miércoles, 24 de abril de 2024

Gallos "trasquilados" ante látigos de Domadores

La franquicia cubana barrió 5-0 al elenco francés, en la categoría C-1

José Luis López Sado en Exclusivo 28/05/2018
0 comentarios
Boxeo nuevo 1
Damián Arce venció a Samuel Carmona por 3-0 (Abel Rojas Barallobre / Cubahora)

Los Gallos de Pelea de Francia vinieron a La Habana por lana y salieron trasquilados. Antes del duelo contra los Domadores de Cuba, por el cotejo de vuelta semifinal de la VIII Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés), el entrenador de la franquicia gala había pronosticado un triunfo 4-1, pues contaba con el empuje de tres púgiles profesionales, en la categoría C-1.

Pero este viernes, los alumnos del jefe de entrenadores “desplumaron” a los Gallos. La “inhospitalidad” competitiva mostrada fue tan grande y la paliza tan brusca que, precisamente a ese cacareado trío de boxeadores rentados, no les dejaron terminar sus respectivos combates. 

Con este inobjetable éxito, el match global finalizó 8-2 favorable a los Domadores, si se suma el duelo de la semana anterior, en París. Así, los cubanos aseguraron el primer boleto para la gran final de esta VIII WSB.

De iniciar la barrida se encargó el campeón nacional Damián Arce (49 kg), un portento físico que, conocedor de su escaso ABC boxístico, sabe que su arma para vencer es el ataque continuo sobre el oponente, para agotarlo. Y así fue como diseñó su combate frente al refuerzo español Samuel Carmona, quinto lugar olímpico en Río de Janeiro 2016.

Este fogoso agramontino buscó la corta distancia, le tiró golpes de todo tipo durante los 15 minutos de combate, le cerró las salidas al rival y apenas lo dejó contraatacar para vencerlo 3-0 (doble 50-45, 49-46).

Luego, el bicampeón olímpico Robeisy Ramírez fue quien más resistencia tuvo de Samuel Kistohurry, que en ocasiones empleó bien su recto de derecha. Pero el cienfueguero fue más efectivo en su golpeo y defendió bien de manos y movimientos de torso. Es cierto que llegó algo agotado al quinto round, pero ya había sacado la ventaja necesaria. Así lo apreciaron los jueces y le dieron su voto por 3-0 (doble 49-46, 48-47).

Robeisy Ramírez se impuso ante Samuel Kistohurry por 3-0 (Foto: Abel Rojas Barallobre/ Cubahora).

Con el éxito del sureño, los Domadores se pusieron delante 5-3 en el match, de manera global. Y los galos, como no concurrieron con un púgil en la división de 69 kilogramos por si se daba un empate 5-5, estaban obligados a ganar las tres peleas restantes.

Para ello, su entrenador había comentado en la conferencia de prensa que contaba con los puños del trío de púgiles profesionales con los que se aparecieron. Pero ese aval de púgil rentado, de poco les valió ante la mejor esgrima boxística de los amateurs cubanos. El trío fue cayendo como castillo de naipes, uno tras otro, molidos a golpes por los puños caribeños. El arte, una vez más, se impuso al músculo.

El campeón mundial Andy Cruz (64), le iba recetando una clase práctica de boxeo a Morgan N´Dong durante dos asaltos y en las tres distancias. Pero a mediados del tercer round, aprovechó un fallo del rival al tirar una izquierda, y lo contraatacó con un potente derechazo al mentón para noquearlo espectacularmente.

Andy Cruz se enfrentó a Morgan N´Dong (Foto: Abel Rojas Barallobre/ Cubahora).

Habían comenzado mal los profesionales. Primero, porque ya Cuba había asegurado el match. Y segundo, porque fue una paliza la que le recetó el matancero a su rival.

En el cuarto combate, el titular olímpico y del orbe Arlen López (75 Kg) le pegó swinnes y ganchos tan fuertes en el tercer round a Martin Owuno, que el entrenador decidió detener el combate y no exponerlo en el cuarto asalto. Victoria del guantanamero por abandono.

Arlen López venció a Martin Owuno por abandono (Foto: Abel Rojas Barallobre/ Cubahora).

“Es bueno enfrentarse a estos boxeadores que se han desempeñado en circuitos profesionales. Ojalá los podamos seguir viendo en estos eventos, porque así podemos demostrar la real calidad del boxeo cubano. Hubiera querido que la pelea hubiera llegado al quinto asalto, pero los entrenadores franceses decidieron no exponer más a su representante”, comentó Arlen a Cubahora tras finalizar el combate.

Y finalmente, en un pleito de mucha conversación y gestos innecesarios sobre el ring, el monarca mundial Erislandy Savón (91 kg) no tuvo piedad del también púgil rentado Sylvain Luce y, a puro jab de izquierda combinado con golpes de derecha, obligó al entrenador a tirar la toalla en señal de abandono, en el quinto asalto.

Erislandy Savón derootó a Sylvain Luce (Foto: Abel Rojas Barallobre/ Cubahora).

Tras este triunfo, los Domadores acceden a su quinta final consecutiva en la WSB. Su actual balance es de dos títulos y par de segundos lugares. Si se suman las cuatro participaciones anteriores, más lo que va de esta, la rúbrica de los discípulos de Acebal es de 151 victorias y 14 derrotas, algo espectacular.  

Los Domadores esperan ahora por el cartel de vuelta previsto para hoy, en la otra semifinal que disputan Astana Arlans, de Kazajstán y Corazones de León británicos, la cual marcha 3-2 favorable a los kazajos.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos