sábado, 3 de diciembre de 2022

Introducción innecesaria

Como parte de la cobertura mundialista, Cubahora comparte con ustedes la correspondencia que intercambiarán Charly Morales y Carlos Manuel Álvarez...

Javier Montenegro en Exclusivo 11/06/2014
0 comentarios
Cartas entre dos Carlos
La correspondencia entre los Carlos será uno de los espectáculos de nuestro especial.

Los sentimientos, las especulaciones y la pasión, sobre todo la pasión, siempre acompañan un evento como la Copa Mundial de Fútbol. Si además, el evento se celebra en Brasil, país del jogo bonito, pentacampeón del mundo y que además no ha podido alzar el trofeo en casa, el morbo le pone un condimento adicional a la cita.

¿Por qué la Copa del Mundo pone en vilo a los amantes de un deporte con reglas tan sencillas? Existe una magia inexplicable en esos noventa minutos donde veintidós hombres corren detrás de un balón sin un orden aparente. Nosotros, amantes del más universal, no somos capaces de hacer otra cosa que gritar los goles, apoyar a los nuestros, odiar a los rivales y defender los criterios más descabellados que salen de nuestras cabezas.

A veces el fútbol se comporta como una enfermedad, nos golpea fuerte y por un mes nos deja tumbados frente al televisor, viendo una y otra vez la repetición de los goles, como si se tratase del secreto de la vida y no fuésemos capaces de comprenderlo. Por eso, Cubahora no ha querido perder el chance de contar con dos enfermos de la número cinco. Ambos responden al nombre de Carlos; el primero es Charly Morales Valido, un viejo zorro del periodismo, amante de los deportes y conocedor de las filias que implica sentir un club. El segundo es Carlos Manuel Álvarez, un joven graduado hace apenas un año que muestra de una forma un tanto irrespetuosa su amor por la literatura y el deporte.

Durante este mes, los dos Carlos mantendrán una correspondencia sobre Brasil 2014 y pondrán sobre toda las cosas la pasión que sienten por el fútbol. Uno argentino y el otro brasileño, uno que vio jugar al barrilete cósmico y otro que lo ha revivido gracias a crónicas y grabaciones. Son muchas las diferencias entre ambos: edad, estilos, selecciones, y quizás eso sea lo genial de este espacio donde podremos leer las misivas de cada uno, esa heterogeneidad de criterios defendidos por dos autores con plumas privilegiadas.

Sin más preámbulos ni introducciones, es mejor dejarlos con la primera carta.


Javier Montenegro

Amante del fútbol desde el 4 de julio de 1998 y escribidor del más universal hasta el último día...


Deja tu comentario

Condición de protección de datos