martes, 21 de marzo de 2023

Hablando con Superman

El estelar taekwondista Steven López revela curiosas interioridades...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 28/07/2015
0 comentarios

Les cuento algo. Yo estaba sentado en la sala de prensa del Centro Deportivo Mississauga, monitoreando a través de la televisión la llegada de la hora del combate de nuestro compatriota José Ángel Cobas (en definitiva un gran campeón). Entonces vi tirado muy adolorido en el tapiz a toda una leyenda del taekwondo, el estadounidense de origen nicaragüense Steven López. El “olfato periodístico” me funcionó. Y fui en plena carrera a hacia la zona de entrevistas para esperarlo. A ver si quería hablar conmigo…

Una doctora le trabajó enseguida la zona afectada. El combate prosiguió, los dolores también…, pero a muy pura voluntad salió de allí con la medalla de bronce.

En la llamada Zona Mixta yo debía esperar a que pasara primero por delante de medios televisivos, como la cadena estadounidense ESPN, que le hizo ante cámara una entrevista… ¡nada corta!

Yo iba pensando mientras tanto:

¿Nos daría a nosotros unas declaraciones, una vez ya entrevistado, sin medalla de oro, con ese dolor en el hombro..? No lo sabíamos. Había que esperar.

Terminó al fin con ESPN. Siguió el camino por el pasillo, casi nos pasaba por el lado sin mirarnos,  lo felicitamos, nos presentamos como periodista cubano, y… ¡aceptó!

-¿Satisfecho con esta medalla de bronce?

-Quería ganar la de oro. Pero tengo uno de mis hombros roto. Llevará ahora una cirugía. Desde la primera pelea me sentí muy mal. Creo que una de bronce fue algo muy bueno para mí.

-A los 36 años sigues muy motivado, acabas de demostrarlo. ¿Hasta cuándo piensas seguir?

-En principio hasta los Juegos Olímpicos de Río 2016, en los cuales espero poder alcanzar la de oro. Serían mis quintos Juegos Olímpicos. Gané los de Sydney 2000 y Atenas 2004, la de bronce en los de Beijing 2008, y participé en los de Londres 2012. Llevo 21 años en el equipo nacional de Estados Unidos.

-Una pregunta por respeto. Pienso calificarte como Superman. ¿De acuerdo?

(Se ríe, y así parece que en ese momento no le doliera el hombro).

-Sí.

-¿Y se podría decir que piensas retirarte después de Río?

-Nunca quiero decir que termino. Ahora llegaré a Río. Y después de ese momento adoptaré una decisión.

-Como sabes los gobiernos de Estados Unidos y de Cuba han decidido reestablecer relaciones diplomáticas. ¿Qué piensas de ello?

-Para mí hace mucha falta. En 1996 estuve en La Habana, en un panamericano de nuestro deporte.

-Y lo ganaste…

-Sí, así fue. Me encantó la gente, el pueblo, la ciudad, la comida…

A su lado se encontraba todo el tiempo su hermano y entrenador, Jean López, quien nos dijo:

“Él posee un gran talento. La idea era no ponerlo en una situación de peligro, por su lesión. Pero que compitiera era algo muy importante mentalmente para él”.

No se podía abusar tampoco de la amabilidad del entrevistado, ni olvidar el dolor en su hombro, por lo que a modo de despedida les di las “Gracias”.

Y entonces siguieron felices su camino Superman y su hermano…


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos