domingo, 4 de diciembre de 2022

Higuaín, Ericksen y el pulso igualado en Turín

La Juventus italiana y el Tottenham inglés igualaron 2-2. Manchester City goleó 4-0 al Basilea suizo...

José Luis López Sado en Exclusivo 14/02/2018
0 comentarios
La champion league
Inicio de la fase de octavos de final de la Champions League de Fútbol

La paridad se reflejó en el pizarrón del Juventus Stadium, de Turín, en el inicio de la fase de octavos de final de la Champions League de fútbol. Pero el 2-2 rubricado como visitante por el club inglés Tottenham frente a la Vecchia Signora italiana, cuando perdía 0-2 al minuto nueve de partido, le eleva el ego —y ya lo tiene bastante alto en la Premier League— al valiente cuadro del técnico argentino Mauricio Pochetino, porque valen doble los goles en terreno ajeno.

Los primeros compases del juego levantaron al graderío y dejaron un récord para el trascendental certamen europeo, pues el delantero Gonzalo Higuaín mostró sus reales dotes —cuando no hay presión alguna en canchas locales— y marcó un doblete en ocho minutos y siete segundos. Esto presagiaba una goleada local, que jamás fructificó.

Su primera diana llegó en el minuto 2. Derribado Pjanicj, cobró rápido la falta y el “Pipita” Higuaín, de primera y con una elegante volea, la anidó en la valla defendida por el cancerbero francés Hugo Lloris. Y apenas seis minutos y siete segundos después, el volante Bernardeschi es bajado por el defensa galés Ben Davies y el árbitro alemán Felix Brych marcó el penal, transformado con acierto por el propio delantero, que tanta deuda de goles tiene con Argentina.

Pero, con ese 2-0 favorable, en Italia solo se concibe la estrategia —que respeto, pero jamás compartiré—, de cerrar cada vez más el candado defensivo, como si fuera poco el sistema de 4-5-1 que lleva al gramado el director técnico Massimilano Allegri, quien dio la orden fuerte y clara: hasta el mismísimo Higuaín tiene que jugar en terreno local y debe estar preparado para un contragolpe junto al veloz brasileño Douglas Costa.

Los ingleses, con el balón que le regaló su rival, fueron en busca del descuento. Pero no podían quebrar el muro de contención italiano, entre otras razones, por el manotazo providencial del cancerbero Gianluiggi Buffon ante un peligroso cabezazo del letal delantero Harry Kane, en el minuto 26.

Pero en el 26’, Higuaín volvió a demostrar su inseguridad cuando hace falta dar la cara, y falló un gol casi cantado, que solo celebraron los 2 500 espectadores ingleses presentes en la grada.

Los ingleses se adueñaron del balón y, con las espectaculares recuperaciones de Dembelé en el medio campo, y las habilidades en los trazos y disparos del talentoso volante creativo danés Christian Eriksen, quien se gastó un partidazo, lograron acortar distancias en el minuto 35. Delle Ali se apoderó de una esférica y se la cedió a Ken, quien de zurda y raso, la mandó a guardar en la cabaña de Buffon.

Y a solo cinco minutos del pitazo para el final del primer tiempo, Serge Aurier derribó en el área a Douglas Costa. El técnico italiano le dio la misión a Higuaín para que cobrara ese segundo penal. Y se repitió la historia: lo falló cuando podría marcar el 3-1 que, a la postre, hubiese sido definitivo.

Ya en el complementario, al minuto 71, Giorgio Chiellini tumbó innecesariamente a Delle Ali en la frontal del área. Y Eriksen, un chico que dará mucho que contar en la venidera Copa del Mundo Rusia 2018, buscó el primer poste y su tiro raso, a balón parado, fue incontestable por Buffon, para signar el empate 2-2.

El Tottenham, invicto en la fase de grupos de esta Champions League, en la cual derrotó y empató con el monarca exponente Real Madrid, ya sueña con un triunfo u otra igualdad con menos de dos goles, en el partido de ida del venidero mes, en Inglaterra.

En el otro partido de la fecha, el Manchester City inglés le endosó escandalosa goleada de 4-0 en rol de visitante al Basilea suizo, con tres dianas en el primer tiempo. El alemán Ikay Gündogan marcó dos veces, en tanto el portugués Bernardo Silva y el argentino Sergio “Kun»” Agüero consiguieron una diana per cápita.

Este miércoles, en el día de San Valentín, se disputarán dos partidos en esta fase de octavos de final: Real Madrid español-París Saint Germain francés, y Porto lusitano-Liverpool inglés, siempre en terreno de los primeros.

Al monarca exponente cuadro madridista, y a su DT Zinedine Zidane, solo les vale una victoria. Un empate no sería tan repudiado. Pero una derrota en su feudo, frente al letal tridente de Mbappé, Cavani y Neymar, (casi) le costaría el banquillo al técnico galo… y la rechifla acompañaría al cuadro merengue en el estadio Santiago Bernabéu, pues los hinchas ya han soportado, bastante, la incapacidad de triunfos en la Liga española. ¿Qué me dicen?


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos