martes, 21 de mayo de 2024

¿Hora de planchar los judoguis?

Con el judo cubano es apropiado confiar en la posibilidad de salir de un mal momento...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 20/09/2017
0 comentarios
Kaliema Antomarchi, judo
Kaliema Antomarchi(CUB) - Grand Prix Düsseldorf (2015, GER)

Los conteos de protección son asociados al boxeo. Sí, cuando el hombre (¡o ahora las mujeres!) se encuentran mareados, en malas condiciones. Hoy nos viene a la mente esa idea cuando en realidad vamos a escribir de judo.

Y es que pese al paso por nuestro país del terrible huracán Irma, seguro no ha faltado tiempo en los últimos días para análisis de todos los directivos, especialistas y entrenadores involucrados: ¡Los judoguis de los cubanos han estado algo estrujados!

Vuelvo a repetir una idea: Vamos a escribir y a leer sin alarmismos (hay muchas razones para confiar en una recuperación); pero ello no quita que nos parezca sentir un conteo de protección: 1… 2… 3… ¡Es la hora de salir a recuperar espacios perdidos!

RECORDANDO

Si aguzamos los oídos escucharemos muchas cosas. Entre ellas no solo el paso terrible de los vientos del huracán Irma. En el caso que nos motiva a escribir hoy, también oiremos los ecos del reciente Campeonato Mundial, celebrado en la en la Arena Laszlo Papp, en Budapest, la capital de Hungría (28 de agosto-3 de septiembre).

Seamos justos: Es verdad que esta escuadra era menos fuerte, como ya señalamos en otro material, por ausencias importantes y otros motivos.

Pero, escrito ello, el periodismo obliga a teclear ante la computadora: Se escribieron páginas grises allá en la “Perla del Danubio”, y todo ello se unió a otros momentos parecidos en los últimos tiempos.

Antes de seguir camino, y entrar en otros puntos, ha llegado el momento de recordar, en sentido general, el desempeño cubano en este reciente campeonato mundial.

Se ganó una sola medalla, el bronce de Kaliema Antomarchi (78). Esa presea tan esperanzadora permitió, del lobo un pelo, igualar el no buen desempeño del mundial anterior, en Astaná 2015, donde Idalis Ortiz (más de 78), una de las ilustres ausentes esta vez en Budapest, también quedó tercera.

La comitiva de nuestro país estuvo integrada por 13 judocas (cinco chicas y ocho varones), quienes ganaron 15 peleas y perdieron 13. El desempeño de Antomarchi, con su alentadora primera medalla en mundiales, nos dejó en el lugar 19, compartido también con españoles y colombianos.

Es oportuno recordar también que el judo se vuelve cada vez más competitivo. Las inscripciones preliminares en esta edición número 35 mencionaron a 796 atletas, provenientes de 136 naciones. Sí, eran cifras muy respetables, aunque no récords. A París 2011 acudieron 865 exponentes. Y en Río 2007 se reunieron exponentes de 138 países.

Estamos refiriéndonos, como también mostraba el afiche, al… Suzuki World Judo Championships 2017. Y el financiamiento de esa empresa japonesa, dedicada a la fabricación de automóviles (especialmente todo-terrenos y compactos), con premios en metálico, volvía más estimulante el deseo de quedar entre los mejor ubicados.

No es todo: en aras de impulsar a los ippones la federación internacional estableció una nueva alianza con la cadena estadounidense CNN.

RETROCESOS

Y, aunque en cuanto a medallas no se “retrocedió”, es inevitable que salgan a flote conclusiones bastante visibles.

Ahora vamos a dejar espacio para que hablen los datos de algunos desempeños cubanos en los últimos tiempos…

En Juegos Olímpicos:

Beijing 2008:

0 de oro-3 de plata-3 de bronce=6 en total.

Londres 2012:

1-2-0=3

Río 2016:

0-1-0=1

En Campeonatos Mundiales:

París 2011:

0-0-2=2

Río 2013:

2-0-0=2 (¡Oros de Idalis Ortiz y Asley González!).

Cheliábinsk 2014:

1-1-2=4

Astaná 2015:

0-0-1=1

Budapest 2017:

0-0-1=1

Los apuntes anteriores se vuelven imprescindibles. Sí, han estado medio arrugados en los últimos tiempos los judocas de nuestros compatriotas. Pero hay confianza en que los plancharán.

¿Por qué confiamos? Vamos también con un último dato: la medalla de Kaliema Antomarchi es la número 60 que conquistan en campeonatos mundiales. Vamos: ¡60 medallas hablan solitas!

¿Nos ha quedado algo por escribir en el tintero? ¡Claro que sí! Pero ello saldrá a relucir en un imaginario alargue a Regla de Oro: ¡El judo cubano tiene mucha tela por donde cortar!


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos