martes, 6 de diciembre de 2022

Judo y Pesas, o de cómo se levanta un medallero

A solo cinco títulos se ha reducido la porfía por la cima del medallero general en los XXII Juegos Centroamericanos...

Julio Batista Rodríguez en Exclusivo 23/11/2014
0 comentarios

A solo cinco títulos se ha reducido la porfía por la cima del medallero general en los XXII Juegos Centroamericanos de Veracruz 2014, la delegación cubana consiguió en la jornada de este sábado 22 de noviembre alzarse con ocho coronas, mientras México solo lograba tres. Al amanecer de hoy Cuba marchaba segunda, con balance de 56 oros, 35 platas y 33 bronces, por detrás de los aztecas (61-48-63).

En esta ocasión fueron el judo, el levantamiento de pesas y el tiro deportivo las disciplinas responsables de engrosar la lista de medallas, y solo la única medalla de bronce de la cosecha sabatina correspondió al conjunto masculino de softbol.

Los pesistas cubanos, encabezados por el experimentado Iván Cambar dominaron tres de las cuatro pruebas masculinas del día, disputadas en las divisiones de 77 y 85 Kg. Cambar en su primera presentación no tuvo un desempeño acorde a la previsto y se quedó con 153 kg en el Arranque —válido para el segundo puesto—; pero en el Envión impuso nuevo récord para los juegos al levantar 191 kilos y la medalla de oro.

En tanto, Yoelmis Hernández dominó ambas pruebas en los 85 Kg, división en la que Cuba consiguió también las dos platas por intermedio de Yadier Núñez. Hernández, con marca de 205 Kg, sumó un récord al oro conseguido en envión.

Amén de que en estos Juegos Centroamericanos y del Caribe la halterofilia no premiará el Total (suma de Arranque y Envión), debe ser uno de los deportes que mayor cantidad de preseas aporte a nuestra delegación.

Por otro lado, los judocas acariciaron tres metales de oro, de los cinco puestos en disputa durante la jornada competitiva. La campeona mundial y olímpica Idalis Ortiz (+78 Kg), José Armenteros (100) y Yalennis Castillo (78) fueron los agraciados, mientras Andy Granda (90) y Oscar Brayson (+100) eran relegados al segundo escaño.

Como dato interesante, dos de las finales de hoy fueron decididas entre atletas nacidos en Cuba: Granda cedió en la final ante el atleta Isao Cárdenas, cubano que adoptó la ciudadanía mexicana y es hoy la primera figura de los aztecas en la división; y entre las damas Kenia Rodríguez cedió frente a Ortiz, quien no consiguió marcar ninguna acción válida ante su rival y ganó la pelea por las amonestaciones recibidas por Kenia.

Para este domingo restan sobre los tatamis las lides colectivas en ambo sexos, en las cuales Cuba es máxima candidata para imponerse por la altísima calidad de nuestros atletas y porque ningún equipo de nuestra área geográfica reúne cinco atletas capaces de plantar cara a las nóminas cubanas. De conseguir estas preseas doradas el judo culminaría con 15 títulos, uno por encima del conservador cálculo realizado por sus federativos antes de partir a tierras veracruzanas.

En el caso del tiro deportivo fueron las mujeres las responsables de mantener el buen paso de una disciplina que ya suma 12 coronas. Las dos de este sábado llegaron en la prueba de pistola de tiro rápido a 25 metros, donde las cubanitas vencieron en la prueba colectiva y en la individual con Laina Pérez, quien consiguió su tercer oro de la justa centroamericana.

Los tiradores cubanos suman también siete preseas plateadas y seis de bronce para liderar cómodamente la disciplina, mas esta cosecha podría ampliarse en los dos días que restan, especialmente con la participación de los hombres en la pistola de tiro rápido a 25 metros, modalidad en la que intervendrá Leurys Pupo, campeón olímpico de Londres 2012 en esta prueba.

El único bronce del día lo aportó el softbol masculino, víctima del elenco mexicano en la discusión del pase a la Gran Final. Los softbolistas antillanos no lograron descifrar los lanzamientos de Adrián Villalvazo y cedieron en extra innings con pizarra de 0-2. Ello constituyó la tercera derrota al hilo de los cubanos, quienes habían hilvanado cadena de cuatro triunfos consecutivos —uno de ellos ante México— antes de chocar con Venezuela, equipo campeón del certamen.

Otros deportes colectivos que ofrecieron alegrones fueron el hockey sobre césped (m) y el baloncesto (f), ambos clasificados ya a la discusión del título en sus respectivos certámenes.

Los varones del hockey doblegaron a la selección de Barbados con pizarra de 6-0, resultado que les abrió pasó a la final de esta deporte en Veracruz 2014, sumándose la clasificación lograda para la misma fase por las mujeres, quienes discutirán la corona este domingo.

Mientras, como se esperaba, las dirigidas por Alberto Zabala avanzaron sin preocupaciones sobre México (84-61) en la primera semifinal del baloncesto (f). Las cubanas encontraron algo de reistencia en los primeros cinco minutos del partido frente a las locales, tras lo cual solo existió un equipo sobre la cancha.

Cuba enfrentará por el oro al combinado puertorriqueño, el cual despachó a la República Dominicana a segunda hora. Las boricuas son las actuales campeonas de los Juegos, título conseguido en Mayagüez 2010 en ausencia de las cubanas, quienes no pierden un partido en estas lides desde 1970. Será, sin dudas, una final interesante convertida ya en clásico regional y, quizás, el único partido en que Cuba encuentre algo de resistencia por parte de sus rivales.

Aún así, las cubanas son amplias favoritas para quedarse con el cetro del baloncesto, y el resultado de este partido debe ser similar al de las finales de los dos últimos campeonatos Centrobasket, donde las nuestras se han coronado sobre Puerto Rico.

Breves observaciones

Resta aún una semana de competencia y Cuba no ha permitido que México se separe demasiado en el medallero. Cinco títulos no son una diferencia apreciable, máxime cuando restan disciplinas tan productivas para los cubanos como el boxeo, el atletismo y las luchas.

Si los anfitriones aspiraban en serio a llevarse el gato al agua en su patio y reeditar el primer puesto conseguido hace cuatro años en Mayagüez (en ausencia de Cuba), esta escasa diferencia les ha lanzado un balde de agua helada. Para conseguir tal meta, hubiesen necesitado a estas alturas una ventaja de, al menos, 30 medallas de oro.

Cuba, no es secreto ya, puede ocupar y ocupará la cima del medallero general de los Juegos. A los mexicanos, excelentes organizadores y poseedores de un movimiento deportivo envidiable y que ya rinde frutos, les queda una enseñanza elemental: “una cosa es con guitarra, y otra con violín”.


Julio Batista Rodríguez


Deja tu comentario

Condición de protección de datos