sábado, 15 de junio de 2024

Hubo robo, pero inconstancia también

Los Domadores de Cuba cayeron hoy 2-3 contra Otamans, de Ucrania, lo cual constituyó su primer fracaso en la actual justa y así descendieron al segundo puesto del grupo A...

José Luis López Sado en Exclusivo 27/02/2016
0 comentarios

Como no me gusta justificar lo inexcusable, trataré de ser lo más claro preciso: los Domadores  de Cuba no mostraron hoy su real valía y cayeron hoy 3-2 contra los Otamans de Ucrania, en el Palacio de los Deportes de Kharkiv, en su tercera presentación en la VI Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés).

En la primera pelea, el subcampeón mundial Yosbany Veitía (52 kg) fue víctima de un evidente despojo y los jueces les dieron votación de 2-1 favorable a Maksym Fatych, quien ciertamente, mostró mucha más fogosidad y deseos que el espirituano. Pero en el boxeo se gana conectando los mejores golpes y esa fue obra de Veitía. Entonces, inmerecido triunfo de 2-1 (49-46, 50-45 y 48-47) para el local, que metía constantemente la cabeza y sus golpes nunca llegaron al rostro del criollo.

Viendo como iniciaban las cosas, el triple campeón mundial Lázaro Álvarez (60) no quería correr similar suerte, y con su mejor esgrima boxística, dictó el ritmo del combate y le pegó incontables swinnes por ambas partes del cuerpo a Viktor Slavinskyi para derrotarlo 2-0. Y si no fue 3-0, se debió a que el árbitro marroquí Ammour Abderahim vio la pelea igualada 47-47.

Con el match 1-1, le tocó el turno al campeón olímpico Roniel Iglesias (69), quien cayó 1-2 (48-47, 49-46, 47-48) ante el desconocido Sehii Bohachuk. El pinareño ganó sin contratiempos los dos primeros asaltos, dado su mejor arsenal técnico y más rapidez sobre el ring. Pero tal y como le ocurrió el pasado año, el físico le pasó factura y se mostró muy errático en sus combinaciones durante los tres rounds restantes. Es cierto que Roniel perdió su pelea. Pero anótenlo: uno de los jueces que lo vio ceder fue el marroquí Abderahim. 

Entonces, con el match 2-1 sonriendo para los locales, el imbatible tricampeón del orbe Julio César La Cruz (81) le dio una disertación de boxeo, tanto a la ofensiva como al contragolpe a Matsym Kots y lo apabulló 3-0 (doble 50-44 y 50-45). Sus movimientos de torso y esa velocidad de desplazamientos que posee, fueron letales.

Pero con el duelo empatado 2-2, Leinier Peró (+91) se distanció mucho de su tradicional ABC boxístico, estuvo muy lento y se vio superado cerradamente por Rostyslav Arkhypenko: 2-1 (47-48, 49-46, 48-47).   

Ciertamente, el robo del que fue objeto Veitía, inclinó la balanza a favor de los ucranianos. Pero el grupo de entrenadores deberá analizar con lujo de detalles los combates de Iglesias y Peró para que no se repitan actuaciones como esas.  

Con este, su tercer triunfo consecutivo, los ucranianos pasaron a comandar el grupo A, con nueve puntos, aunque poseen similar cosecha que Cuba: 12 victorias y tres derrotas, en trío de presentaciones.  


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos