domingo, 19 de mayo de 2024

Ganar la revancha, última carta de Cuba

La selección masculina de Cuba afrontará en Berlín una revancha en su tercera y última oportunidad de disputar el torneo de voleibol en los Juegos Olímpicos de Londres 2012...

Rafael Arzuaga Junco en Exclusivo 07/06/2012
0 comentarios
Equipo masculino de Voleibol
Cuba tendrá su última oportunidad en este preolímpico.

República Checa (8 de junio, 11:00 de la mañana, hora de Cuba), Alemania (9 de junio, 12:00 del mediodía) e India (10 de junio, 8:00 de la mañana). En este orden, he aquí los tres escalones que separan a la selección masculina de Cuba del torneo de voleibol de los XXX Juegos Olímpicos, Londres 2012.

Durante el próximo fin de semana, y contra esas selecciones, las huestes del DT Orlando Samuels no solo se juegan el regreso de los hombres a la lid olímpica, 12 años después; también apuestan la última carta del archipiélago por participar al menos en uno de los deportes colectivos inscripto en la cita.

Ya debe estar acomodado en Berlín el equipo cubano, que por tercera y última vez procurará los boletos a la capital británica y, para consumar el propósito, tiene un gran obstáculo, no invencible, en la selección local, Alemania.

Sin menospreciar el talento de checos e hindúes, de menor recorrido y alcurnia en el volei-bol mundial, el torneo preolímpico organizado en la capital alemana es una especie de revancha de una competición similar disputada vísperas de los XXIX Juegos Olímpicos, que dejó eliminado a los antillanos y alisó el camino de los teutones a Beijing, capital de China.

En los días finales de mayo, aquel 2008, la ciudad de Dusseldorf reunió a Taipei de China, España, Cuba y Alemania, que, en la segunda fecha, con un triunfo 3-2, le asestó un duro mazazo a nuestro voleibol.

Son Alemania y Cuba los favoritos para hacerse con el único boleto puesto en disputa en la lid, y, junto a otros tres sextetos también por definir en eventos de calificación, completar el grupo de 12 contendientes.

Rusia, Polonia y Brasil fueron los primeros con cupos olímpicos, a propósito de copar, en ese orden, el podio de la Copa del Mundo, primer torneo clasificatorio, disputado entre el 20 de noviembre y 4 de diciembre de 2011.

También figuran en la lista Túnez (ganador del torneo africano de clasificación), Estados Unidos (campeón del torneo de clasificación en Long Beach), Italia (dominador en el torneo europeo de clasificación) y Argentina (primero en el torneo sudamericano de clasificación), más Gran Bretaña, asegurada por su condición de sede.

Entre los aficionados a los deportes en Cuba, la pregunta es si la nómina, liderada por el auxiliar Wilfredo León, está en condición de garantizar un lugar entre las naciones que lidiarán por el título en el Earls Court de Londres.

Y la respuesta, la mía quiero decir, es sí, aunque un amigo muy conocedor de este deporte, periodista ya retirado, Sergio Gómez, me advierte que si lo logran será una verdadera proeza.

Digo sí, y sé que es atrevido, porque todo se reduce a —además de vencer a checos e hindúes, claro— jugar al tope del potencial el segundo día, para vengar aquella derrota contra el sexteto alemán que aún se recuerda y, de paso, disputar los primeros juegos desde Sydney 2000.

A las órdenes de Raúl Lozano, Alemania tuvo un progreso que la llevó a codearse —y tutear— a muchos de las selecciones más sólidas del planeta, principalmente las europeas. Pero el ciclo del DT argentino terminó y tomó el testigo Vital Heynen, DT que en su época de jugador vistió 150 veces la casaca de la selección de su país, Bélgica.

En la actual Liga Mundial, su participación internacional más reciente y por tanto la referencia primera de cara al preolímpico, los alemanes lideran el Grupo D con seis puntos, producto de dos victorias (3-0 ambas, contra Portugal y Argentina) y una derrota (1-3, versus Bulgaria, otro que buscará un cupo olímpico de viernes a domingo próximos).

Marcus Bohme, Marcus Popp, Denys Kaliberda, Gyorgy Grozer, Lucas Kampa y Max Gunthor, más el líbero Markus Steuerwald, integrantes de la formación titular de Heynen, que se ha repartido el protagonismo casi a partes iguales.

También han tenido minutos Patrick Steuerwald, Jochen Schöps, Christian Dunnes y Robert Kromm.

Se trata de un grupo de jugadores con mucho recorrido juntos, con presencia física en el centro de la net y buen trabajo en el bloqueo, más estabilidad en el rendimiento.

Son fuertes, exactamente, donde Cuba es débil.

Sin Osmany Camejo, Raidel Hierrezuelo, Roberlandy Simón y Yoandy Leal, las cuatro últimas bajas del equipo, los técnicos cubanos debieron forzar el crecimiento de otros jugadores y, aún, no han podido lograr grandes rentas.

En el preolímpico de Long Beach fue tercero, detrás de Estados Unidos y Canada, sobre todo por la inexperiencia y rendimiento inestable de los jóvenes voleibolistas. Aunque después, ha enseñado mejor cara.

Incluido en el Grupo A, junto a Rusia, Serbia y Japón, los cubanos son segundos con cinco unidades, una menos que los serbios. Los antillanos barrieron 3-0 a los japoneses, perdieron 1-3 versus los líderes y vencieron a una formación B del campeón mundial, Rusia, también ganador de cinco puntos.

Con León, tienen la titularidad su homólogo Henry Bell, el opuesto Fernando Hernández, los centrales Isbel Mesa y David Fiel, el acomodador Yohandri Díaz y el líbero Keiber Gutiérrez.

Pueden ser importantes también los aportes del otro líbero, Gustavo Leyva —incluido por Lázaro Fundora—, el auxiliar Rolando Cepeda —que no acaba de establecerse en el sexteto regular—, además de Danger Quintana, Lian Sem Estrada o Yordan Bicet.

Un defensa débil en la zona tres y nula contribución en ataque. Esa es la sombra de un grupo de jugadores, psicológicamente inestable, sin virtuosismo en el segundo toque y que tiende a padecer una “leondependecia” que facilita la lectura del juego de sus contrarios.

Fortaleza física. Esta es su mejor arma y deberán apelar a su condición atlética para extender los puntos, los sets, el partido y aumentar sus chances de ganar.

Como se ve, es muy complicado el empeño. Ya lo ha dicho el avezado DT Orlando Samuels. Pero Cuba, así lo veo, tiene las mismas posibilidades de clasificarse que Alemania. Ni más ni menos.

Eso sí, el sueño olímpico de los voleibolistas cubanos solo se hará realidad si juegan al máximo de su potencial estos muchachos, que ya no tienen chance de errar y, además de intentar superar sus propias carencias, deberán luchar contra la condición de local de su principal adversario.

Un factor (otro) a considerar.


Compartir

Rafael Arzuaga Junco


Deja tu comentario

Condición de protección de datos