domingo, 27 de noviembre de 2022

Judo cubano preparará cakes

En el ya cercano mes de enero de 2016, Cuba será sede por segunda vez de un Gran Premio...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 09/10/2015
0 comentarios

El tiempo pasa al galope… Hace poco más de un año, en este mismo espacio de Cubahora, escribimos lo siguiente:

“¿Ha sido este viernes (6 de junio de 2014) la vez que más lindo hemos visto el Coliseo de la Ciudad Deportiva? No lo afirmamos, pero es muy posible. Una decoración atractiva. Dos tatamis. Luces especiales. Una temperatura acondicionada que satisfacía “al rey de los calurosos”. Audio de calidad y fuerte. Y cuando ya venían los rivales, un fragmento de la popular canción We are the champions… Sí, no hay dudas, todo eso se lo merecía el Gran Premio de La Habana de Judo (o Grand Prix), primer evento de ese tipo que se organiza en Cuba, el cual otorga puntos con vistas al ranking mundial y los Juegos Olímpicos de Río 2016”.

La competencia, de veras, resultó espectacular. Al final de ella se dijo que volvería a celebrarse en La Habana, no en 2015, sino en 2016. Pero, a cualquiera le podían quedar dudas de si era o no una frase diplomática, pronunciada por el rumano Marius Vizer, presidente de la Federación Internacional de Judo (FIJ).

Hay que reconocer que aquel anuncio resultó muy verdadero. El directivo visitó hace pocos días otra vez La Habana, a fines de septiembre. Y volvió a confiar en Cuba y en el judo de nuestro país.

LO QUE SE ESPERA

El Segundo Gran Premio de La Habana será los días 22, 23 y 24 de enero, de nuevo en el Coliseo de la Ciudad Deportiva, y a continuación se realizará allí mismo un campo de entrenamiento, del 25 al 27.

Vizer ofreció una conferencia de prensa, en la que se volvió a mostrar seguro de la organización de la sede y la calidad de la competencia.

“Estamos convencidos de que vamos a realizar un gran evento”, indicó.

“La federación internacional de mi deporte y yo amamos a Cuba, y queremos apoyar su judo. Sabemos que acá el deporte cubano hace grandes esfuerzos, a pesar de las situaciones económicas”, aseguró,

 “Estamos trabajando para hacer del Gran Premio todo un éxito. La federación internacional invertirá 500 000 dólares en la organización. Será muy beneficioso para la promoción del judo cubano, pero también para la región latinoamericana, pues es el único evento de este tipo reconocido en esta zona”.

Habló del más reciente Campeonato Mundial, en Astaná (Kazajistán), del 24 al 29 de agosto: “Ha sido uno de los más fuertes que se han desarrollado. En los últimos tiempos el nivel se ha incrementado”.

Y luego de su exposición inicial, contestando entonces a una pregunta, respondió:

“Sí, esperamos esta vez la participación de algunos países asiáticos, por ser ya la segunda edición, y la última competencia con esta categoría clasificatoria para los Juegos Olímpicos de Río 2016”.

Los cálculos relacionados con el Gran Premio andan por los 500 competidores, provenientes de 50 naciones.

ES BUENO RECORDAR…

Quizás se impone una pregunta: ¿Qué tal les fue en aquella primera edición a los competidores de casa?

Pues nada mal… En total conquistaron ocho preseas (2 de oro-2 de plata-4 de bronce = 8 en total), que casi les permiten finalizar en el primer lugar por naciones.

Las dos que resultaron invencibles fueron Yanet Bermoy (división de los 52 kilogramos) y María Celia Laborde (48). En plata quedaron Dayaris Mestre (48) y Magdiel Estrada (73). Y con bronce Aliuska Ojeda (57), Maricet Espinosa (63), Yalennis Castillo (78) y Oscar Brayson (más de 100).

En la tabla de medallas hubo cuatro países que pudieron terminar con dos o más coronas: 1.-Georgia (tres de oro-ninguna de plata-dos de bronce = 5), 2.-Cuba (2-2-4 = 8), 3.-Francia (2-2-1 = 5) y 4.-Rusia (2-0-6 = 8).

Llamó la atención, ¡fue noticia!, ver irse sin medallas a la cubana Idalys Ortiz (más de 78), campeona olímpica en Londres 2012 y mundial en Río 2013. Pero, trascendió que antes de la porfía tuvo problemas personales que no le permitieron entrenar bien.

Ahora, no lo duden, a tono con su jerarquía, y vergüenza deportiva, ella irá con todas las de la ley por el desquite.

Es Ortiz, claro está, la de mayores posibilidades de lograr una presea para nuestro país. En el masculino parecen ser José Armenteros y Asley González (si continúa recuperando capacidad física tras haber sido sometido a una intervención quirúrgica en un hombro). Pero, a este tema, el de las posibilidades, volveremos en otro momento.

La de enero va a ser una fiesta del judo en La Habana (más allá de los resultados que puedan concretar nuestros compatriotas). Y para ella, hablando en sentido figurado, no faltarán los cakes…


Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos