domingo, 4 de diciembre de 2022

Holguín, atracción navideña en Cuba

Holguín fue el equipo de la última semana y tiene oportunidad de seguir sumando en las dos últimas sub-series...

Rafael Arzuaga Junco en Exclusivo 23/12/2011
51 comentarios
Oscar del Rosario
Holguín pretende despedir el año desde lo alto del Este

Hoy es día de descanso en la LI Serie Nacional de Béisbol. Y amaneció con Holguín, sí Holguín, como el máximo ganador, con 12 triunfos, y con Cienfuegos y Villa Clara en la cima de las ligas Occidental y Oriental con promedios de .600 (9-6) y .667 (10-5), respecti-vamente.

Dos de las tres selecciones arriba mencionadas barrieron a sus rivales de martes a jueves: los líderes del Oeste a Granma, luego de vencerlos la víspera 5x2; y los de más victorias a Sancti Spíritus, nada menos que a Sancti Spíritus, después de superarlos 9x8 allí en el José Antonio Huelga, la valla de los Gallos.

Lo uno, el paso de los Elefantes cienfuegueros, podía pronosticarse. Lo otro, las cinco vic-torias sucesivas de los Cachorros contra Industriales y los espirituanos, parece obra de Mandrake El Mago, o de Felicio García, el DT debutante de los holguineros.

Es Cienfuegos un equipo en pleno crecimiento, máximo ganador y ocupante del tercer puesto en la Serie de Oro que ahora, quizás, está en condiciones de trocar las alhajas de un aspirante a la corona por el trono de los campeones.
Holguín no. Desde que, ayudado por todos los dioses del béisbol, ganara en aquel 2002 la Serie XLI, los Cachorros solo han sabido hacer honor a la historia anterior a la temporada de su cetro (en el torneo precedente fueron décimos). E inmediatamente, al año siguiente, en la Serie 42, ni siquiera se clasificaron para la postemporada y cayeron a la décima posi-ción.


Luego vinieron dos años peores aún, y quedaron en el undécimo puesto. En la campaña 2005-2006 fueron decimoquintos, en XLVI decimoterceros y a la siguiente otra vez déci-mos. Tuvieron un repunte en la XLVIII, cuando ganó La Habana, al colarse en la séptima posición. Pero otra vez descendieron al duodécimo escalón en la Serie 49 y en la Serie de Oro resultaron el segundo peor equipo del campeonato.

Vista su nómina, nada hizo augurar que los holguineros saldrían de la zona fría de la tabla de posiciones. Por el contrario. Sin Edilse Silva —regresó a su Santiago de Cuba—, el DT Felicio García no podía contar, potencialmente, con más de 40 extrabases y alrededor de 80 impulsadas; y sin Yunior Paumier, prácticamente se perdía a unos de los líderes en el club house, más unos 30 extrabases y unas 50 carreras impulsadas.

Eso, con el madero. En el pitcheo, Holguín utilizó nada menos que a 22 lanzadores en la L Serie, tres más que el otro equipo que más pitchers utilizó en la lid; y ahora se alistó con tres novatos y solo un serpentinero con experiencia en más de cinco Series Nacionales, Juan Enrique Pérez (antes de la temporada, 12 Series y récord de 60-70).

Sin embargo, es Holguín el equipo con mayor cantidad de victoria hoy (12) y junto con Vi-lla Clara el de más alto promedio (.667), nada menos que después de hilvanar una seguidi-lla de cinco victorias contra Industriales y Sancti Spíritus, uno, un histórico de la pelota cubana, otro, “peso pesado” del béisbol doméstico actual.

Y no puede decirse que su resultado se deba al mal paso de sus contrarios, aunque ciertamente tiene estadísticas que no explican su posición actual.

Con promedio de .304 (27 dobles-4 triples-15 jonrones) son séptimos en bateo, pero batea .274 con corredores en circulación, el lugar 12 entre los 17 equipos; y es el sexto equipo que más se poncha.

Con 4.43 de efectividad son novenos en promedio de carreras limpias (el bullpen tiene marca de 6-0 y siete salvamentos pese a regalar 32 boletos, diez más que los ponches y so-portar 11 jonrones).

Por último, con .977, está por encima de la defensa media del campeonato (.973) y se ubica en la sexta posición (el año pasado fueron uno de cuatro equipos con más de 10 passball y el séptimo al que más le robaron).

La clave de su paso pudiera estar en que, como no hizo nunca, aprovecha cada una de las grietas defensivas de los contrarios y ha tenido la concentración precisa para no fallar a la hora de definir los juegos en las postrimerías (por ejemplo, contra Industriales ganó 2x1; y versus Sancti Spíritus, de visitante, se impuso en un tie break 12x10 y a seguidas 4x3 y 9x8).

Lo cierto es que, cumplidas las primeras seis subseries para la mayoría de los equipos, Holguín está donde no lo imaginó ninguno de sus miles de seguidores y ha reclamado para sí la atención del entorno de la pelota cubana.

Después del descanso de hoy, los Cachorros reciben en el Calixto García a Guantánamo, un equipo que tiene para más, pero solo ha carburado para .500 (9-9), afectado por su pobre slugging y un pitcheo al que le batean .323, apenas menos que a Granma (.350) e Isla de la Juventud (.354).

Será esa la penúltima subserie del año y terminarán 2011, también a domicilio, frente a Camagüey, el equipo que más derrotas acumula en este comienzo.

Además del duelo Holguín-Guantánamo, este sábado se reanudan las hostilidades con los enfrentamientos Pinar del Río-Las Tunas, Mayabeque-Ciego de Ávila, Isla de la Juventud-Villa Clara, Metropolitanos-Sancti Spíritus, Cienfuegos-Industriales, Camagüey-Artemisa, y Granma-Santiago de Cuba. Descansa Matanzas.

La tabla de posiciones en la Liga Occidental marcha como sigue: Cienfuegos (9-6), Matan-zas (10-7), Artemisa (10-8), Industriales (9-8), Pinar del Río (9-10), Sancti Spíritus (8-10), Mayabeque (5-10), Metropolitanos (5-10) e Isla de la Juventud (3-12). Y en la Liga Orien-tal así: Villa Clara (10-5), Holguín (12-6), Santiago de Cuba (10-7), Las Tunas (10-7), Ciego de Ávila (9-7), Granma (10-8), Guantánamo (9-9) y Camagüey (5-13).


Rafael Arzuaga Junco


Deja tu comentario

Condición de protección de datos