15 puntos (11 ataques), 2 bloqueos y 2 puntos de servicio. Lo acompañó el opuesto Maurice Torres con 14 puntos, incluyendo 10 ataques y 3 bloqueos, mientras que el central Steven Morales registró 10 puntos. El Central Kevin Carabali cerró con 10  puntos.

Venezuela en quinto lugar

El equipo de Venezuela domino al de República Dominicana 3x0 (25x17, 25x20, 25x11) en la pugna por el quinto lugar. Ambos equipos jugaron sin energía, con un ritmo lento y baja ofensiva sobre la red, contrario al juego de la ronda de grupos que fue más exigente. Venezuela desarrolló mejor sus habilidades en bloqueo, deteniendo cualquier intento por parte de los dominicanos.

La vinotinto aventajó a sus rivales 30-18 en ataque, con amplio margen de 10-3 en bloqueo, así como 8-3 en puntos de servicio. Venezuela hizo score a través de 27 errores rivales y cometió 13 errores. Balanceó su ataque entre los centrales Edson Valencia y José Verdi con 8 puntos cada uno, el opuesto Luis Arias anotó 7 puntos y el opuesto Jesús Gómez junto al atacante de esquina Ronald Rayola con 6 puntos cada uno. El opuesto Pedro García encabezó a República Dominicana con 9 puntos; el atacante Henry López y el central Richi Paulino aportaron 8 y 7 puntos respectivamente.

Sobre sus conclusiones finales del torneo, el entrenador Ronal Sarti de Venezuela dijo: “Hoy fue un buen resultado, a pesar de que el factor emocional influye mucho en juegos para definir posiciones. Creo que le afectó más al equipo contrario; el aspecto psicológico también hay que trabajarlo".

El venezolano José Gutiérrez, entrenador de República Dominicana, indicó que fue un juego anímicamente difícil: “La concentración no fue la misma, la entrega no es la misma; algo con lo que no estoy de acuerdo porque el atleta profesional debe jugar cada punto y compromiso con la misma responsabilidad. Esto es natural en nuestros países, el conformismo es lamentable y son cosas que nos corresponden formar desde la base. Hay deficiencias en el grupo que a pesar del buen resultado de hace cuatro años, no se trabajaron en las categorías menores y para mantenernos en el alto nivel se debe empezar desde abajo”.


Compartir

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos